24 de abril de 2012

¿hacia el fin de la austeridad en la Eurozona?.Los sindicatos ganan el pulso a Merkel y logran un histórico aumento del 6,3%.- Primer síntoma de crecimiento en un contexto de ajustes masivos.

PABLO GARCÍA--- (DPA/EFE)Empleados de los servicios de tráfico en tierra forman piquetes en la entrada del aeropuerto de Tegal de Berlín, Alemania, el martes 27 de marzo -Tras la huelga general del 29-M en España, el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, declaró: “La huelga no tuvo apoyo como para frenar la reforma laboral”. Pero el todopoderoso Schäuble no dirá lo mismo de las protestas en su país. Tras dos semanas de huelgas ininterrumpidas en el sector público y en el sector servicios, el Gobierno federal anunció el sábado 31 de marzo una fuerte subida salarial del 6,3%. Se trata de un hito de los sindicatos germanos, que amenazaban con un auténtico casus belli de no atenderse sus reivindicaciones. Paradojas de la UE contemporánea: mientras que las centrales de unos países inflaman la calle por culpa de los recortes, otras creen que los asalariados ya han hecho demasiados sacrificios y quieren su recompensa. Como explica el economista Romaric Godin al rotativo económico galo La Tribune, detrás de esta decisión del Ejecutivo de Angela Merkel hay un mensaje “esperanzador” para los 17 países de la Eurozona. “Elevando el consumo mediante subidas salariales, Alemania puede ayudar al crecimiento europeo, actualmente marginado por la oleada de planes de austeridad”, dice Godin. Berlín cuenta con un presupuesto saneado capaz de permitirse una subida como la actual, tasada en 1.700 millones de euros. La sensación de los deberes hechos Dos millones de funcionarios y una cantidad muy superior de empleados del sector servicios se beneficiará de la medida. De hecho, ambos colectivos han padecido ya con creces la incipiente reforma laboral lanzada a mediados de la pasada década por el socialdemócrata Gerhard Schöder (la célebre Agenda 2010); y ahora, con el paro en su cota más baja (7,2%) y la sensación de que son otros los países que deben sufrir la crisis, los asalariados alemanes exigen ganar más. El Gobierno federal proponía un aumento del 3,3% y Verdi, la organización sindical que aglutina a la mayoría de funcionarios y empleados públicos, un 6,5%. Es evidente que se han impuesto las tesis de la segunda. La subida salarial se hará en tres etapas: 3,5% este año, 1,4% el 1 de enero de 2013 y también 1,4% el 1 de agosto del año que viene.(DPA/EFE)

Sigue la oleada fascista/represiva: Detenida la secretaria de organización de la CGT-Barcelona por actos relacionados con el 29M

Los Mossos d'Esquadra han detenido hoy por la mañana la secretaria de organización de la federación local de CGT Barcelona, ​​Laura Gómez, y la han trasladado a la comisaría de Les Corts. Acusada de participar en una "performance" ante la bolsa el día de la huelga general. Según informa el portal Nación Digital, se le acusa de haber participado en una performance ante la Bolsa de Barcelona el día de la huelga general, durante la cual se quemaron unas bolsas de plástico para simbolizar la quema de la institución. La CGT ya ha organizado una concentración frente a la comisaría para darle apoyo, a la 1 del mediodía, y la CAJEI ya ha anunciado que se suma. Según el comunicado oficial de los Mossos, se le acusa de "presuntamente participó en la quema y los destrozos que sufrió el edificio de la Bolsa de Barcelona durante la jornada de huelga del 29-M. Las investigaciones policiales posteriores a los altercados que se produjeron durante la jornada de huelga han permitido la identificación de esta persona que habría participado, junto con otros vándalos, en la quema en la Bolsa de Barcelona. " Se le imputan, en consecuencia, los delitos de desórdenes públicos, incendio, coacciones y el delito relativo al ejercicio de los derechos fundamentales y las libertades públicas. La policía también asegura que Gómez "ha sido denunciada en varias ocasiones por faltas contra las personas, coacciones, daños, contra el patrimonio y ocupación de inmuebles". La oleada fascista/represiva en Catalunya sigue, pues, avanzando. Nadie que saliera a la calle el 29M puede estar en estos momento a salvo. Si usted fue uno de los que salió ese día a defender sus derechos, y en los próximos días llaman a las 06:00 a su casa, tenga en cuenta que es posible que no sea el lechero. Eso, como dijo alguien, solo pasa en las democracias...http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/16038-sigue-la-oleada-fascista/represiva-detenida-la-secretaria-de-organizaci%C3%B3n-de-la-cgt-barcelona-por-actos-relacionados-con-el-29m.html

