8 de enero de 2012

La contrarreforma laboral que prepara el gobierno del Partido Popular

Las propuestas laborales del Partido Popular en su programa electoral El Partido Popular anunció en su programa electoral algunas medidas sobre las relaciones laborales, si bien optó por no explicitar el contenido exacto de las mismas a la vez que ocultaba conscientemente la mayoría de planteamientos que viene manteniendo sobre el Derecho del Trabajo. El contenido en materia laboral de la derecha española se explicita en su programa electoral en el apartado “Estabilidad y reformas para el empleo” y dentro del mismo en el apartado 1.4. denominado “Empleo seguro y flexible para todos”. La introducción del indicado apartado autodenominado “Diagnóstico” puede resumirse en el siguiente literal: “Un mercado de trabajo rígido, excesivamente regulado y segmentado ha hecho que el principal mecanismo de ajuste de las empresas ante la crisis económica haya sido el despido de los trabajadores más jóvenes, con contratos temporales o con menor antigüedad, cuando no el cierre” Describir las relaciones laborales como rígidas supone por sí mismo un menosprecio de la verdad: excepto la transformación del contrato de tiempo parcial a tiempo completo y viceversa las restantes notas del contrato pueden ser modificadas. Indicar que los cierres y despidos tienen como principal causa la supuesta rigidez es simplemente pornográfico. ¿Dónde sitúa el PP esa supuesta rigidez? ¿Nada tuvo que ver la crisis orgánica que atraviesa el capitalismo con la destrucción de empleo? ¿Por qué no evitaron aquellos Estados con mayores niveles de desregulación de Derechos Laborales la destrucción de empleo? ¿Por qué otros con un Derecho Laboral más garantista vieron una disminución del empleo inferior?. De hecho uno de los motivos por el cual se ha desplomado el empleo fue exactamente el contrario al que señalan los conservadores, las extinción de contractos temporales, que es la forma más precaria (flexible dirían ellos) de contratación. A su vez la importancia del turismo y la construcción en la economía fue el otro elemento determinante en la destrucción de empleo. Antes de enumerar las medidas anuncia también el PP sus objetivos, que dicen ser empleo seguro y flexible, ese gran oxímoron que se cosifica como la teoría de la flexiseguridad. No nos cansaremos de decir que el empleo si es seguro no es flexible, la flexibilidad es la negación de la seguridad. En cuanto a su descripción de hasta 10 medidas se inicia con una primera genérica sobre las materias que deben ser objeto de reforma (aunque de las medidas podemos observar_ que es una auténtica contrarreforma): “contratación, la negociación colectiva, el sistema de relaciones laborales, la formación orientada al empleo y la intermediación”. La segunda de las medias se describe como una simplificación de la contratación temporal, lo cual no supone en ningún caso una actuación limitativa de la temporalidad sino una minoración de la burocracia para los empresarios (es curioso que indiquen que la medida tendrá como efecto “dar expectativas”). A su vez, la continua evocación de la flexibilidad no augura una limitación de la temporalidad. La tercera de las medidas que propone el PP es la creación de un fondo de capitalización individualizado para cada trabajador que contemple la cobertura frente al desempleo y que favorezca la movilidad y la formación continua. Este era el punto por el cual Rubalcaba sugería durante la campaña electoral que el partido de Rajoy modificaría la prestación de desempleo, a su vez que dio pie a que este último confundiese el “sistema austriaco” con la propuesta de su partido. La propuesta conservadora supone no sólo una regulación diferenciada de la prestación de desempleo sino que también insinúa que el responsable de la misma sea el trabajador y trabajadora, y no el Estado. La cuarta de las medidas tiene como significación la primacía en todos los supuestos de los pactos entre trabajadores y empresas (ha de entenderse que en relación a lo regulado en convenios colectivos sectoriales). En todo caso lo más preocupante de esta propuesta es que no hace referencia a lo pactado con los representantes de los trabajadores sino con los “trabajadores”, lo que supone la negación de la negociación colectiva y la sustitución por el pacto individual, algo que debiera ser contrario al artículo 37 de la Constitución Española que consagra como derecho la negociación colectiva laboral entre empresas y representantes de los trabajadores. Es posiblemente una sibilina fórmula para plantear la negación de la negociación colectiva en el ámbito de las PYMES. La quinta de las medidas es la intensificación de la expresada como flexibilidad interna en las condiciones de trabajo, lo que tan sólo puede significar no ya una existente posibilidad de modificar las condiciones de trabajo, sino cambios sin causas, sin procedimientos, sin plazos. En definitiva una apuesta clara por la desregulación absoluta e ilimitada de los elementos de la relación laboral, lo que significa la inseguridad absoluta para trabajadores y trabajadoras en relación a lo que puede ser su jornada, horario, funciones, retribuciones, etc. La sexta medida es sobre la cotización de los autónomos. Incorporando la séptima una solicitud de, todavía más, desregularización respecto a las relaciones laborales con autónomos y microempresas. No podemos llegar a saber si se refiere a contratación, condiciones de trabajo, extinción contractual o la totalidad de las mismas. La octava medida es sobre la formación permanente, sin que se plantee que la misma pudiese ser en jornada de trabajo. En todo caso deberemos recordar que no existe déficit de formación en los trabajadores y trabajadoras. La novena medida es lo que denominan “una eficaz colaboración público-privada en los servicios globales de empleo, permitiendo la gestión integral de los servicios de intermediación, selección de personal, puesta a disposición de trabajadores, recolocación y formación tanto a trabajadores como a empresas”. En definitiva una apuesta por la privatización absoluta de la gestión de la prestación de desempleo, la