19 de diciembre de 2012

Las fotos del Borbón y sus “amigos”


Las fotos del Borbón y sus “amigos”


Escrito por Lucas Leon Simon

Miércoles, 19 de Diciembre de 2012 05:41

Recibo una foto por Internet. La instantánea fue tomada en la finca de “El Alamín”, en Toledo, propiedad de Gerardo Díaz Ferrán, ex jefe de los empresarios españoles (CEOE), actualmente encarcelado por evasión de capital, y quien acogió una cacería de perdices donde fueron invitados el Rey Juan Carlos, Jaume Matas, ex presidente de las Islas Baleares condenado por malversación, cohecho y prevaricación, y Arturo Fernández, empresario imputado por el escándalo de la entidad financiera Bankia.



En Andalucía, mi tierra, hay un dicho que dice : “Quién con niños se acuesta, cagaó amanece”. Es decir, que si el Borbón participa en una cacería y se fotografía muy ufano con alguien que está ya en la cárcel por alzamiento de bienes, evasión de capitales y fraude fiscal, como el “líder” de los empresarios españoles, con el presidente de una comunidad autónoma, procesado y condenado ya por prevaricación y estafa, con 19 juicios pendientes con un total de nueve acusaciones diferentes y con un procesado por la presunta quiebra fraudulenta de 40.000 millones de euros, lo más probable es que según el dicho esté ya bastante “cagaó y meaó”.



Este es un país de mierda. Está plagado y gobernado por mangantes, evasores y delincuentes. 30 de sus 35 empresas más importantes pagan sus impuestos en paraísos fiscales, hay 300 políticos implicados en procesos por corrupción que siguen gobernando y las rentas del trabajo han transferido en el último año un 23 % por ciento de sus ingresos en favor de las rentas del capital, que eluden, evaden o refugian sus impuestos en Sicavs, paraísos fiscales, se asesoran por ex ministros expertos en el “tema” o contratan a chinos avispados que sacan sus capitales en furgonetas.



Se exprime, recorta y empobrece al pueblo, a las clases menos pudientes, en nombre de una austeridad imaginaria, se hipoteca el futuro de millones de jóvenes de varias generaciones para tolerar, indultar, amnistiar o legislar en favor de una minoría de banqueros y corruptos que no se sacian nunca y el que se cree presidente de este país o cortijo dice que cree que los esfuerzos han sido “equitativos”.



La impudicia, el descaro y la impunidad nos gobiernan. Se restringen, cada día, las libertades, se diseña y hace una justicia para ricos, se desmontan derechos, servicios y garantías que han costado siglos de lucha y se desahucia y agrede al pueblo. Esta supuesta “democracia” es de la misma naturaleza que el Estado, virtual e infumable.



Es Estado es una burla de sí mismo. Y todavía habrá quién el día de Nochebuena se asome a nuestros hogares a felicitarnos. Sacudiéndose el polvo de elefantes, de perdices y de “amigos” como los de la foto.



Hay palabras, discursos, que como dijo el poeta, son “humaredas perdidas, neblinas estampadas”. Sus palabras, y hechos, están heridas de muerte. Hay que apartarse para que ni nos hieran, ni nos apesten.



--------------



Fuente: Blog del autor