Carta de un investigador al rey Don Juan Carlos

Aberto Sicilia--- Me llamo Alberto Sicilia, y soy investigador de física teórica en la Universidad Complutense de Madrid. Hasta el año pasado, enseñaba en la Universidad de Cambridge. Decidí regresar a España porque quería contribuir al avance científico de nuestro país. A las pocas semanas de llegar, me llevé la primera alegría: Francisco Camps obtenía un doctorado cum laude apenas 6 meses después de dimitir como presidente de la Generalitat. Escribí dos cartas para felicitarle, pero no me respondió. Paco debe estar muy ocupado. Quizás le contrató Amancio Ortega para que diseñe la colección de trajes primavera-verano. Abrí la segunda botella de champán al conocer los Presupuestos Generales recién presentados. La inversión en ciencia se recorta en 600 millones de euros. Imagínate que se nos ocurre apostar por la investigación y acabamos ganando un Nobel: quebraríamos el orden geopolítico mundial. Hasta ahora, los Nobel científicos son para británicos, alemanes, franceses o americanos. Nosotros nos llevamos los Tours, los Rolland Garros y las Champions League. Si empezásemos a ganar también en ciencia, ¿qué consuelo quedaría para David, Angela, Nicolas y Barack? He sufrido la tercera y definitiva conmoción al saber de tu safari. Dicen los periódicos que costó 37.000 euros, dos años de mi salario. Los que nos dedicamos a la ciencia no lo hacemos por dinero. Al terminar nuestras tesis doctorales en física teórica, algunos compañeros se fueron trabajar para Goldman Sachs, JP Morgan o Google. Quienes continuamos investigando lo hicimos por pasión. La ciencia es una de las aventuras más hermosas en las que se ha embarcado la especie humana. Al regresar a España, entendí que atravesábamos una situación económica complicada. Por eso acepté trabajar con muchos menos recursos de los que ofrecía Cambridge y un sueldo inferior al que ganaba cuando era estudiante de primer año de doctorado en París. Juancar, tengo que darte las gracias. Tu aventura en Botsuana me ha hecho comprender, definitivamente, cómo es el país al que regresé. Regresé a un país donde el Jefe del Estado se va a cazar elefantes mientras cinco millones de personas no tienen empleo. Regresé a un país donde el Jefe del Estado se opera de prótesis de cadera en una clínica privada, mientras miles de compatriotas esperan meses para la misma intervención. Regresé a un país donde el Jefe del Estado se va de vacaciones en jet privado mientras se fulminan las ayudas a las personas dependientes. Que yo me marche a otro lugar para seguir mis investigaciones no será una gran pérdida para España. No soy el Einstein de mi generación. Pero me desespera pensar en algunos físicos de mi edad que son ya referentes mundiales en las mejores universidades. Muchos de ellos soñaban con regresar un día a España. Teníamos la oportunidad de cambiar, al fin, la escuálida tradición científica de nuestro país. Nunca volverán. Hemos convertido España en un gran coto de caza. Pero aquí no se persiguen elefantes ni codornices, sino investigadores. Dentro de poco podremos solicitar subvenciones a WWF por ser especie en extinción. Permíteme terminar con otra cuestión que me turba. En África hay cientos de jóvenes españoles trabajando como cooperantes en ONGs. Chicos y chicas que viven lejos de sus familias porque quieren aliviar el sufrimiento humano y construir un mundo más decente. Si tenías tantas ganas de viajar a África, ¿porqué no fuiste a abrazar a esos muchachos y a recordarles lo orgullosos que estamos de ellos? Juancar, en tu último discurso de Navidad afirmaste que "todos, sobre todo las personas con responsabilidades públicas, tenemos el deber de observar un comportamiento adecuado, un comportamiento ejemplar". Y digo yo, si unos meses después tenías planeado ir a cazar elefantes, ¿por qué no te callas?