formación y el empleo. A su vez se insinúa una asunción por parte de las ETT’s de esa cadena que va de la gestión de la prestación de desempleo a la formación y la selección de personal. La décima medida sorprende por pretender en su primera parte ser una apuesta por mecanismos antidiscriminatorios. Si bien no se concreta de manera alguna, resulta paradójico que el partido con representación parlamentaria que más ha explotado las diferencias por razón de sexo, religión, opinión, circunstancias personales o sociales pudiese solicitar ahora medidas antidiscriminatorias. En este mismo apartado requiere controles sobre un pretendido absentismo laboral injustificado: ello es simplemente un absurdo cuando la legislación laboral vigente tipifica con el despido esas prácticas; seguramente lo que se plantea para los trabajadores es un actuación inquisitoria sobre las situaciones de Incapacidad Temporal, nunca por sus causas siempre a por sus víctimas. A la par de la CEOE, lo que está haciendo el PP es caracterizar como absentismo las situaciones de Incapacidad Temporal, insinuando a su vez que existe fraude en estas situaciones. La medida décimoprimera supone en todo caso una propuesta sin concretar por la conciliación de la vida laboral y familiar. De la misma manera se habla del teletrabajo. La última de las propuestas es sobre la bonificación de las contrataciones que puedan hacer los trabajadores autónomos. En todo caso existe una diferencia clara entre lo que el PP ha recogido como contenido de sus propuestas en materia de relaciones laborales en su programa electoral y lo que realmente ha defendido tanto en procesos legislativos como en discusiones políticas previas. Las propuestas laborales del Partido Popular que no ha explicitado en su programa electoral pero que ha manifestado públicamente, las que oculta El PP ha repetido en diferentes momentos de la campaña electoral que si gobierna basará la reforma en las 71 enmiendas que el Grupo Popular presentó en el Congreso a la tramitación de la Ley 35/2010. Así debemos acercarnos tanto a su actuación parlamentaria como a sus propuestas públicas para trazar perspectiva sobre la próxima modificación de la normativa laboral. Contratación temporal: menos modalidades contractuales pero más precariedad Por lo que respecta a esa pretendida reducción de los contratos temporales no ha tenido expresión alguna, si bien sí ha habido una concreción clara para extender la temporalidad más precaria. Así la Proposición no de Ley sobre un Plan de Empleo para los jóvenes de ahora hace un año contiene una manifestación clara e inequívoca: que el contrato de formación pueda ejecutarse nuevamente en una misma empresa siempre que el puesto de trabajo sea distinto, así como que las ETT’s puedan formalizar esta modalidad contractual. Recordemos que el Grupo Socialista en el Congreso, reproduciendo parcialmente los argumentos del PP, procedió a aumentar la edad límite de este contrato hasta los 30 años y estableció las retribuciones posibles para esta modalidad en 421 € (el 75% del SMI). Por último incluso disminuía los requisitos de necesaria formación de este contrato. De la misma manera, expresamente para los jóvenes vienen insistiendo en prácticas no laborales, es decir, mano de obra sin derechos y sin retribuciones (aunque realizando una lectura del RD 1543/2011 pareciese que el Gobierno del PSOE ya se les adelantó). Así, el PP no ha planteado realmente ninguna medida para limitar la temporalidad y sí distintas para incentivarla e incluso precarizarla. Por el contrario en el proceso legislativo derivado de la Ley 35/2010 sí que enmendó el contrato de obra y servicio cuyo contenido supondría el ampliar la duración máxima del contrato hasta los 4 años, ampliable hasta los 5 años mediante convenio colectivo. Se ha anunciado también que optan los conservadores por un contrato de prácticas en el cual su finalidad sea la obtención de experiencia, sin que la negociación colectiva pueda identificar determinados puestos de trabajo, funciones o categorías. Indemnización por despido: extensión de 33 días por año con tope de 24 mensualidades y autopago a través del fondo de capitalización En cuanto a la indemnización por despido improcedente (injustificado, sin causa) el Partido Popular se ha deslizado por diferentes propuestas, reproduciendo las discusiones que en materia económica se dan entre liberales y ultras conservadores. Así, estos últimos han exigido hasta la saciedad contrato único con indemnización de 20 días por año y extinción no causal. Por otro lado los sectores liberales han inforado al PP sobre la posible ilegalidad del contrato único con despido acausal y vienen ofreciendo como alternativa el acabar generalizando la indemnización a 33 días en el improcedente y a 20 ó 12 días por año el objetivo procedente. A su vez, si bien no son partidarios que todos los despidos lleven aparejada la aportación de 8 días por año del FOGASA, sí que optarán por esta vía para todos los contratos indefinidos y despidos procedentes derivados de extinción colectiva u objetiva, con independencia de la situación de la empresa o la realidad de la misma. Causa miedo el intentar entender el significado del programa del PP que habla expresamente de un modelo a medio camino entre el “austriaco” y el autopago de la indemnización por parte del trabajador y la trabajadora. Así, en la enmienda presentada por el Grupo Parlamentario Popular en la tramitación de la Ley 35/2010, se apuesta por un modelo que sin aumentar las cotizaciones empresariales suponga un fondo de capitalización constituido a lo largo de su vida en relación a días por año de servicio y que será objeto de recuperación en los supuestos de despido. De este modo se constituye una realidad indemnizatoria por la que cada trabajador o trabajadora se paga la suya durante la vida laboral: el despido pasa de ser un coste variable para las empresas a un no-coste o coste fijo y constituido en el tiempo. Huelga decir que ello generará la creencia entre los empresarios de que el despido carece de coste alguno. Despido objetivo y colectivo: facilitar más la causa económica y la extinción