7 de mayo de 2012

A la Delegación del Gobierno en Navarra

Alrededor de 2000 presos y presas palestinas están en huelga de hambre en las cárceles de Israel. Exigen el fin del régimen de detención administrativa (herencia colonial británica) que permite mantener a una persona detenida indefinidamente en la cárcel sin que le sea notificado el menor cargo y demandan una modificación de sus condiciones de detención (fin de las medidas de aislamiento, de los malos tratos, de las humillaciones a las visitas, de la prohibición de las visitas de los familiares de Gaza, etc.) Según Amnistía Internacional, “la detención administrativa es un procedimiento mediante el cual los detenidos permanecen bajo custodia durante periodos de hasta seis meses, que pueden renovarse repetidamente, sin que se formulen cargos contra ellos ni sean sometidos a juicio. Las detenciones administrativas suponen una violación sistemática del derecho de los detenidos a un juicio justo, tal como garantiza el artículo 14 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP)”. Algunos personas encarceladas están en huelga de hambre desde el 1 de marzo y están llegando a un umbral crítico para su propia vida. Amnistía Internacional informó el 27 de abril de 2012 que tres detenidos estaban ya tan enfermos que habían sido llevados al hospital de la prisión de Ramleh a la vez que se les niega el acceso a médicos independientes. Este movimiento, que reivindica los derechos humanos más elementales, está siendo ignorado por los grandes medios de comunicación de masas. Desvela la gravedad de los ataques a los derechos humanos en las prisiones israelíes y la exasperación de hombres y mujeres diariamente humillados. Las personas abajo firmantes, miembros de diferentes colectivos de solidaridad con el pueblo de Palestina, por la presente le pedimos, Señora Delegada, que demande a su gobierno que tome las medidas oportunas (económicas, políticas, etc.) para presionar a las autoridades israelíes para que pongan fin a las detenciones administrativas y abandonen sus prácticas de violación de los derechos humanos más elementales en las prisiones israelíes. Grupos de Iruñea contra las Guerras-PEE Komite Internazionalistak CGT-LKN Mugarik Gabe Nafarroa Askapena Palestinarekin Elkartasuna Asociación Cultural ‘Poeta Miguel Hernández’ Solidaridad para el Desarrollo y la Paz (SODePAZ) Antikapitalistak

IU considera que los resultados de la izquierda alternativa en Grecia y Francia "marcan el cambio de rumbo de la política en Europa"

El responsable de Política Internacional y eurodiputado, Willy Meyer, valora que el “desplome de Nueva Democracia y el PASOK, unido al avance de la izquierda transformadora, acaban con el bipartidismo y señalan el camino hacia una verdadera salida de la crisis desde posiciones alternativas” Izquierda Unida, a través de su responsable de Política Internacional y eurodiputado, Willy Meyer, “muestra su satisfacción por el resultado de las elecciones presidenciales en Francia, que ha sido posible gracias al avance fundamental del Front de Gauche, así como los buenos datos electorales cosechados en Grecia tanto por el Syriza como el KKE. Estos resultados marcan el cambio de rumbo en la actual política europea”. Para Meyer, “el desplome que han sufrido Nueva Democracia y PASOK, unido al avance de las fuerzas de la izquierda transformadora y alternativa, acaban con el bipartidismo en Grecia, al tiempo que señalan el camino hacia una verdadera salida de la crisis en Europa desde posiciones alternativas”. El dirigente federal destaca que tanto Syriza como el Partido Comunista (KKE) “son las fuerzas de la izquierda griega que, al igual que Izquierda Unida en España, denuncian el pacto entre socialdemócratas y liberal-conservadores fraguado en Europa en el Consenso de Bruselas. Entendemos que este pacto es el responsable del desmantelamiento del Estado del bienestar, de la privatización de los servicios públicos y de los sectores estratégicos de la economía y, en definitiva, de las políticas que están asfixiando a trabajadores, desempleados, jóvenes y pensionistas, es decir, los colectivos más afectados por las crisis”. Según los primeros resultados oficiales ofrecidos por el Ministerio del Interior heleno, Syriza se consolidaría como segunda fuerza más votada, por encima del socialista PASOK. “Las urnas en Grecia se han llenado de votos contra el memorándum de la Troika, contra el Pacto de Estabilidad y el Pacto por el Euro”, valora Meyer. El eurodiputado de IU señala que tanto estos resultados en Grecia como los que han tenido lugar en Francia, con la destacada intervención del Front de Gauche, “sirven de acicate para seguir trabajando en España hacia un giro radical en la situación económica y avanzar hacia una economía productiva que permita rescatar sus sectores estratégicos y evitar la intervención por parte de las instancias económicas de la UE”. Escrito por Izquierda Unida (En la foto, el candidato de SYRIZA, Alexis Tsipras)