Vídeo. El Pacto IU-PSOE en Andalucía. Declaraciones de Julio Anguita

SABIN ARANA BILBAO MIEMBRO DE GOLDATU «La Ertzaintza somos todos»... menos uno, al menos yo

Dos ertzainas del grupo que cargó y mató a Iñigo Cabacas declararon que «no son asesinos» y que «solo cumplían órdenes»; el autor niega la mayor y refuta la máxima que da título a este artículo. Sitúa el meollo en una cuestión estructural, que viene desde la guerra y que los «responsables de la Transición» homologaron. Repasa ejemplos de impunidad y privilegio en la Policía y la Guardia Civil, la judicatura... No se considera «igual a los ertzainas» y aboga por combatir toda «práctica atentatoria» contra la libertad y la integridad de los ciudadanos. Recién llegado a Buenos Aires para personarme en la querella contra los crímenes del franquismo y sus artífices, que lleva adelante una juez de este país, he hecho un recorrido por la prensa digital y me he encontrado con el lamento de dos ertzainas del grupo que cargó y mató a Iñaki Cabacas, repitiendo una y otra vez que no son «asesinos» y que solo «cumplen órdenes». Influido por el motivo del viaje, que ya me había abierto el baúl de las pesadillas, las palabras de esos dos «trabajadores de la porra» (esta vez las comillas son mías) me hicieron recordar una «película» que se «filmó» en marzo de 1968, en Gasteiz, en la que los policías que estaban torturando a un detenido, en los descansos que se tomaban gustaban de filosofar ante él afirmando, tranquilos, que ellos no eran asesinos, ni tan siquiera torturadores, sino unos funcionarios que cumplían con su deber y con las órdenes recibidas de hacerle cantar costase lo que costase. Solían decir también que los policías siempre habían existido, que eran necesarios en cualquier régimen y que, cuando el franquismo pasase, seguirían al servicio del siguiente gobierno, «aunque fuese del PSOE o del PCE». Aquel pobre guiñapo humano, que a duras penas podía mantener a salvo el cajón de los secretos de la clandestinidad en la que había estado inmerso, pensaba en su interior que eso no sería así, que cuando el régimen cayese se llevaría con él al infierno a todos los que lo apuntalaban día a día con sus leyes, sus millones, sus cruzadas, sus condenas, sus torturas, sus mentiras... Pensaba que surgiría algo nuevo, limpio, que se basase en el respeto y la solidaridad humanos, de las mujeres y de los hombres, de las naciones y de los pueblos, del mundo del trabajo. El final de esa película no tiene demasiada importancia, es el de otros cientos, miles, de «películas» que se «filmaron» durante aquellos años oscuros de la guerra, la posguerra, el tardofranquismo, la transición y lo que todo ello nos ha dejado, que se resume muy bien en esos «no somos asesinos», «solo cumplimos órdenes». Los artífices de la transición (algún día espero que sean definidos como los «responsables de la transición») y sus corifeos siguen proclamando urbi et orbi que la transición española fue modélica. ¡Y lo trágico es que no podemos menos que reconocer que fue así!... pero para ellos. En efecto, resultó modélica, en primer lugar, para los jerifaltes del régimen franquista: Juan Carlos, los ministros y demás altos cargos de sus gobiernos, los militares que le mantuvieron en el poder durante cuarenta años... todos ellos pasaban a la categoría de «homologables a la democracia» por la graciosa decisión de los, así autoproclamados, principales representantes del pueblo: los Carrillo, González, Arzalluz... Cómo no, fue modélica también para la judicatura, que pasó de franquista a demócrata con la única gabela de algún que otro cambio de nombre y de destino (TOP