28 de diciembre de 2012

Receta de Barcina contra la crisis: más recortes

Naiz.info
En una conferencia de prensa ofrecida para realizar un balance de 2012, la jefa del Ejecutivo foral ha anunciado que se seguirán tomando las medidas necesarias para cumplir con el techo del gasto y con el objetivo del déficit del 1,5% en 2012 y el 0,7% en 2013.

Barcina ha asegurado que el presente ha sido «uno de los años más duros de nuestra reciente historia», especialmente para los 51.000 parados que hay en el herrialde.


Barcina ha declarado que este año se ha producido una fuerte caída de los ingresos, en concreto del 9,08% en los primeros once meses (260 millones de euros), por lo que «ha habido que aplicar duros ajustes del Presupuesto» y este fue, según ha indicado, un «motivo determinante» la ruptura del Gobierno de coalición con el PSN
Ha explicado que, ante la crisis, «cabían dos medidas extremas», que eran «mirar para otro lado» y no tomar decisiones «difíciles e impopulares» o «recortar sin alternativa alguna». Su Gobierno, ha dicho, tomó «su propio camino»: hacer frente a la situación actuando en tres puntos: la reactivación de la economía y el empleo, garantizar los servicios básicos, y la reforma de la Administración.
Tras asegurar que no va a renunciar a «seguir diciendo la verdad a los ciudadanos» sobre la crisis y a tomar las medidas que sean necesarias «por duras que sean», la presidenta de Nafarroa ha manifestado que ahora es preciso cumplir con los límites del gasto y el déficit impuestos desde el Estado español.
De hecho, ha apuntado, los datos del Ministerio español Hacienda indican a que el herrialde cumplirá este años con el objetivo de déficit. En 2013, «habrá que hacer una valoración continua» de los ingresos de la Hacienda foral para ajustar a ellos los gastos.
Tras destacar decisiones tomadas durante 2012 como la externalización del servicio de cocina del Complejo Hospitalario de Nafarroa –con un ahorro estimado en 3 millones de euros– o el recorte de 132 millones de euros ante la caída de ingresos, ha anunciado que su Gobierno seguirá impulsando grandes y polémicas infraestructuras.
Así, como parte de un paquete de medidas, ha afirmado que se dará un impulso al Canal de Navarra, con la licitación e inicio de las obras del ramal Arga-Ega, el nodo logístico intermodal de Iruñea y el Tren de Alta Velocidad (TAV).