La irrupción de "los camisas negras" en Grecia

Por la derecha antieuropea, la formación Griegos Independientes ha conseguido obtener 33 escaños. Este partido es una escisión de Nueva Democracia que critica el seguidismo de éstos hacia la UE. Mantiene posiciones conservadoras y nacionalistas, con un discurso populista que apela a la "nación griega" frente a la pérdida de soberanía que implica la UE. Pero otra de las sorpresas y la más preocupante que han dejado los resultados electorales es la irrupción en el futuro Parlamento griego del partido neonazi de Amanecer Dorado, que, de ser un fenómeno marginal, ha recibido el apoyo casi el 7 % de los electores y tendrá un grupo parlamentario de 21 diputados. "Quierdo dedicar esta victoria a los valientes de camisa negra" Frente al paro y el empobrecimiento de grandes capas de la población, esta formación ha jugado la carta del odio a los inmigrantes y el discurso ultranacionalista antieuropeo. Con su discurso de respuestas fáciles, ha ganado popularidad a través de campañas de ayuda social en los barrios obreros que más han sido golpeados por la crisis, al tiempo que sus ideas racistas han calado en amplios sectores desesperados que han querido ver al inmigrante como culpable de la crisis. Su líder, Nikos Michaloliakos, lo dejó claro tras conocer el resultado de los comicios: "Voy a avanzar, enfrentándome a la tiranía de los medios de comunicación, de las televisiones y los periódicos. Quiero dedicar esta victoria a los valientes de camisa negra". Fundado en 1993 por el exoficial del Ejército griego Nikolaos Mijaloliakos, el partido mantiene vínculos con otros movimientos neonazis europeos y, según las denuncias de la prensa y políticos griegos, con elementos de la Junta Militar depuesta en 1974 e incluso con grupos de la actual Policía. Hasta hace poco, Amanecer Dorado solo contaba con un apoyo electoral mínimo, pero en las municipales de 2010 logró un concejal en el Ayuntamiento de Atenas, consiguiendo en algunos barrios hasta el 20% de los votos. Como ejemplo del absolutismo que propugna este partido, anoche los miembros de la seguridad del líder de Amanecer Dorado obligaron a los periodistas que acudieron al mitin postelectoral a ponerse de pie para recibirle en la sala.Público

