15 de diciembre de 2012

Alegaciones contra el traslado del CIP Donapea

¡No más regalos a la universidad del Opus! ¡Defendamos la educacion pública! El Gobierno de Navarra ha abierto un proceso de participación en relación con el PSIS de Donapea o PSIS del Campus de FP que pretende impulsar. Interesa que reciba cuantas más aportaciones mejor de personas que se opongan al traslado del CIP Donapea de su emplazamiento actual para entregar la parcela a la universidad privada. En el modelo que te presentamos a continuación puedes realizar tu alegacioón que, una vez cumplimentado con tus datos, puedes presentar hasta el 19 de diciembre en cualquier registro del Gobierno de Navarra o a través de la página web (con DNI digital y certificado electrónico) siguiente:

Modelo (para copiar y pegar con un datos en un documento de word)
AL DEPARTAMENTO DE FOMENTO
DEL GOBIERNO DE NAVARRA

D./Dña. …………………………………………………………. , con DNI nº ………………………… y domicilio en ……………………………………….. en nombre propio


EXPONE

Que en relación con el procedimiento de Participación pública en el proyecto de Plan Sectorial para la implantación de un Campus público de Formación Profesional formula las siguientes


ALEGACIONES


1ª.- No está justificado un “Campus público de Formación Profesional”.

Se pretende justificar que el nuevo Campus de FP es una aspiración del Departamento de Educación y que “como consecuencia de la iniciativa anterior promovida por el Gobierno de Navarra, la Universidad de Navarra ha mostrado su interés en adquirir las instalaciones del CIP Donapea que quedarán en desuso”. Lo cierto es que lo único inamovible en las propuestas del Gobierno de Navarra es su interés en facilitar a la Universidad privada la obtención de esa parcela. El Gobierno de Navarra está subordinando los intereses generales y el sistema educativo público navarro a los intereses privados, en este caso a los de la Universidad de Navarra.

La Universidad de Navarra dispone de capacidad edificatoria más que suficiente en sus propias parcelas para poder construir los tres centros de investigación médica que figuran en el mencionado protocolo sin necesidad de interferir en el desarrollo de los centros educativos públicos. Las sociedades vinculadas a la Universidad de Navarra son propietarias de numerosas parcelas dentro de su campus universitario gran parte de las cuales están sin edificar, en total unos 431.000 m2 de terreno edificable. El Defensor del Pueblo en respuesta a la queja planteada el 27 de junio de 2012 por 94 personas, todas ellas integrantes de la comunidad escolar del CIP Donapea, sugiere al Departamento de Educación que valore si es posible compatibilizar el mantenimiento de las instalaciones del CIP Donapea con la futura implantación de los tres nuevos centros de investigación biosanitaria.


2ª.- Improcedencia de trasladar el CIP Donapea de su ubicación.

El traslado del CIP Donapea no es una prioridad, ni siquiera es una necesidad, y únicamente se ha puesto sobre la mesa por el interés de la Universidad de Navarra de hacerse con su parcela para ampliar su propio campus. No hay motivos pedagógicos, educativos, de organización escolar o de falta de espacio que justifiquen un traslado. Se trata de un centro que se
encuentra en un lugar muy apropiado para el estudio y la docencia y con posibilidades de crecimiento y de adaptaciones. Después 30 años basta con su mejora en su ubicación actual con la inversión necesaria para ello, arreglando las deficiencias de calefacción y otras y ampliando las instalaciones si hace falta, porque hay terreno suficiente (23.000 m2). En un contexto en el que el sistema educativo público cuenta con tantas instalaciones obsoletas, inadecuadas e insuficientes por toda Navarra no tiene sentido trasladar un centro que con una pequeña inversión está en perfectas condiciones de seguir prestando servicio.

El traslado del CIP Donapea ha sufrido el rechazo social desde un principio. La mayoría sindical representante de los trabajadores de la enseñanza pública se opone a este traslado. La comunidad educativa de este centro y el personal no docente considera que no es necesario el traslado, que no hay razones pedagógicas, educativas o de espacio para ello.


3ª.- Traslado de la IES Sanitaria.

Al contrario que el CIP Donapea, sí es cierto que la ETP Sanitaria necesita una solución inmediata a sus problemas de ubicación, solución que se puede resolver con mucha menos inversión de la prevista en el proyecto de Campus de FP. Procede el traslado de la ETP Sanitaria al solar de Etxabakoitz Norte donde se ubicó el antiguo Centro San José, construyendo para ello un edificio mucho más pequeño que el previsto y por tanto de menor coste. El propio documento de difusión del Gobierno de Navarra reconoce que la situación de cercanía a centros sanitarios es fundamental y estratégica.


4ª.-La alternativa de Lezkairu.