por ausencias justificadas Más allá de la discusión sobre el coste del despido improcedente tiene tanto o más importancia el elemento causal del despido objetivo y los Expedientes de Regulación de Empleo. En las enmiendas a la Ley 35/2010 expresaban: “Se entiende que concurren causas económicas cuando de los resultados de la empresa o de la evolución de su nivel de actividad se desprenda una situación económica negativa. A estos efectos, la empresa acreditará los resultados o la evolución del nivel de actividad que sirven de base a la decisión extintiva.” Se percibe así una voluntad de facilitar, todavía más, la causa económica. En un sentido similar, el criterio finalístico para las causas técnicas, organizativas y productivas facilitará todavía más las extinciones de contrato: “justificar que de las mismas se deduce la razonabilidad de la decisión extintiva para ajustar el volumen de empleo de la empresa a la situación derivada de la causa acreditada”. Complementariamente, para el despido objetivo por faltas justificadas han planteado en repetidas ocasiones la eliminación de las ausencias colectivas, para que fuese causa de despido_ tan sólo un determinado porcentaje de ausencias individuales justificadas. Bonificación de la contratación: inclusión de bonus malus La primera de las medidas que el PP se ha encargado de anunciar ha sido la bonificación de cualquier contrato, con lo cual incluso la contratación temporal y precaria recibirían dinero de las arcas del Estado o estarían exentas de cotizaciones. Se han pretendido justificar las bonificaciones por el alto nivel del desempleo juvenil, femenino y de mayores de 52 años, si bien al final se bonifica prácticamente toda la contratación, con lo cual no existirá ni tan siquiera un efecto de estimular unos determinados contratos. Con especial entusiasmo se plantean las bonificaciones a autónomos, reforzándolos así como empresarios, a su vez que el desarrollo legislativo del autónomo dependiente sitúa a los mismos al puro arbitrio de la existencia de derechos. Prestación de desempleo y agencias de colocación: transformación de la prestación de desempleo y profundización en su gestión Los conservadores españoles han anunciado la \"capitalización individualizada\" para la prestación de desempleo_, lo que supone romper con el histórico sistema de solidaridad y unidad de caja, así como con la aportación del Estado, y pasar a un sistema privado donde cada trabajador y trabajadora se deberá asegurar su situación de desempleo. Ya en los últimos 3 años distintos dirigentes del PP han manifestado a título personal su voluntad de rebajar la prestación de desempleo y presionar para la pérdida de la misma ante determinados incumplimientos formales. Los trámites legislativos también pusieron de manifiesto la opción por que las Empresas de Trabajo Temporal operen como empresas de colocación siempre que obtengan para ello autorización del Servicio Público de Empleo Estatal. Negociación colectiva: reforzamiento del convenio de empresa y del descuelgue respecto al convenio de sector Otra de las medidas que el PP no ha querido explicitar pero se puede incluso extraer de su programa es la eliminación de la negociación colectiva de las PYMES, en la medida que escribe preferencia de lo pactado entre empresas y trabajadores, eso no es convenio colectivo, que debe suscribirse con los representantes de los trabajadores y no con los trabajadores a título individual (¿alguien cree que un trabajador pueda negociar algo a título individual ante la empresa?). En todo caso más allá de explicitar su voluntad de primar en cuanto a salarios y condiciones laborales lo pactado en convenio de empresa se ha explicitado la primacía en su conjunto de los convenios de empresa sobre los de sector. También ha manifestado su opción, según el diario económico Expansión, por tres actuaciones concretas: 1ª. Que los incrementos retributivos sean en relación al incremento de la productividad, sin que en ningún caso nunca expliciten si es la productividad individual de cada trabajador o trabajadora, la promedia de los mismos o la de la empresa. 2ª. Primar convenios de empresa respecto a los del sector. 3ª Facilitar el descuelgue de los convenios colectivos. A medio camino entre la modificación de condiciones y la negociación colectiva se planteó también una posibilidad de descuelgue sobre las materias referidas en el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores contenidas en un convenio colectivo sectorial mediante “acuerdo entre la representación empresarial y la parte trabajadora legitimada para negociar un convenio”. Así se pretender poder modificar mediante un simple acuerdo con representación unitaria las condiciones establecidas en convenio de sector referidas a jornada, horario y distribución del tiempo de trabajo, régimen de trabajo a turnos, sistema de remuneración, régimen salarial, sistema de trabajo y rendimiento y funciones, añadiéndose por el PP las mejoras voluntarias de Seguridad Social. En todo caso hemos de recordar que la legislación vigente ya me permite algo bastante similar. Continúan igualmente obsesivos con una centralización de los convenios desde el punto de vista territorial (ahora llaman unidad de mercado a lo que siempre llamaron unidad de la patria), a la vez que también optan por profundizar en el convenio de empresa. Desregulación de las condiciones de trabajo En cuanto al aumento de la “flexibilidad interna”, algo que ya se anuncia genéricamente en el programa electoral, en el terreno de lo concreto el PP enmendó en trámite parlamentario los ERO’s de suspensión para que los que no tengan carácter colectivo puedan derivarse de una actuación unilateral de las empresas, viéndose obligados los afectados a recurrir judicialmente (en definitiva sin la necesaria autorización de la Autoridad Laboral). Uno de los planteamientos de los conservadores españoles que menos se han valorado ha sido su voluntad de modificar la regulación de la modificación de las condiciones de trabajo para que en la negociación colectiva puedan establecer nuevas causas. Ello podría suponer de facto una desregularización total de las