Empieza la venganza de los oligarcas contra los electores

Carlos Enrique Bayo---- La rabia con la que los mercados financieros han acogido los resultados electorales en Francia y Grecia se ha hecho patente nada más abrir las bolsas, en la mañana siguiente a esos dos veredictos de las urnas contra la mortífera austeridad a ultranza impuesta por Merkozy para salvar a la banca a costa de los contribuyentes. El inmediato desplome en un 8% de los valores griegos era previsible, tras el caos parlamentario provocado por la reacción de los votantes a las implacables imposiciones de la UE, el FMI y el Banco Mundial, que han paralizado la economía del país y sumido a la población en una penuria tercermundista. Pero el castigo contra los franceses por haber votado socialista –ampliado a todos los europeos con la caída del valor del euro a su nivel más bajo en tres meses y la brusca subida de las primas de riesgo de los países mediterráneos– no tiene lógica alguna, cuando la victoria de Hollande estaba prevista por todos los sondeos desde hace meses y debería haber sido descontada de antemano por los inversores. Lo que se está ahora produciendo es una auténtica venganza de la oligarquía financiera (esa que ha aumentado su capital en Europa en otros dos billones de euros, según cálculos de Eurostat, durante esta crisis de recortes sociales y laborales) contra los que se han atrevido a votar a favor de alternativas políticas al neoliberalismo imperante. Porque ninguna de las medidas económicas anunciadas por Hollande en su campaña es auténticamente radical, por mucho que llamen la atención las subidas de impuestos a los millonarios y las entidades bancarias; ni van a afectar seriamente al sector financiero, pues se estima que sólo le supondrá la pérdida de una décima parte de sus beneficios. Lo que de verdad tiene airados a los magnates de la banca es la sugerencia, lanzada por el ya presidente electo de Francia en las postrimerías de su campaña electoral, de que el Banco Central Europeo (BCE) debe conceder préstamos directamente a los gobiernos, en vez de entregar cientos de miles de millones de euros a los bancos al 1% de interés para que a continuación estos se los presten a cada Estado con intereses del 5%, 6% o más (en el caso de Grecia, su bono a diez años alcanzó ayer la descomunal tasa del 23,25%), para obtener pingües beneficios (en ocasiones, rayanos con la usura) a costa de los erarios públicos. Hace poco, un alto directivo bancario de la City londinense me justificó esa práctica ruinosa para las arcas del Estado alegando que ésa ha sido la manera de camuflar un rescate masivo de la banca europea (arruinada por sus propios excesos en el casino bursátil), subterfugio que ha permitido inyectar en las entidades financieras más de un billón de euros (casi el equivalente al PIB de España) procedentes de los impuestos de los contribuyentes. Esa astronómica cantidad de dinero público facilitado, vía BCE, a los bancos europeos nunca es reconocida por nuestros gobernantes, cuando alegan que el rescate bancario (en España, 115.000 millones de euros del Estado) se limita a avales, créditos y compra de activos. Es sangrante que el mismo día en que comienza a trabajar el nuevo presidente socialista francés, Rajoy admita por fin que está dispuesto a inyectar en la banca los miles de millones que aduce que no existen para Sanidad, Educación, Seguridad Social, investigación… y que sea el grupo Bankia dirigido por el gurú económico del PP, Rodrigo Rato, el que primero vaya a beneficiarse de ese colosal trasvase de los fondos que se niegan a jubilados, enfermos, maestros, funcionarios, científicos… En el terreno político, lo peor del resultado electoral francés para la derecha es que se va a poner de manifiesto la profunda falsedad, el tremendo engaño, de su discurso a favor de la austeridad como única salida de la crisis; de la mentira mil veces repetida, hasta lograr que muchos trabajadores se la crean, de que la izquierda es responsable de la crisis y del desempleo por haber despilfarrado los fondos públicos; de que “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”. ¿Quiénes? ¿Los mileuristas, los parados, los pensionistas…? Es insultante para todos ellos, porque los que sostienen esa tesis saben perfectamente que es falsa, que la crisis fue la que disparó la deuda pública y el déficit presupuestario, no al revés, y que esta Gran Recesión que padecemos fue provocada por los excesos de los potentados a los que ahora se sigue enriqueciendo quitándoles a los trabajadores sus escasos ingresos y sus duramente conquistados derechos sociales. Y lo más inadmisible de todo esto es que, además, esa imposición de austeridad mayúscula no hace más que agravar esa misma crisis, precipitando a la economía en un abismo de parálisis que genera aún mayores pérdidas en un círculo vicioso que amenaza con arruinar a las sociedades más prósperas del planeta. Como sostiene el premio Nobel de Economía Paul Krugman en su último libro (¡Acabad ya con esta crisis!) “…políticos y funcionarios públicos de primer orden (…) han elegido olvidar las lecciones de la historia y las conclusiones de varias generaciones de grandes analistas económicos; y en lugar de este conocimiento, obtenido con tanto empeño, han optado por prejuicios ideológicos y políticamente convenientes”. Krugman subraya que nuestros gobernantes “han hecho caso omiso por completo de la máxima esencial de Keynes: ‘el auge, y no la depresión, es la hora de la austeridad’. Es hora de que el Gobierno gaste más, y no menos”. No sólo eso, digo yo, sino que los mismos que hoy recortan los gastos sociales y las inversiones estatales, cuando son más necesarias que nunca, fueron los que impulsaron proyectos públicos faraónicos y permitieron el enriquecimiento ilícito de sus amigos durante los años de bonanza, como se comprueba con sólo dirigir la vista hacia Valencia. O hacia Grecia, donde hoy pretende volver a gobernar la misma derecha de Nueva Democracia que causó la catástrofe económica del país al falsificar las cuentas del Estado y despilfarrar los recursos públicos. Y, para mayor escarnio, ese partido se proclama ganador, tras perder un 15% de los votos y quedarse con menos del 19% de los sufragios emitidos, porque el sistema electoral griego (diseñado para dar el poder absoluto a los ya poderosos) le regala 50 escaños (casi un 17% del total de diputados) para que pueda tener más del doble de parlamentarios que el izquierdista Syriza, al que sólo ha superado en dos puntos porcentuales. Con semejantes perversiones de la democracia, en su propia cuna, a nadie puede extrañar que la ciudadanía se rebele contra los políticos, como se pondrá de manifiesto este próximo fin de semana 12M-15M en un millar de ciudades del planeta, donde la ciudadanía reclamará no ser gobernada por malhechores. Ahí radica el verdadero temor de los mercados: que el pueblo se subleve contra su tiranía. Y es por eso que su venganza va a ser, sin duda, terrible.Público