versus Audiencia Nacional, por ejemplo). No menos modélica resultó para la policía y la Guardia Civil, plagadas de asesinos y torturadores, que también iban a pasar la prueba del algodón democrático con algún traslado que otro de los personajes más significados en dichas prácticas. ¡Y qué decir de la oligarquía financiera e industrial, o de la agraria! Su sistema capitalista salió incólume, reforzado en su nivel de aceptación social en vez de deslegitimado, porque los grandes políticos y sindicalistas así lo quisieron. O para la Iglesia Católica Romana que, brazo fascista en alto, arropó la rebelión militar-fascista con el título de «cruzada» y paseó al dictador bajo palio hasta su muerte. Esta institución golpista, que intrigó descaradamente contra la República, saldría de la Transición con todo su poder económico e ideológico intactos y con los viejos privilegios puestos al día: la exención de pagar impuestos, las subvenciones de las diferentes administraciones, la capacidad y potestad de intervenir en la esfera política de la sociedad, etc. Pero para los protagonistas anónimos de esas películas recordadas, para los descendientes de los trabajadores y trabajadoras republicanas que vieron un rayo de luz en 1931 y creyeron en la posibilidad de un mundo mejor y más justo, la Transición significó la gran frustración de todas sus aspiraciones. ¿Quién, al margen de los que han tocado «poltrona», es capaz de creerse el cuento chino de la transición modélica? ¿Quién no ve en esta crisis la omnipotencia que en la Transición se le dio a la banca, al mercado, al dinero en definitiva? ¿Quién no ve en el cierre de periódicos y radios sin juicio, en la criminalización de opciones políticas y juveniles, en la persecución de la solidaridad con los presos políticos, en el enjuiciamiento de actitudes de diálogo (Ibarretxe, Otegi, Díaz Usabiaga...) las consecuencias de aquella transición? Yo, al menos, sí lo veo. En este Estado no ha habido Reconciliación. Y no la ha habido porque sólo puede haber reconciliación entre iguales, y no lo somos ni lo queremos ser, aunque sea por diferentes motivos: No soy igual a los explotadores sino a los explotados. No soy igual a los obispos que defienden eternos privilegios sino a quienes luchan contra todo oscurantismo. No soy igual a los que condenan todo lo que huela a independentismo porque «el terrorismo defiende lo mismo», sino a los que sufren por esa legítima opción. No soy igual a los que, a toque de silbato jerárquico son capaces de disparar pelotas o lo que sea, y de golpear con saña vesánica a quienes tengan delante, yo estoy entre los apaleados. No, no soy igual a vosotros, los ertzainas, como no lo soy de los «civiles», o los «grises», o los «gestapo», o los «stasy»... ¡No, la Ertzantza no somos todos, a pesar de lo que quieran hacernos tragar en sus manifestaciones auto-exculpatorias. Cuando nos hemos animado a venir hasta Buenos Aires para denunciar la impunidad del franquismo y la «ley de punto final» de 1977 que dictaron llamándola «Ley de Amnistía», lo hemos hecho no solo para exigir responsabilidades a quienes apoyaron y favorecieron aquella infamia, sino también para combatir y eliminar todo resto continuista en leyes, administraciones, ejércitos, policías... y para denunciar toda práctica atentatoria contra la libertad y la integridad de los ciudadanos, sea cual sea el color del uniforme de las fuerzas represivas que la practiquen. Escrito por Sabino Arana Bilbao.--- (*) Suscriben asimismo este artículo Manuel Blanco Chivite, Chato Galante y Josu Ibargutxi, miembros de La Comuna y de Goldatu, querellantes contra el franquismo en la Argentina

