16 de marzo de 2012

Banca Cívica, pese a ser una entidad menor en cuanto a envergadura financiera, se ha ganado a pulso entrar en el selecto grupo de los cinco bancos que más dinero invierten en armamento en el Estado español.

La macabra lista vuelve a estar liderada por el BBVA, un banco que, según el último informe del Centro de Estudios por la Paz Delàs, ha invertido 1.824 millones de euros en el sector. Le sigue la pista el Banco Santander, con 1.020 millones. La participación de KutxaBank en la empresa CAF, por valor de 9,3 millones de euros, le ha aupado hasta el noveno puesto. Entre BBVA y Santander copan el 89% de la financiación de la industria armamentística. Sin embargo el entramado mediante el cual Banca Cívica participa, invierte y colabora con empresas vinculadas al armamento es uno de los más complejos. Además, la fracción armamentística que corresponde únicamente a Caja Navarra (al margen de sus socios) tiene una estrecha vinculación con Israel. Según explicó ayer Jordi Calvo, del Centre Delàs Por la Paz, la forma en la que la banca interviene en el entramado armamentístico es tan compleja como variada. Un banco puede poseer acciones en empresas de armamento o simplemente financiarlas. Si emplea alguna de estas dos vías, se puede seguir la pista de qué entidad invierte en qué empresa. Pero no es siempre tan fácil. Hay fórmulas más sutiles de sumarse al pastel del negocio de la guerra, como ayudar a colocar emisiones de bonos y pagarés o, incluso, ofrecer a los clientes de cada banco que pongan dinero en determinados fondos de inversión que incluyen a empresas de este tipo. Además, existe una vía aún más opaca, que es la financiación de las transacciones de armamento de un país a otro. Normalmente, las compras de armas entre países se hacen en cantidades económicas muy abultadas. Eso provoca que se tengan que pagar a plazos y ahí es donde intervienen los bancos, ofreciéndoles cobertura. La dificultad para indagar en este entramado de transacciones radica en que solo hay un país en el mundo donde se hagan públicas estas operaciones y quién las financia. Ese país es Italia y, entre las empresas que financian la compraventa de armas italianas, figura el BBVA. Cabe apuntar aquí que Roma ha vendido armas por valor de 16.000 millones en la última década. Debido a esta complejidad, el centro Delàs explica que el informe no es completo. Básicamente, afirman que «no están todos los que son, pero que son todos los que están». Además de las entidades del macabro top diez, el informe apunta a otras 50 entidades con ramificaciones dentro del entramado de la industria militar. Según Calvo: «Es suficiente que un banco aparezca en la lista como para que los clientes se replanteen dónde quieren dejar sus ahorros». Contrariamente a lo que se vende en las películas, el grueso de la industria armamentística se mueve dentro del mercado legal. Las principales empresas de armamento, como Boeing o la Lockheed Martin, no arman guerrillas, sino que equipan ejércitos. Y el mercado está en auge. El Centro Delàs ha investigado la producción de armas en el Estado español desde hace diez años y el gasto en armamento ha pasado de mil millones a 4.000. KutxaBank y el problema CAF La empresa CAF se encuentra en Gipuzkoa y sus orígenes se remontan a 1860. Su negocio principal se encuentra en la fabricación de trenes y de vagones. Sin embargo, un 5% de su producción tiene una finalidad militar, según el Centro Delàs. En concreto, se dedicaría a realizar blindajes para carros de combate. La postura de Calvo a este respecto es tajante: «Si es sólo un 5% cuesta menos erradicarlo. Mientras tenga ese tumor, consideraremos a CAF dentro de las empresas que tienen armamento y los bancos que la financian seguirán en la lista». La Kutxa tiene el 27,52% de las acciones de CAF, la BBK, el 5,81% y la Vital posee el 1,65%. La valorización según ventas de estas acciones es de 9,39 millones de euros, lo que les coloca en novena posición del ranking. El entramado Banca Cívica En total, Banca Cívica tiene invertidos 34.257.540 euros en empresas armamentísticas. A través de Cajasol (y su filial Carisa) participa también de CAF, pero esta es casi la menor de sus inversiones (valorada en 978.269 euros). Cajasol en solitario participa también en Alestis que se dedica a la fabricación de componentes en fibra de carbono para el avión militar A400M. El grueso de la implicación militar de Banca Cívica se produce a través de Tecnobit donde Caja Navarra controla un tercio de las acciones (y Caja Burgos otro 6%). La producción militar de Tecnobit no es residual, como en CAF, sino que el 85% de su trabajo está destinada al armamento. La empresa se dedica a plataformas y sistemas de armamento y protección, así como a desarrollar sistemas de combate y comunicaciones tácticas. En concreto, Tecnobit es la empresa encargada de colocar las lanzaderas de la pequeñas alas de los helicópteros Tiger europeos. Esas lanzaderas están hechas a medida para instalar misiles de fabricación israelí en el nuevo helicóptero (de la misma forma que el Apache americano porta misiles Hellfire). Asimismo, fabrica zepelines de vigilancia en un proyecto conjunto con Aerostar. La parte de Tecnobit que pertenece a Banca Cívica supera los 20 millones de euros en valor de mercado. La segunda inversión, por importancia, es la de Amper a través de Cajasol y Caja Burgos. Esta empresa desarrolla equipos electrónicos y sistemas de comunicación para Defensa. En concreto, su especialidad son las radiocomunicaciones militares, además de sistemas de protección de infraestructuras y control de fronteras. Las acciones de Banca Cívica en Amper están valoradas en más de cuatro millones de euros. Por otro lado, Aciturri se dedica al diseño de motores y partes de los programas Eurofighter o el EFA 2000D. En cuanto a Aernnova, sólo el 10% de su producción es militar. Aun así, surte de materiales necesarios para la fabricación de las alas y las hélices del avión A400M. Gara