El PCE felicita a la coalición SIRYZA y al KKE por los resultados obtenidos en las elecciones en Grecia

Las elecciones generales celebradas en Grecia este domingo, han supuesto la ruptura del bipartidismo que ha dirigido el país en las últimas décadas y, un avance importante de la izquierda alternativa y comunista, que va ha tener reflejo en las políticas europeas, según han manifestado José Luis Centella y Maite Mola, Secretario General y Responsable de Internacional en sendas misivas a los partidos de la izquierda griega SIRYZA Y KKE. El secretario General del PCE, José Luis Centella, y la responsable de Internacional, Maite Mola, han enviado, en el día de hoy, una circular a la dirección de SIRYZA, partido que ha sido la gran noticia de la noche electoral adelantado en votos a los socialistas del PASOK, en la que manifiestan su felicitación “por el gran éxito electoral que habéis obtenido”, y en la que ensalzan la política coherente y clara de la formación de izquierdas “Creemos que ese éxito es sin duda fruto de una política coherente y clara, desde una óptica de izquierdas, para dar salida a la profunda crisis que padece el pueblo griego”. Centella opina que estos resultados tendrán repercusión en Europa, así lo manifiesta en su escrito, “Vuestro éxito es el nuestro, ya que somos compañeros en el PIE dónde venimos hace años luchando por otra Europa, la de los pueblos”. En la circular enviada a la coalición de izquierdas los dirigentes del PCE manifiestan la necesidad de otras políticas que favorezcan a la mayoría social, “Sin duda vuestro ascenso electoral tendrá también un reflejo en las políticas europeas, que tanto se necesitan y que pongan al ser humano lo primero, y no a los mercados y a los bancos” También se han dirigido a los comunistas del KKE, en la carta tanto el Secretario General del PCE José Luis Centella, como la responsable de Internacional Maite Mola en nombre del Comité federal del PCE, han trasladado la felicitación por el resultado obtenido por los comunistas las elecciones griegas. En la que han reseñado la situación difícil por la que están pasando los ciudadanos griegos, “el pueblo griego y los pueblos de Europa en general, están pasando duros momentos, bajo el yugo del capitalismo más salvaje, que condena a las gentes al hambre y a la miseria” han reseñado, y continúa la circular “es muy importante para la izquierda y para los y las comunistas que las fuerzas de la izquierda avancemos en todos los frentes, incluido el electoral”. Para Maite Mola la unidad de las fuerzas de la izquierda anticapitalista, asumiendo incluso las diferencias, es muy importante en esta situación de crisis sistémica declarando que “juntos, respetando nuestras diferencias, pero buscando los puntos en común que son muchos, construiremos una sociedad diferente, en el camino al comunismo”.República.es