condiciones de trabajo a través de la negociación colectiva, si bien debemos manifestar nuestras dudas sobre la legalidad de la medida. Se pretende reformar el criterio del grupo profesional y prescindir del de categoría, se ampliaría así la posibilidad de modificación de las funciones sin que tuviesen la consideración de modificación sustancial, al no considerar sustanciales todas las que fuesen entre grupo profesional. Se planteó igual ampliar el periodo de prueba hasta 4 meses en las empresas de menos de 50 trabajadores para quienes no fueran técnicos titulados. Empresas de Trabajo Temporal A la ya anticipada opción para que las Empresas de Trabajo Temporal operen como empresas de colocación se debe sumar una voluntad de transformar a las mismas como una empresa más: que el régimen de la extinción de contrato sea el del Estatuto de los Trabajadores y que no exista limitación alguna en su actuación (sectores especialmente protegidos, administraciones públicas, etc). A su vez se insinúa una asunción por parte de las ETT’s de esa cadena que va desde la gestión de la prestación de desempleo, a la formación, a la selección de personal. Derecho de Huelga No sólo se ha planteado abiertamente la creación de un catálogo genérico de servicios mínimos, algo tan contrario al propio Derecho a Huelga como seguramente ilícito, sino la prohibición expresa del ejercicio del Derecho para solicitar la mejora de un convenio colectivo en ultraactividad (“vigencia prorrogada”). De hecho se ha llegado a explicar la solicitud como la prohibición de huelga con objeto de alterar lo pactado en convenio colectivo, algo que ya existe en la legislación vigente. Reducción salarial en la Administración y contención salarial en la empresa privada No forma parte de enmienda alguna, ni tan siquiera se ha anunciado públicamente por el Partido Popular pero es esperable una reducción de las retribuciones y otras condiciones de la Administración y empresas públicas. De la misma manera que respecto a las retribuciones de las empresas privadas vienen trasladando que sean en relación al incremento de la productividad. Lo que nunca explican es cómo se ejecutaría realmente esto. Procedimientos de solución extrajudicial de conflictos, fondos de formación y control de Incapacidad Temporal Se ha hecho público que ya existe proceso de negociación entre las direcciones de los sindicatos mayoritarios y patronal, así como las materias sobre las que se dice existe acuerdo: procedimientos extrajudiciales de conflictos, fondos de formación y control de la Incapacidad Temporal. En todo caso si bien no se han concretado los términos de modificación de las señaladas materias pareciese que estarían en las líneas de ampliar los supuestos de arbitraje y mediación, crear algún nuevo supuesto de formación e incrementar la fiscalización sobre las situaciones de Incapacidad Temporal. Una nueva contrarreforma laboral con o sin el acuerdo de los sindicatos mayoritarios para el inicio del año Más allá de la existencia de un programa acabado y exacto de las propuestas del nuevo Gobierno, una de las cuestiones sobre las que más claridad existe es ésta: o se plasma un acuerdo entre sindicatos mayoritarios y patronales, o Rajoy nos regalará uno de sus primeros Real Decreto durante las primeras semanas del año 2012. El contenido en todo caso será una profundización de las políticas que en materia laboral desarrolló la anterior legislatura con Gobierno del PSOE (Ley 33/2010, RD 7/2011, RD 10/2011, RD 1543/2011): reducir el numero modalidades contractuales temporales pero desarrollar los supuestos de temporalidad más precaria; facilitar el despido objetivo por causa económica y por ausencias justificadas; generalizar la indemnización por despido improcedente a 33 días por año y tope 24 mensualidades, así como poner en marcha el sistema de capitalización de la indemnización; privatización de la gestión de la prestación de desempleo; primacía absoluta de los convenios de empresa sobre los convenios del sector y descuelgue sobre los mismos; contención en los salarios y reducción de las retribuciones en Administración y empresas públicas, aumento de la “flexibilidad interna”; extensión de las ETT’s ; limitación del Derecho de Huelga; nueva gestión de la Incapacidad Temporal. Si bien la totalidad de las medidas son un desarrollo de lo ya iniciado en la última etapa del Gobierno de Zapatero, suponen una vuelta más en la degradación de las relaciones laborales y un salto cualitativo en una nueva realidad de las mismas. Pasamos a encontrarnos con que la totalidad de novedades que se proponen, si se hacen realidad, suponen el andamiaje sobre el cual pasaremos de la existencia de una generación precaria a una sociedad precaria. Tan sólo excepcionales colectivos profesionales podrán escapar de una realidad que por la propia dinámica legislativa y la práctica sindical mayoritaria se consolidará en los próximos años. En todo caso el proceso debiera ser al revés: que una realidad sindical combativa fuese capaz de invertir la realidad normativa. Ya no se trata de resistir, para eso llegamos tarde, ahora se trata de recuperar. 6 de diciembre de 2011 Vidal Aragonés (Mientras Tanto) Viento Sur

Crisis capitalista. La demolición de Canadá