Las primeras medidas que el Gobierno prevé incluir en los Presupuestos después de la huelga general del 29M

La previsión del Gobierno, según el documento al que ha tenido acceso este redactor, es presentar el proyecto de Ley ante el Congreso el próximo 30 o 31 de marzo. Tras el correspondiente trámite parlamentario la Ley sería aprobada más o menos a finales de mayo de 2012. Una de las medidas que apunta el documento es “anulación/prohibición total de las ofertas públicas de empleo. Anulación de los “procesos de consolidación” de empleo público en curso”. Actualmente ya está prohibido convocar nuevos procesos de Consolidación permitiéndose actualmente únicamente los que ya estaban incluidos en Ofertas de Empleo Público anteriores. Otra de las medidas que anunciaría el Gobierno de Rajoy en sede parlamentaria sería la “anulación de la “carrera profesional” en aquellos ámbitos en los que esté implantada”. Esto supondría la pérdida inmediata de las Cuantías que ya estuvieran reconocidas y cobrándose por dicha “carrera profesional”. Actualmente sólo en algunos ámbitos está implantada dicha carrera: AEAT y SERGAS. El tan temido y esperado “paquetazo” de finales de marzo, después de celebrar las elecciones andaluzas y asturianas, contempla una de las medidas “estrella” del Gobierno Rajoy que hará las delicias del empresariado. “conversión de los trienios en quinquenios”. Por ejemplo. Un trabajador que tenga quince años de antigüedad. Trienios: 5 trienios. Si se reconvierten en quinquenios: 3 quinquenios. Otra de las medidas que contempla el equipo económico de Rajoy destaca la “limitación del complemento del “complemento específico” a un máximo de 1/3 del “complemento de destino”. Esto supone una grave pérdida económica a todos los funcionarios de todas las administraciones, sobre todo a las Autonómicas y a las Locales, que suelen tener los complementos específicos más altos que la AGE. También se tiene previsto limitar las cuantías de “productividad” a un máximo de 1/5 del salario. No está claro todavía si será del salario base o de las retribuciones básicas. También anunciarán la limitación del número de personal eventual. Es decir, el personal de “especial confianza y asesoramiento de altos cargos”, comúnmente llamados asesores. Además, tienen previsto suprimir puestos con “duplicidades”. No está claro, todavía, a qué se refiere esta medida, si bien podría ser –como apunta el documento- “que se suprimirán los puestos de todos los trabajadores laborales cuyas funciones coincidan con las atribuidas a Cuerpos de Funcionarios”. En la práctica, esta medida supondría el despido de miles de trabajadores laborales en todas las Administraciones Públicas. Finalmente, el documento señala que el Gobierno de Rajoy anunciará en el Congreso la reducción de días de asuntos propios a un total de “3 días”. Todo un paquete de medidas que responderá a las expectativas de la Comisión Europea, de los circuitos financieros y el empresariado.http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/11475-las-primeras-medidas-que-el-gobierno-prev%C3%A9-incluir-en-los-presupuestos-despu%C3%A9s-de-la-huelga-general-del-29m.html