Pasaia (Gipuzkoa) se adhiere a la Red de Municipios por la Tercera República

Continúa firme e imparable el movimiento de los municipios que exigen un Proceso Constituyente hacia la Tercera República. Esta semana ha sido el Ayuntamiento de Pasaia en Gipuzkoa el que se adhiere a la Red, en una decisión tomada en pleno extraordinario celebrado el día 4 de mayo. Se convierte, de esta forma, en el segundo municipio vasco en adherirse a dicha red, tras Ondarroa que lo hizo el pasado 26 de Abril, y el primer municipio de Gipuzkoa en hacerlo. La moción ha sido propuesta por el grupo municipal Pasaiako Ezkerra (Ezker Anitza-IU) y ha contado, además, con los votos a favor de Bildu. En contra de la moción se han posicionado tanto los 3 concejales del PNV como los 2 del PP, mientras que 2 concejales socialistas se han abstenido y el 3º de dicha formación ha abandonado la votación. En la moción se acuerda “impulsar un proceso constituyente” hacia este modelo de Estado, que declara “agotado” el sistema actual. “Llamamos a la ciudadanía a demandar la reforma de la Constitución” y la “convocatoria de un referéndum, donde sean la ciudadanía la que decida con su voto la forma de Estado que prefiere para el Estado español”. La República sólo se conseguirá por la unión de todos los republicanos y la presión que hagamos para conseguirla. Pasaia es un municipio de la Comunidad Autónoma Vasca, situado en el extremo este de la costa gipuzkoana con una población en el 2011 de 15.945 habitantes.República.es

