10 de noviembre de 2012

Lo que Inda se olvidó de incluir en su libro sobre Urdangarín


El confidencial / UCR
En el oportuno libro Urdangarín, un conseguidor en la Corte del rey Juan Carlos (Esfera de los libros), escrito por los periodistas del diario El Mundo Eduardo Inda y Esteban Urreiztieta, se detallan cuatro reuniones clave en el caso del que actualmente entiende la justicia. La primera tuvo lugar entre el Rey, con asistencia del Príncipe de Asturias, y el propio ex jugador de balonmano. Un encuentro tenso en el que al duque de Palma le quedó claro que en La Zarzuela soltaban amarras y que lo que deseaban el monarca y el que aspira a serlo es que pusiera tierra de por medio. Él, chulesco, les respondió: “Aquí todo el mundo hace lo que le da la gana… ¡pues yo también!”. 

Otra, entre don Juan Carlos y su hija la infanta Cristina, propiciada por la reina Sofía, en la que su padre le echó una bronca fenomenal y le pidió que se alejase del “conseguidor".

La tercera, cuando en la fiesta de su 40 cumpleaños, organizada en su honor por la infanta en su palacete de Pedralbes, pidió ayuda económica a su cuñado porque no podía hacer frente -20.000 euros mensuales-a la hipoteca del susodicho inmueble. Don Felipe, dicen los autores, le mandó a paseo y le recordó que en la Familia Real cada uno se paga su casa.

Pero el libro también nos relata con todo lujo de detalles la reunión de Zarzuela del 6 de julio de 2004, en la que el Rey puso en suerte a su yerno el toro valenciano. “Ahora pasad con Alberto Aza a una sala anexa, que Iñaki os quiere contar un proyecto”, comentó a Paco Camps y Rita Barberá, que habían acudido a Palacio a hablar de la Copa América. Dos meses después, ambos le adjudicaron a dedo el primer Valencia Summit por 1,1 millones de euros.

Inda y Urreiztieta han olvidado recordar en el libro, según su propio testimonio, que el Rey instó al dueño del imperio LVHM (Louis Vuitton, Hermès y Möet), Bernard Arnault, a dar 200.000 euros al marido de su hija. La primera fortuna de Francia se mosqueó, no entendía nada, pero al final accedió a astillar 100.000. Este episodio, sin embargo, no apareció finalmente en el libro.