La gran crisis del capitalismo está permitiendo a la plutocracia financiera dominante destruir una a una todas las grandes conquistas socioeconómicas de los pueblos. Parecería que nada puede resistir a esa brutal aplanadora que cotidianamente deja un tendal de desempleados y excluidos. Y Canadá no es una excepción. En Canadá el 2011 terminó y el 2012 comienza con dos importantes cierres patronales (lock-out) para cortar los salarios y destruir a los sindicatos. El primer lock-out es el de la empresa Electro-Motive Canadá de London, provincia de Ontario, una filial de la transnacional Carterpillar de Estados Unidos (EE.UU.) que exige de sus 420 trabajadores la aceptación de una baja de 50 por ciento en el salario, las pensiones y beneficios. El segundo lock-out es en la fundición de la transnacional minera Río Tinto Alcan en Alma, provincia de Québec, donde 780 trabajadores fueron impedidos de entrar al trabajo después de semanas de negociaciones infructuosas para renovar el contrato colectivo de trabajo, que expiró el domingo pasado. Ambos casos no sorprenden. La baja de salarios y de las pensiones, y el debilitamiento o la demolición de los sindicatos se han convertido en la norma en Canadá bajo el gobierno del primer ministro conservador Stephen Harper, que además ha limitado –por no decir eliminado- el derecho de huelga en el sector público federal y en el sector privado de registro federal, como fue evidente durante la reciente intervención del gobierno para poner fin a las huelgas en Correos Canadá –una empresa autónoma- y en Air Canadá, una empresa privada. El año comienza, si uno sigue los titulares de los grandes diarios canadienses, como el Globe an Mail (G&M), con el recordatorio de que en las primeras tres horas del 2012 los ricos empresarios o ejecutivos ya ganaron el equivalente del salario anual promedio de un trabajador en el 2010 (1), o sea 44 mil 366 dólares canadienses (el dólar canadiense está casi en paridad con el estadounidense), y que el ingreso promedio de los “grandes jefes de empresas” en el 2010 fue equivalente a 189 salarios anuales del trabajador promedio, o sea de ocho millones 385 mil dólares, según los cálculos del Centro Canadiense para Políticas Alternativas (CCPA, en su sigla en inglés). Por su parte el Toronto Star, diario de mayor circulación en el país, destaca la misma información, enfatizando que en el 2010 los 100 ejecutivos mejor pagados del país se concedieron un aumento del 27 por ciento, mientras que el trabajador canadiense promedio solo logró un alza de 1.1 por ciento, o sea menos que la tasa de inflación. Implantando la desigualdad a marcha forzada Para quienes han vivido en Canadá durante las últimas cuatro o cinco décadas, como es el caso de quien esto escribe, es visible y palpable la rápida demolición a partir de mediados de los 90 y con una fuerte aceleración desde mediados de la década pasada, cuando los conservadores de Harper llagaron al gobierno, de un sistema que había alcanzado - entro de las economías capitalistas avanzadas-, niveles de igualdad más comparables a los países nórdicos de Europa que a los de EE.UU., como es constatable en las gráficas que miden el “índice Gini” en las últimas tres décadas de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). El último informe de la OCDE sobre el aumento de la desigualdad en los países miembros (2) revela que desde mediados de los años 90 del siglo pasado se agranda la brecha entre ricos y pobres en Canadá: El tope de la pirámide canadiense, el uno por ciento de los ricos, vio pasar su parte de los ingresos totales del país de 8.1 por ciento en 1980 a 13.3 por ciento en 2007, y la parte de la riqueza que se apropian los más ricos, el 0.1 por ciento, pasó del dos al 5.3 por ciento. En gran medida esto se explica por la baja de impuestos que favorece a los más ricos: la tasa marginal sobre los ingresos personales que impone el Estado federal bajó 14 por ciento: de 43 por ciento en 1981 pasó a 29 por ciento en 2010, según las cifras de la OCDE. En cuanto las grandes y medianas empresas canadienses y extranjeras establecidas en el país, que según la agencia Estadísticas Canadá tienen atesorados en reservas y depósitos bancarios más de 583 mil millones de dólares canadienses y 276 mil millones en divisas extranjeras – lo que significa un aumento del 9.0 por ciento desde el 2010 y del 27.3% desde el 2007 -, en el 2012 y por quinto año consecutivo recibirán una baja de su tributación federal, un regalo de dos mil 850 millones de dólares del gobierno conservador de Harper. En efecto, en el 2012 se aplicará un recorte de 1.5% a la tributación de las empresas, que de esta manera tributarán una tasa del 15.0%, o sea 7.5 por ciento menos que en el 2007, y 15.0 por ciento menos que en la década de los 90. Como se pregunta el economista Jim Stanford, del sindicato de Trabajadores Canadienses del Automóvil (CAW, en su sigla en inglés), ¿por qué razón en tiempos de déficits fiscales el gobierno se endeuda aun más para aumentar los flujos de capital de empresas que no están invirtiendo en la economía el capital sobre el cual están sentadas? La creciente desigualdad de ingresos en Canadá se debe en gran medida a la combinación de varios factores, y en particular a la liberalización comercial que comenzó con el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos (EE.UU.) a finales de los 80 y fue ampliado a México (el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, TLCAN) en los 90. Esta liberalización comercial condujo directamente a la aplicación de las políticas de “flexibilización” del mercado laboral, o sea al combate contra los sindicatos para eliminar los contratos colectivos laborales que aseguran el empleo a tiempo completo, a la reducción de salarios, pensiones, beneficios marginales y condiciones laborales, y a la instauración del “trabajo independiente”, que como señala el informe de la OCDE sobre Canadá “incrementa la desigualdad de ingresos” porque los trabajadores “autoempleados” en general ganan menos, no tienen pensión asegurada ni tampoco gozan de beneficios marginales. En otras palabras, en una economía capitalista la sindicalización asegura mejores salarios para los trabajadores adherentes, pero también impulsa el aumento del salario mínimo. La eliminación de los sindicatos, el objetivo de la política neoliberal, es para reducir los salarios, las pensiones y empeorar las condiciones laborales. Craig Riddell, economista especializado en asuntos laborales de la Universidad de Colombia Británica, afirma que el 20 por ciento de la desigualdad en materia de ingresos que se produjo en las últimas décadas en Canadá puede ser atribuida “a la baja de la densidad sindical”, y agrega que esto es particularmente constatable en el sector privado, donde la baja de “densidad sindical” ha sido mas pronunciada. Al papel de los sindicatos en la reducción de la desigualdad de los ingresos se han unido, históricamente, las medidas de redistribución del ingreso adoptadas a mediados de la década de los años 30 para combatir la Gran