Grecia se convierte en un puzzle político casi imposible de encajar

Grecia se ha convertido en la patata caliente de la Unión Europea. Allí se dirime la viabilidad de una austeridad impulsada por la UE -materializada en los planes de rescate- pero que es capaz de desestabilizar y atomizar políticamente al país. Siendo uno de los estados más endeudados del mundo y con un conflicto social que ha provocado cerca de veinte huelgas generales desde el inicio de la crisis, ahora el país heleno se encuentra ante una situación de máxima inestabilidad política tras las elecciones celebradas ayer, que han dejado el Parlmento con siete partidos. Con el desgaste que conlleva la ejecución de los distintos programas de rescate dictados desde la UE y el FMI, todas las fuerzas, a un lado u otro del arco político, han hecho de la cuestión europea el eje vertebrador de sus discursos en estas elecciones. Así, los dos históricos partidos -los conservadores de Nueva Democracia y los socialistas del Pasok- que han sostenido el sistema democrático en Grecia han sido los únicos que siguen apostando por la vía europea de los recortes y la austeridad, por lo que han sido desbordados tanto por la izquierda como por la derecha. Los resultados ofrecen difíciles opciones para estas fuerzas políticas. Los conservadores de Nueva Democracia, que cuenta con 108 escaños gracias a los 50 que obtiene por ser primera fuerza, tienen la intención de hacerse con la presidencia griega volviendo a pactar una alianza de gobierno con el Pasok de Venizelos. Sin embargo, juntos sólo obtendrían 149 escaños, por lo que se quedarían a dos de los 151 requeridos para formar gobierno. Nueva Democracia y Pasok necesitan a un tercer aliado para un gobierno proeuropeo De esta forma, la vía de continuista de ND y Pasok necesita pactar con una tercera fuerza para acceder al gobierno. La única posibilidad de lograr cierta estabilidad es que los 19 diputados de Izquierda Democrática se abstengan para hacer posible un Gobierno en minoría entre conservadores y socialdemócratas. El peligro ha sido reconocido por el propio líder de ND, Antonis Samaras, que ha afirmado que "estamos listos para formar un gobierno de salvación nacional" y ha hecho un llamamiento a todos los partidos de orientación europeísta para pactar un gobierno de coalición. Ante la minoría en la que han quedado estas dos fuerzas, Samaras ha defendido su posición alegando que son "la única garantía de estabilidad política. Entiendo la ira de la gente, pero Nueva Democracia no dejará el país sin gobierno". Palabras muy parecidas a las que dijo Venizelos cuando afirmó que "de las elecciones no ha salido un claro vencedor y es necesario un gobierno de unidad nacional con partidos de orientación proeuropea". Durante estos últimos años de crisis la credibilidad de los políticos ha caído al tiempo que iba creciendo la desesperación de las capas más pobres de la sociedad. Prueba de ello es que en estos dos últimos años los suicidios han aumentado en un 40%. Este creciente descontento social ha dado lugar a que la participación en estas elecciones haya sido del 65%, la más baja en elecciones parlamentarias desde la vuelta a la democracia en 1965. Momento histórico para la izquierda La caída en picado de las dos fuerzas tradicionales en Grecia ha supuesto el ascenso meteórico de otras fuerzas. Una de ellas ha sido la de la Coalición de Izquierda Radical, Syriza, que ha cuadriplicado sus apoyos y se ha convertido en la segunda fuerza del país con 52 escaños. Además, es la primera fuerza en Atenas y otras grandes ciudades del país. Bajo la dirección de Alexis Tsipras, de tan solo 39 años, esta formación se levanta como el nuevo referente progresista griego, al superar al hasta ahora hegemónico Pasok. Tsipras es el político más valorado y el primer líder nacido después de la caída de la dictadura Syriza es una coalición de partidos y organizaciones de izquierda radical de nuevo cuño que rompen con la tradición ortodoxa de las formaciones comunistas tradicionales. Proveniente del movimiento antiglobalización y del Foro Social Griego, surge en 2004 de la convergencia del 'Espacio' creado por este conglomerado de fuerzas sociales y políticas que habían confluido en los movimientos de protesta de los años 90. Las luchas que forjaron esta alianza fueron las que se diergon contra la reforma neoliberal de sistema de pensiones, la oposición a las nuevas leyes antiterroristas y la preparación de la participación griega en la contracumbre internacional de Génova en 2001. Defiende la nacionalización de los bancos y los sectores estratégicos de la economía, las nuevas formas de participación democrática y la instuaración de nuevos derechos sociales. Se define como una fuerza democrática, socialista, ecologistas, feminista, anticapitalista y alterglobalizadora. En parte su éxito se ha debido a la personalidad de Tsipras, el político más valorado del país y el primer líder parlamentario nacido después de la caída de la dictadura militar en 1974. Fue un importante dirigente estudiantil durante las movilizaciones juveniles de los años 90. Como líder de Syriza, se ha destacado en los mítines donde ha criticado la corrupción de los dos partidos mayoritarios y ha defendido la idea de nacionalizar la banca y no pagar la deuda estatal, al considerarla ilegítima. "Durante dos años han tomado decisiones sin preguntarnos", ahora "es tiempo de que la democracia vuelva al lugar donde nació". Con 26 escaños, también han subido, pero no tanto, los comunistas el KKE, que es el partido político más antiguo de Grecia. Con un posicionamiento más ortodoxo y prosoviético, se han negado a pactar con cualquier otra fuerza política de izquierda. Finalmente, con 19 escaños, ha aparecido en estas elecciones la formación Izquierda Democrática, una escisión de Syriza que recoge el voto descontento del Pasok pero desde posiciones más centristas. Es crítica con la UE pero que aboga por mantenerse en el euro renegociando las medidas de austeridad. La irrupción de "los camisas negras" Por la derecha antieuropea, la formación Griegos Independientes ha conseguido obtener 33 escaños. Este partido es una escisión de Nueva Democracia que critica el seguidismo de éstos hacia la UE. Mantiene posiciones conservadoras y nacionalistas, con un discurso populista que apela a la "nación griega" frente a la pérdida de soberanía que implica la UE. Pero otra de las sorpresas y la más preocupante que han dejado los resultados electorales es la irrupción en el futuro Parlamento griego del partido neonazi de Amanecer Dorado, que, de ser un fenómeno marginal, ha recibido el apoyo casi el 7 % de los electores y tendrá un grupo parlamentario de 21 diputados. "Quierdo dedicar esta victoria a los valientes de camisa negra" Frente al paro y el empobrecimiento de grandes capas de la población, esta formación ha jugado la carta del odio a los inmigrantes y el discurso ultranacionalista antieuropeo. Con su discurso de respuestas fáciles, ha ganado popularidad a través de campañas de ayuda social en los barrios obreros que más han sido golpeados por la crisis, al tiempo que sus ideas racistas han calado en amplios sectores desesperados que han querido ver al inmigrante como culpable de la crisis. Su líder, Nikos Michaloliakos, lo dejó claro tras conocer el resultado de los comicios: "Voy a avanzar, enfrentándome a la tiranía de los medios de comunicación, de las televisiones y los periódicos. Quiero dedicar esta victoria a los valientes de camisa negra". Fundado en 1993 por el exoficial del Ejército griego Nikolaos Mijaloliakos, el partido mantiene vínculos con otros movimientos neonazis europeos y, según las denuncias de la prensa y políticos griegos, con elementos de la Junta Militar depuesta en 1974 e incluso con grupos de la actual Policía. Hasta hace poco, Amanecer Dorado solo contaba con un apoyo electoral mínimo, pero en las municipales de 2010 logró un concejal en el Ayuntamiento de Atenas, consiguiendo en algunos barrios hasta el 20% de los votos. Como ejemplo del absolutismo que propugna este partido, anoche los miembros de la seguridad del líder de Amanecer Dorado obligaron a los periodistas que acudieron al mitin postelectoral a ponerse de pie para recibirle en la sala.Público