Andalucía: el acuerdo IU-PSOE, a referéndum

Antonio Piera--- Mañana martes, 24 de abril, se celebra en las sedes locales de IU el referéndum vinculante previsto en los estatutos de esta coalición para las grandes decisiones. La dirección autonómica está poniendo toda la carne en el asador para que su militancia refrende tanto los contenidos del Acuerdo alcanzado con el PSOE andaluz como la estrategia de gobernar con los socialistas la Junta andaluza, aunque la papeleta ofrece también la opción de limitarse a un Pacto de Legislatura. Diego Valderas, que ha acuñado la definición castrense "con mando en plaza" para definir las ventajas que, a su entender, supone para la coalición que lidera gobernar Andalucía de la mano del PSOE, defiende a capa y espada las 250 medidas y las 28 leyes enumeradas en las 75 páginas del Acuerdo hecho público,"para que en Andalucía gobiernen las políticas de izquierdas los próximos cuatro años". Con este objetivo, la dirección de IU ha hecho llegar a los 6.000 militantes censados que votarán en este referéndum, un documento en el que se establece la comparativa entre el decálogo de medidas irrenunciables contenido en el 'contrato con el pueblo andaluz' que Valderas firmó ante notario en la previa de las pasadas elecciones autonómicas y las correspondientes iniciativas legislativas previstas en el Acuerdo con el PSOE-A. Con ello pretende convencer a la mayoría de las bases de su coalición de las bondades de aplicar "un programa, una política y un gobierno, y no dos gobiernos, porque sería muy complicado", como le gusta resumir al casi seguro candidato a la vicepresidencia de la Junta. Apoyo del PCA al pacto con el PSOE Apoyo del PCA al pacto con el PSOE Hoy mismo, se ha hecho público el apoyo explícito al tándem PSOE-IU por parte del Comité Central del Partido Comunista Andaluz, que ha decidido secundar el pacto de gobierno por 55 votos a favor, ocho abstenciones y un solo voto en contra. En palabras de José Manuel Mariscal,"no podemos dejar al PSOE solo en el Gobierno, porque seguramente pactarían con IU las cositas y dejaríamos abierta la vía para que los socialistas acuerden con el PP las grandes políticas económicas. Y si eso ocurre, no podremos quejarnos". La resolución política del CC del partido lo argumenta claramente (sic): "solo desde dentro es posible garantizar que se ejecuten aquellas políticasde nuestro Programa que consideramos centrales para la resistencia frente a la dictadura del capital: La banca pública, la renta básica, plan de empleo de choque, la economía social, la regeneración democrática, el carácter público de la sanidad, la educación y los servicios sociales, la memoria democrática, la democracia participativa, rentas agrícolas justas, la transparencia, la asistencia jurídica gratuita, etc". Esta bendición a la estrategia de IU desde la organización con mayor peso específico en el seno de la coalición de izquierdas, por otra parte previsible por evidente, viene a prologar la movilización de sus bases ante el referéndum del martes 24 de abril, saliendo al paso de las alternativas 'antiacuerdo' promovidas desde los sectores próximos a la CUT-BAI (Colectivo de Unidad de los Trabajadores- Bloque Andaluz de Izquierdas) de Sánchez Gordillo, para quien el documento que contiene el Acuerdo resulta "abstracto e inconcreto, una simple declaración de buenas intenciones, un brindis al sol en el que no se contemplan plazos para cumplir lo acordado, ni dinero para llevar a cabo las propuestas".En declaraciones a esta revista, Diego Cañamero valoró también el documento que contiene el Acuerdo de forma muy negativa: "Es tan general que lo podría firmar cualquiera", dijo. "Papel mojado", concluyó. Respuesta de las asambleas de Osuna y Láchar y voces de prestigio en contra del Acuerdo En asambleas paralelas celebradas en Osuna (Sevilla) y Láchar (Granada) el pasado sábado 21, setenta y seis asambleas locales decidieron una respuesta conjunta a los planes de la dirección concretada en los siguientes puntos (sic):1.- Frente al referéndum promovido por la dirección, debemos propiciar la participación de todxslxs militantes de Izquierda Unida que han posibilitado los resultados electorales sin discriminación de lxs que no figuran en el actual censo.2.- Elaborar una papeleta alternativa con una tercera casilla donde se pueda optar por la investidura y el paso a la oposición. 3.- Votar NO a la primera pregunta y señalar esta nueva casilla para que quede claro que no queremos participar en este gobierno. La insumisión está servida. No es Gordillo el único disidente tanto al Acuerdo con el PSOE-A como a las formas de la consulta a las bases. Otras voces de prestigio se han manifestado en contra de estas decisiones, entre las que destaca, por su contundencia, la de Sebastián Martín Recio, exalcalde de Carmona, para quien el Acuerdo "son declaracionesde intenciones y parece más un programa electoral que un acuerdo de gobierno". En sus reflexiones, el que fuera candidato disidente a la presidencia de IU pone el acento sobre un aspecto que pocos mencionan: "Izquierda Unida tendrá un gran desgaste cuando el desarrollo de las actuaciones del gobierno al que pertenece o al que apoya provoque enormes frustraciones entre las capas sociales que esperan otras políticas sociales y de empleo. Cuando materialmente le resulte imposible acometer las expectativas prometidas o las medidas anunciadas por problemas presupuestarios o falta de financiación del Gobierno Central o imposiciones de los mercados o de la UE. Desgaste a cambio de nada, porque entonces será muy difícil recuperarse como fuerza de izquierda creíble". Augura también otro segundo riesgo añadido: "Entregar la investidura es entregar la llave de fijar la agenda de unas elecciones anticipadas en el momento más propicio para el PSOE". Entre tantas voces de políticos, todos ellos partidarios confesos de alabar hasta la saciedad el concepto de participación política, no se encuentran referencias a los 437.445 votantes de Izquierda Unida en las pasadas elecciones autonómicas. Nadie parece haber encontrado ninguna manera de aplicar la democracia participativa con ellos, los auténticos protagonistas de lo que ahora parece ser, exclusivamente, cosa de política.