Depresión, incluyendo la tributación progresiva y las políticas de pleno empleo – el llamado Estado benefactor -, políticas estas que han sido o están siendo abolidas en las naciones del capitalismo avanzado donde están siendo aplicados los programas de austeridad para “reducir” los déficits fiscales. De ahí la importancia del decreciente papel del Estado en la redistribución de la riqueza a través de la fiscalidad: Hasta mediados de los años 90, según la OCDE, el sistema tributario y de redistribución fiscal canadiense era tan efectivo para contrarrestar la desigualdad como los existentes en los países Nórdicos de Europa, logrando compensar más del 70 por ciento de la desigualdad por los ingresos provenientes del mercado (ganancias bursátiles, etcétera). El efecto de la redistribución ha declinado desde entonces y ahora “los impuestos y los beneficios solo compensan menos del 40 por ciento del aumento de la desigualdad”. De Canadá al AcáNada En el diario G&M del pasado 16 de diciembre el académico canadiense Gerald Caplan alerta, en un articulo titulado “Be very afraid: Stephen Harper is inventing a new Canada”, que hay que temer mucho el “nuevo Canadá” que el primer ministro Harper “está inventando” desde que llegó al gobierno en el 2006, y que ya “ha transformado dramáticamente el viejo Canadá”. Caplan destaca que en Harper se ve la “naturaleza de los verdaderos creyentes e ideólogos que creen que cualquier medio justifica sus sagrados fines”, y retoma lo expresado por el analista canadiense Laurence Martín –del G&M-, de que al igual que los conservadores estadounidenses de quienes los ‘harperitas’ tienen tanta envidia, nuestro gobierno ha fabricado una nueva realidad que está imponiendo al pueblo canadiense. El elemento central de la “nueva realidad” es la repudiación, cuando no le conviene al gobierno, de cosas tan “irrelevantes como las evidencias, hechos concretos o la racionalidad”, y después enumerar ejemplos bien concretos a partir de acciones ministeriales, Caplan enfatiza que los “valores (del Canadá de Harper) exigen cambios fundamentales en nuestro proceso de gobierno, como el ataque directo de los sindicatos, las medidas sin precedentes adoptadas para silenciar a las organizaciones no-gubernamentales, la mordaza de los ostensiblemente independientes supervisores federales, y el desprecio de décadas de valiosa diplomacia canadiense en la ONU. “El nuevo Canadá es un lugar donde se le ha dado al militarismo un más preciado lugar que a las operaciones para mantener la paz”, y cita a Martín, para quien “bajo Stephen Harper el gobierno devino totalmente intrusivo () Los controles de Estado están ahora en el punto máximo de toda nuestra historia moderna. Y todas las indicaciones muestran que seguirán extendiéndose”. Cualquier observador de la política canadiense puede constatar el desprecio manifestado por el actual Ejecutivo hacia el Parlamento; el cambio radical en materia de política exterior para alinearse con las políticas más agresivas de EE.UU. e Israel; la salida del Tratado de Kioto para torpedear cualquier avance destinado a frenar el recalentamiento global; la conclusión de tratados y acuerdos (como el relativo al perímetro de seguridad continental con EE.UU.) negociados sin consultas y a espaldas del Parlamento, entre otras muchas cosas más.
La lista es larga, y como escribe el analista Campbell Clark al hacer un balance del 2011 (G&M, 28 de diciembre 2011) “en un año en el que el mundo fue sacudido por la crisis financiera y las insurgencias árabes, también sufrió cambios la posición de Canadá. Antes de salirse del campo de batalla en Afganistán, en julio, (el gobierno) se unió a la guerra aérea en Libia. Al terminar (esta guerra) el señor Harper cantó victoria, y prometió que los militares estaban listos para más (misiones). (Harper) bloqueó parte de la declaración de la reunión de los lideres del G8 que exhortaba a negociaciones de paz en Israel, y resistió a la mayoría (de la Asamblea General) de Naciones Unidas al oponerse vocalmente al pedido de reconocimiento de un Estado palestino”. Entre las instituciones canadienses que peligran, porque los conservadores no aceptan criticas ni mención de otra opinión que la gubernamental, está la emisora pública Radio-Canadá/Canadian Broadcasting Corp. El 2012 también comienza en este Canadá de Harper con la iniciativa gubernamental para establecer, dentro del ministerio de Relaciones Exteriores, la Oficina de Libertad Religiosa (OLR), vista por analistas como otro signo del viraje conservador en materia de política exterior, y sin duda uno que entrelaza de manera sólida al gobierno conservador canadiense con los movimientos religiosos con posiciones muy conservadoras en el país y el extranjero. La OLR, según el G&M, podrá criticar públicamente a los “regímenes” que maltraten a las minorías religiosas, y sin necesidad de pasar por los filtros moderadores de la diplomacia ni expresar la posición del Parlamento. En el “viejo Canadá” de la democracia liberal en un capitalismo bastante regulado, con sus muchos defectos que siguen vigentes o se agravan aun más bajo el gobierno de Harper, como la terrible situación de muchísimas comunidades indígenas, había empero muchas cosas positivas porque en el marco de América del Norte era la única sociedad relativamente igualitaria, progresista, afable, tolerante social y políticamente. País de instituciones respetadas y respetables, con un Parlamento vibrante por el respeto de la división de poderes, del procedimiento legislativo y la vigencia de la oposición, con una política exterior con una que otra arista de independencia, ese Canadá está siendo arrasado por un gobierno que, al final de cuentas y más allá de los taparrabos usuales, retórica populista, cuestiones morales o religiosas, está sin vergüenza alguna al servicio directo de intereses económicos privados. ¿Cuáles?: Los principales son las compañías petroleras que explotan el sucio petróleo bituminoso de Alberta y quieren acceder a explotar el petróleo y el gas natural en las aguas de Ártico para abastecer el mercado estadounidense; las compañías mineras y de transformación de metales que explotan yacimientos de oro, plata, cobre, cinc y demás minerales en todos los continentes, y particularmente en América latina; de los intereses de grandes bancos de depósitos e inversiones canadienses, como el Bank of Nova Scotia (Scotiabank), para citar uno que tiene tentáculos en casi toda América latina. Notas (1) El CCPA utiliza las cifras del 2010 porque no estaban disponibles las del 2011. (2) OCDE: http://www.oecd.org/document/10/0,3746,fr_2649_33933_49147850_1_1_1_1,00.html Alberto Rabilotta es periodista argentino ALAI AMLATINA, 3/01/2012 Viento Sur

