1 de diciembre de 2012

Lo que se les olvidó decir a los militantes del PSOE en el video de perdón

Gonzalo Sánchez (Tercera Información) / Kaos en la red
Lo que estos ingenuos militantes no son capaces de ver es que el PSOE es una de las dos patas del sistema bipartidista que sustenta el capitalismo en el Estado Español. Que su partido se disfraza de izquierdas con un discurso progresista y que cuando llega al poder actúa como lo haría el PP...


Unos pocos militantes del PSOE han intentado frenar la debacle de su partido con un video que apela a lo sentimental. Con un semblante serio y el ceño fruncido, la viva imagen del cordero degollado, acompañado con una música digna de una comedia romántica de bajo presupuesto, nos han pedido perdón por los errores cometidos cuando han gobernado. Más bien los cometidos en la última etapa del gobierno del expresidente Zapatero.



Hablan de que no han sido valientes para quitar las ayudas públicas a la iglesia, romper el Concordato o hacerles pagar el IBI. Pero no han dicho que han sido tan cobardes que ni quitaron el crucifijo y la biblia de la mesa donde juramentan sus cargos los ministros, -propuesta que hizo IU para comprobar que esta vez, la enésima propuesta laica del PSOE era real-. No dicen que respetaron la Ley Hipotecaria de José María Aznar, gracias a la cual la iglesia ha tomado posesión de edificios vacíos libremente. Y también se callan que Zapatero dio más dinero público a la iglesia que su predecesor. Tampoco encontramos en el video disculpas por la sobrefinanciación a la iglesia católica que empezó bajo el gobierno de Felipe González y que continuó bajo los siguientes mandatos.

Piden perdón por no haber impulsado una reforma de la ley electoral. Se quedan cortos también con esta disculpa. El perdón lo deberían pedir por permitir que gobierne el PP hoy en día. Si se hubiese hecho una reforma electoral justa el PP no habría obtenido la mayoría absoluta con el 40 y pico % que obtuvo en las elecciones. Otra cosa que no se dice en el video es que el PSOE desestimó el informe del propio Consejo de Estado en el que se afirmaba que era urgente hacer la reforma electoral para garantizar una democracia más transparente y justa.

Piden perdón de esa manera tan mediocre, ocultando muchas cosas y olvidándose de otras. No se diusculpan por los 300 000 desahuciados que abandonaron a su suerte para rescatar a la banca privada con el dinero público. Por indultar a banqueros corruptos, por sufragar en gran parte la visita de Benedicto XVI, por apoyar a los golpistas hondureños, por participar en la guerra imperialista de Afganistán y permitir los vuelos ilegales de la CIA, por olvidarse del caso Couso siguiendo los dictados de EEUU, por ir a manifestaciones a favor de la independencia del Sáhara en capaña electoral y apoyar a Marruecos en sus represiones a los saharahuis estando en el gobierno, por no atreverse a plantarle cara a Israel cuando asesinó y secuestró ilegalmente a varios integrantes de la Flotilla, por apoyar que dictadores del Magreb fueran miembros de la Internacional Socialista hasta que sus pueblos pusieron luz a sus crímenes, por privatizar la educación superior mediante el Plan Bolonia y privatizar las Loterías del estado, RENFE y los Aeropuertos, por elaborar una Ley de Memoria Histórica que reconoce como legítima la justicia franquista que mató a decenas de miles de personas por no ser fascistas…

Lo que estos ingenuos militantes no son capaces de ver es que el PSOE es una de las dos patas del sistema bipartidista que sustenta el capitalismo en el Estado Español. Que su partido se disfraza de izquierdas con un discurso progresista y que cuando llega al poder actúa como lo haría el PP excepto en un par cuestiones sociales que no ponen el riesgo el poder de los poderosos. Que el único cambio que habrá en el PSOE será una cara que tenga una buena imagen y puda prometer lo mismo de siempre para luego llegar al poder y hacer también lo mismo de siempre, que no es otra cosa que lo contrario a lo prometido.

Si en la actualidad, estando ya en la oposición, el PSOE ya ha pactado una reforma financiera con el PP y también las cuestiones con respecto a la Unión Europea. Apoyó los rancios reclamos del PP por el asunto de Repsol en Argentina, posicionándose con los empresarios y criticando que el pueblo argentino sea el dueño de lo que hay bajo su suelo. Me pregunto si estos militantes del video se sorprenderán cuando el PSOE acuda en apoyo de Mariano Rajoy cuando pida el rescate. Si están tan ciegos que no son capaces de ver que las instituciones internacionales del capitalismo mandan y sus partidos obedecen.

El PSOE es el muro de contención para que la verdadera izquierda no llegue nunca al poder y empiece a actuar en favor de los sectores sociales más desfavorecidos porque eso implicaría arrebatar los privilegios a la burguesía que tan bien defienden el PP y el PSOE. No puede haber mayor demostración que la que hizo el hermano griego del PSOE, el PASOK que, junto con la derecha, emprendió una campaña de mentiras contra Syriza y prefirió hacer gobierno con esa derecha para seguir recortando antes que aliarse con la verdadera izquierda.