2 de abril de 2012

Bizikletak askatu! . Libertad para las biciclestas!

BAJO el lema Bizikletak askatu!, diversos colectivos sociales han llamado a concentrarse el martes 3 de abril, a las 20.00, frente al Ayuntamiento de Pamplona, para exigir la puesta en libertad de las 42 bicicletas detenidas por la Policía Municipal la mañana del pasado 29 de marzo, durante el trascurso de la jornada de huelga general. Los velocípedos formaban parte de un piquete circulatorio, autodenominado bicipikete. Hasta que fue desarticulado, dicho grupo se dedicó a circular a velocidad moderada por las principales arterias del tráfico rodado del centro de Pamplona. "El bicipikete se organizó entre varios colectivos sociales, entre gente que tiene trabajos no normalizados, que trabaja por su cuenta, en casa, o en pequeñas empresas. Nuestra intención era demostrar de manera no violenta, sin buscar el enfrentamiento, que podemos parar el tráfico de vehículos, que podemos parar el flujo de capital, que podemos parar todo esto", explicó a una emisora de radio pamplonesa una de las personas participantes en la peculiar protesta. A juzgar por esas declaraciones, la iniciativa podría parecer inofensiva y hasta simpática. Sería un craso error interpretarla de esa manera. La Entibadora ha tenido acceso al informe de la Policía Municipal sobre esas 42 bicicletas detenidas. Dicho documento revela que a los velocípedos "se les han incautado bombas, que llevaban incrustadas en sus cuadros". En opinión de la Policía local pamplonesa, "el pequeño detalle de que dichas bombas no sean explosivas sino de aire, de las que se utilizan para hinchar ruedas, no resta gravedad al dato, ya que resulta evidente que querían aumentar la presión, sin preocuparse por el riesgo de que aquello reventara". Por otro lado, el informe subraya que diez de las bicicletas portaban "pegatinas de una formación política ilegalizada, en las que, para disimular, habían puesto las siglas de la misma al revés: 'BH'". Además, en monasterio de Irache sospechan que varios de los velocípedos "tienen relación con pelotones organizados del País Vasco". Aunque el dato está aún sin confirmar, parece ser que "al menos una de las bicicletas ha participado en una edición de la Vuelta al País Vasco". En el caso de otras tres, "hay grabaciones de cámaras de seguridad que las sitúan paseando por bidegorris de San Sebastián, ciudad que, como es público y notorio, es capital, además de la provincia de Guipuzcoa, del Movimiento de Cicloturismo Nacional Vasco". A la hora de redactar estas líneas, los 42 velocípedos continuaban en dependencias policiales, y se especulaba con la posibilidad de que los enviarían a derrapar ante la Audiencia Nacional. Juan Kruz Lakasta. Diario de Noticias