CNT participó en el homenaje a los compañeros asesinados en la Ribera de Navarra

A iniciativa de Ahaztuak 1936-1977 y Askapena, tuvo lugar el pasado 23 de octubre sendos homenajes en Sartaguda y Lodosa respectivamente para homenajear a los fusilados por el franquismo, con el recuerdo hacia los desaparecidos por la dictadura Argentina representado en la figura de Mercedes Colás. Iván N.C. – Periódico cnt El acto comenzó en Sartaguda, más tristemente conocido como el “pueblo de las viudas”. Este pueblo vivía bajo un sistema feudal en plena década de los 30, pues la práctica totalidad de los vecinos trabajaban para el Duque del Infantado, poseedor de las tierras. Ya con la proclamación de la República y la proliferación de huelgas y levantamientos la situación empezó a cambiar, hasta que el fascismo con Mola a la cabeza por el Norte se levantó y decidió cortar por lo sano tal osadía. Es precisamente en Sartaguda donde en 2001 se erigió el conocido Parque de la Memoria, para recordar a las más de las 3.200 personas asesinadas por el fascismo en la Ribera de Navarra, lugar donde la CNT tuvo un protagonismo importante junto con la capital y Sangüesa. En esta nueva cita con la memoria no pudo faltar la representación confederal con compañeros venidos de Pamplona, Logroño, Zaragoza, Guipúzcoa y Valladolid. Posteriormente el homenaje continuó en Lodosa, localidad que en relación a su población, fue donde más ejecuciones se produjeron, en su mayoría militantes de la CNT. Bajo todas esas terroríficas historias sufridas en las carnes del pueblo trabajador, hay una que sobresale por encima de las demás; es el caso de María Mercedes Colás Irisarri. Mercedes con 6 años vivía en Argentina y tras el golpe de Uriburu volvió a España con su familia. En 1936 a su padre José María Colás, una de las caras visibles de la CNT en el pueblo y fusilado en Tudela. Por si fuera poco, el fascismo acusaba a Mercedes – con la edad de 12 años – de dar “alentadores discursos a los de la CNT”, siendo obligada a bautizarse y a pasearse por el pueblo con el pelo rapado. Tuvo que huir a Argentina, donde la represión se volvería a cebar con ella años más tarde en plena dictadura con la desaparición de su hija Alicia Meroño. Desde entonces se convirtió en una más de las Madres de la Plaza de Mayo, siendo en la actualidad la Vicepresidenta a sus 86 años. Es en este sentido en el que el sufrimiento del pueblo argentino y español se fusionara en este acto, con sus similitudes encarnadas en la figura de Mercedes. Sin embargo hay algo que diferencia a ambos casos y que a nadie se le puede escapar: mientras que en España la impunidad es la nota dominante, en Argentina son más de 200 los responsables de aquella masacre Argentina que han sido juzgados y condenados. Otros casos similares En la intervención del compañero de CNT Guipúzcoa, Xabier Erauskin, a propósito de este acto de reivindicación de la memoria y el internacionalismo, quiso recordar como José María Colás, cuando vivía en Argentina, dio refugio a muchos compañeros italianos que iban a ser deportados por la “ley de residencia”. Tampoco quiso olvidar a Flora Sanhueza, natural de Sangüesa aunque residente la mayor parte de su vida en Chile. Al igual que Mercedes, Flora sufrió la reacción fascista y exiliada en el continente americano, años más tarde volvería a sufrir la dictadura, en este caso la del general Pinochet. Torturada y violada, acabaría falleciendo por las secuelas, igual tortura pasó su hijo Héctor Pavelic, quien desde entonces no ha parado de luchar por esclarecer todo lo ocurrido. Por las constantes amenazas de muerte recibidas y la negativa al exilio político, la AIT intermedió ayudándole a salir del país, siendo acogido en su momento por la CNT en Palma de Mallorca. Periódico: Periódico "cnt" nº 384 - Diciembre 2011

Indignación en Twitter contra 'Informe Semanal' de TVE por un reportaje edulcorado sobre Urdangarin

El reportaje emitido este sábado por el programa 'Informe Semanal' de TVE acerca del 'Caso Urdangarin' ha indignado a la sociedad española, que ha mostrado su enfado a través de las redes sociales. Los usuarios de Twitter han acusado a la televisión pública de hacer un "publirreportaje" a Urdangarin, ofreciendo una imagen institucionalizada y edulcorada de su figura, pasando por alto sus presuntos escándalos económicos e irregularidades financieras. Algunas de las ideas que en el reportaje se promovían, como la inocencia del Rey y la monarquía en todo este caso, han levantado aún más las iras de los usuarios de la mencionada red social, que han criticado duramente la emisión, pidiendo justicia en los tribunales con Urdangarin. El nombre del programa se ha convertido rápidamente en 'trending topic' (tema del momento) a nivel nacional, debido a la proliferación de comentarios de telespectadores descontentos con su emisión.http://ecodiario.eleconomista.es/television/noticias/3653254/01/12/Indignacion-en-Twitter-contra-Informe-Semanal-de-TVE-por-un-reportaje-favorable-a-Urdangarin.html

Arenas pide austeridad tras difundir que gana 178.179 euros al año