El documento de difusión plantea como alternativa al solar de Etxabakoitz Norte la parcela de Lezkairu que estaba destinada a edificar el “Complejo médico tecnológico”. Una opción innecesaria, dado que la mejor ubicación para el CIP Donapea, como hemos dicho, es Donapea, y la mejor ubicación para la ETP Sanitaria es el entorno del complejo hospitalario. Se trata de 23.000 m2 de propiedad municipal para usos dotacionales públicos que deben mantenerse en reserva para el “Complejo médico tecnológico”, si llega a realizarse pasada esta etapa de crisis económica o, en su caso, para otra dotación.


5ª.- Inviabilidad económica del proyecto.

El propio consejero de Fomento del Gobierno de Navarra reconoció el pasado 14 de noviembre en rueda de prensa que no se podría financiar con la venta del solar de Donapea a la Universidad de Navarra. El consejero afirmó que “la parcela de Donapea, si uno examina los valores catastrales, no llega ni mucho menos a la inversión que se quiere hacer” y que “se va a tener que gastar bastante dinero”. Conclusiones contrarias a las que se habían sugerido con
anterioridad, que la operación requería escasa financiación porque el coste del nuevo Campus de FP se sufragaría con la venta de la parcela de Donapea.

El Gobierno de Navarra reconoce que de la venta del solar de Donapea no se obtendrán ni de lejos los 25 millones que cuesta el nuevo Campus, tampoco aporta esa financiación desde los presupuestos generales de Navarra. El documento de difusión de este proceso participativo está completamente ayuno de un estudio de viabilidad económica. En consecuencia, cabe concluir que a día de hoy el Gobierno de Navarra no tiene definida ni garantizada la financiación, por lo que en términos financieros es un proyecto inviable.


6ª.- Improcedencia de tramitar un PSIS.

El Gobierno de Navarra viene utilizando los PSIS más allá de su finalidad propia como una suerte de alternativa al planeamiento urbanístico de la que puede hacer uso discrecional para sustituir en sus funciones propias a los municipios cuando convenga, no por motivos de ordenación territorial, sino por los más diversos motivos de interés político, administrativo o económico. La declaración de la incidencia supramunicipal se ha convertido en un acto meramente formal que, con frecuencia, se refiere a actuaciones o infraestructuras cuya incidencia territorial (otra cosa es la incidencia demográfica, residencial, comercial, económica, cultural, etc.) es estrictamente municipal. Se ha posibilitado con la actual regulación un uso extensivo de estos instrumentos que, además de desnaturizarlos, permiten invadir de modo claro el ámbito de la autonomía local que abarca, como uno de sus contenidos más típicos, a la ordenación urbanística del territorio municipal.

En este caso, se trata simplemente del traslado de centros educativos dentro del mismo término municipal, no afectan a la ordenación del territorio, y su finalidad última es simplemente dejar libre una parcela para transmitirla a la Universidad de Navarra, variando su carácter dotacional público a dotacional privado. No hacía ninguna falta el PSIS para todo ello, y la mejor prueba es que inicialmente el Gobierno de Navarra tramitó el proyecto como modificación del Plan Municipal de Pamplona. Es el rechazo municipal lo que lleva a un uso alternativo y abusivo del PSIS. Se afirma en el documento de difusión que todos los equipamientos objeto del Plan tienen un papel estructurante y vertebrador de acuerdo a las determinaciones del Plan de Ordenación Territorial (POT3) del Área Central. No sólo los equipamientos objeto del Plan; todos los equipamientos, en general, ubicados en Pamplona lo tienen según la interpretación extensiva que pretende hacer el Gobierno de Navarra. De aceptarla, habría que considerar que no cabe planeamiento municipal alguno dado que el carácter de capital de la Comunidad Foral y núcleo del Área Metropolitana que acoge a más de la mitad de la población de Navarra dota a cualquier actuación, por nimia que sea, de incidencia supramunicipal. Se hace un claro abuso del concepto que es absolutamente rechazable.


Por todo lo cual

SOLICITA:

Que se tengan por formuladas las presentes alegaciones o sugerencias y, en virtud de todo lo expresado, por ese Departamento se adopten las siguientes actuaciones:

-Renunciar a la tramitación del PSIS propuesto.

-Renunciar a la promoción del nuevo Campus de FP.

-Mantener el CIP Donapea en su ubicación actual, previendo los recursos necesarios para la adaptación, mejora y el mantenimiento adecuado de sus instalaciones.

-Promover la modificación del Plan Municipal de Pamplona necesaria para el traslado de la ETP Sanitaria a la parcela del antiguo Centro San José en Etxabakoitz Norte, así como el proyecto de edificación de las instalaciones adecuadas para dicho centro docente.

-Promover los acuerdos oportunos con la Universidad de Navarra para que pueda impulsar sus tres nuevos Centros de Investigación Médica Aplicada previstos dentro de sus propios terrenos en el campus universitario.


Pamplona-Iruña, a 13 de diciembre de 2012