El megasueldo de Javier Arenas estuvo ayer en boca de los altos dirigentes políticos andaluces a excepción del propio Javier Arenas, quien no dijo ni mu de sus 178.179 euros brutos en su primer acto público tras difundir, forzado por el PSOE, su declaración de la renta. Pero no sólo eso. Como viene haciendo desde antes de hacer públicos sus ingresos, el líder del PP andaluz volvió a abogar por "la austeridad". "Hay que pasar del paro a las oportunidades (...). Los andaluces no se merecen políticos que engañen, merecen políticos que respeten a los ciudadanos y gestionen con eficacia", dijo Arenas, obviando sus ingresos, en la clausura de la Escuela de Verano del PP andaluz en Islantilla (Huelva). "Hoy sabemos que Arenas, por estar en la oposición, cobra el doble que el presidente de la Junta de Andalucía. Y no solamente eso, sino que lo ha intentado ocultar, negar y ha mentido al intentar ocultar esos sueldos secretos", denunció la consejera de Presidencia y portavoz del Gobierno andaluz, Mar Moreno, en referencia al sobresueldo que Arenas recibe de su partido: 95.674 euros brutos en 2010. El líder del PP andaluz atribuye esa cantidad a gastos de representación, por cuyo importe presentó facturas ante notario. Hace dos viernes, el PP difundió a los medios esa acta notarial -que sólo incluía sus ingresos netos- con la que Arenas pretendía escaparse de hacer pública su declaración de la renta tal cual, pese a haberse comprometido en el Debate sobre el Estado de la Comunidad después de que José Antonio Griñán difundiera las suyas de los tres últimos años. Ayer, un día después de exigirle que pida perdón a los andaluces por "mentir", el PSOE volvió a disparar a la misma diana: "Ha actuado con oscurantismo porque se avergüenza de cobrar como senador y como cargo del partido. Su problema no es lo escandaloso de los ingresos sino que ha mentido", aseguró la secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz, informa Europa Press. El líder de IU en Andalucía, Diego Valderas, insinuó que puede ganar incluso más. El mejor pagado Según su declaración, Arenas ingresó 142.679 euros brutos en 2010 frente a los 85.131 euros de Griñán. En total, sumando las indemnizaciones del Senado y el Parlamento andaluz, exentas de tributación, Arenas ganó 178.179 euros brutos. Desde que se conocieron sus ingresos, el PP ha intentado no airear mucho el asunto. Ayer, tras insistir en que Arenas no cobra del partido, su número dos, Antonio Sanz, usó la siguiente técnica de defensa: "Esto no es una competición de quién gana más, sino de quién es más transparente", informa Efe. No es el momento más apropiado para presumir de primer puesto en el pódium de los políticos mejor pagados de Andalucía: en plena crisis y justo cuando el viento de San Telmo -sede de la Presidencia de la Junta- sopla a su favor. Público

Fernando de los Ríos y el valor de la Enseñanza Pública

Escrito por Natalia Salvo Casaus------------ Mucho se ha hablado de la llegada del nuevo año, y no han sido pocos los chamanes contemporáneos que han llegado a predecir el fin de nuestros días. Sin embargo, y supersticiones a un lado, el 2012 será un año difícil, no sólo porque atravesamos una profunda crisis que todavía no ha dado claros signos de remitir, sino porque peligra el Estado de Bienestar, y con él, derechos básicos como lo son la educación o la sanidad públicas.En tiempos como éste, en el que los debates sobre la educación se suceden casi a diario, es importante rescatar una figura que, pese a ser uno de los grandes políticos de principios del siglo XX, se ha visto oscurecida, incluso olvidada. Aludo a Fernando de los Ríos, diputado en Cortes durante la Restauración y la Segunda República y ministro bajo los gobiernos de Alcalá Zamora y Azaña. Desde finales del siglo XIX, movimientos intelectuales habían recalcado el papel de la educación como un "purificador de la nación", en términos decimonónicos. Sin embargo, no fue hasta la proclamación de la Segunda República y el triunfo de las corrientes de izquierdas que la educación se convirtió en un vector fundamental de las políticas estatales. Educación entendida en pro de la igualdad, por ello se defendió la necesidad de instaurar una educación pública, universal y laica. El proyecto republicano, que vino de la mano de Fernando de los Ríos, Ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes, tuvo como leitmotiv la creación de una red de escuelas públicas a lo largo de toda la geografía española, que frenasen el poder de la Iglesia en materia educativa y que contribuyesen a alfabetizar a una población sumida en la pobreza y la ignorancia. Y de no haber sido por un golpe de estado militar y fascista que acabó con el legítimo gobierno republicano, se habría conseguido, y quizás hoy no estaríamos reabriendo absurdos debates sobre el valor de la educación, absurdos en tanto que la educación es un derecho inherente al hombre, no un regalo o una lismona que dan los gobiernos. La Iglesia Católica fue siempre la piedra en el zapato de las reformas educativas. Durante siglos había tenido el monopolio de la educación, de una educación que adoctrinaba y segregaba, pues sólo estaban llamados a poder acceder a ella quienes se lo pudiesen permitir. El común debía resignarse al analfabetismo y pedir perdón por haber nacido en una cuna de mimbre y no de roble. Reputados historiadores han visto en este factor una de las causas de la animadversión que las clases bajas, trabajadores y jornaleros, sintieron por esta institución, llegando a su punto más álgido en el fragor de la guerra. Fernando de los Ríos fue un intelectual comprometido con su tiempo. Pasó por los centros educativos más importantes de la época, como la Institución Libre de Enseñanza, dependiente de la JAE (Junta de Ampliación de Estudios), donde se instruyeron las grandes vanguardias del momento, y de la que llegó a ser profesor, tras licenciarse y doctorarse en Derecho. Fue docente del afamado poeta granadino Federico García Lorca. Sin embargo, no podemos obviar su carácter político, fue un ideólogo del socialismo español, apostando por una socialdemocracia que fuese la vanguardia de las reformas que necesitaba el país. Defendió un socialismo humano, donde la ética y la moral preponderasen por encima de cualquier otro valor. Fue un genio en todas sus facetas, la política, la social y la ideológica. Aquel joven entusiasta que habló a Lenin de libertad, y cuyo nombre cayó en el mayor de los olvidos. Fernando de los Ríos y su política educativa, en momentos como éste, adquieren vida propia, la vida que la historia les ha negado durante décadas. -------------------------- Fuente: impresionesmias.com