La debacle de ND y Pasok pone en riesgo el pacto de recortes en Grecia

Rebelión/Gara--- Los dos partidos favorables a los recortes impuestos desde Bruselas, el socialdemócrata Pasok y el derechista Nueva Democracia, que gobiernan Grecia en coalición desde finales de 2011, sufrieron un duro golpe en las elecciones legislativas de ayer. Nueva Democracia (ND) fue el partido más votado, pero bajó desde el 33% de los votos conseguido en 2009 al 18,8%, mientras el Pasok se hundió del 44% de 2009 a aproximadamente el 13,2%. Según resultados con el 98,9% escrutado, ND conseguirá 108 de los 300 escaños del Parlamento, gracias a los 50 extra que obtendría como partido más votado, y los socialdemócratas, 41, lo que les deja a un paso de la mayoría absoluta que significarían 151 escaños. Su debacle se vio acompañada del ascenso de la coalición de izquierdas Syriza, que se ha convertido en la segunda fuerza en el Parlamento griego, con algo más de medio centenar de escaños (52). Syriza es muy crítico con los planes de austeridad y superó el 16% de los votos. Hasta ahora era la cuarta fuerza parlamentaria por detrás de los comunistas. Demanda la supresión del pago de la deuda, la quita de una parte de la deuda pública e introducir una cláusula que garantice el crecimiento en el pacto con la Unión Europea y el FMI. Además, por primera vez entrará en la Cámara el partido neonazi Chryssi Avghi (Amanecer Dorado). Aunque contará con menos de una veintena de diputados ha pasado de ser un grupo casi clandestino, conocido por agresiones a inmigrantes, y que tenía el 0,29% de los votos a casi el 7%. Solo hace una semana su líder afirmaba «estamos fuera del sistema político». Ayer mismo, militantes de izquierda denunciaron intimidaciones por parte de un grupo de miembros de Amanecer Dorado en seis colegios electorales de Atenas. El hundimiento de los dos únicos partidos que han firmado con la Unión Europea un compromiso para aplicar política de recortes y reformas a cambio de préstamos para poder hacer frente a los acreedores del país les ha puesto más difícil formar un Ejecutivo que siga adelante por la vía de los ajuste y el Pasok ha descartado seguir manteniendo un ejecutivo solo con Nueva Democracia. La campaña electoral ha estado dominada por el rechazo a la política de austeridad que ha supuesto un grave deterioro del nivel de vida de los griegos desde 2010. Izquierda En total, el bloque de izquierdas opuesto a los recortes casi llega a la tercera parte de los votos, teniendo en cuenta la ligera progresión del Partido Comunista (KKE), con el 8,47%, y un resultado del 6,1% de Izquierda Democrática (escisión de Syriza). Radicalmente hostil a los recortes y al modelo económico, y partidarios de una salida del euro, los comunistas mejoran su resultado de 2009, pero se han visto superados por el Syriza en la izquierda y en la derecha por los Griegos Independientes, partido disidente de Nueva Democracia. Así, el bloque de derechas que rechaza los planes de austeridad de la UE y el FMI, llega al 17%, entre los Griegos Independientes (10,6%) y el neonazi Chryssi Avghi. En contraste con el voto de castigo, un sondeo del instituto GPO indicó que el 61,3% de los griegos es favorable a la formación de una coalición gubernamental. Para llevar a cabo esta alianza, Nueva Democracia y el Pasok podrían volverse hacia Izquierda Democrática, ya que tanto la extrema derecha de Laos, que apoyó durante un tiempo a la coalición como los ecologistas, no llegaron al 3% mínimo para acceder al Parlamento. El neonazi Amanecer Dorado irrumpe como sexta fuerza Las legislativas griegas han supuesto la irrupción en el Parlamento del partido ultraderechista Amanecer Dorado, cuyo líder Nikos Mijaloliakos, quién ha puesto en sordina estos últimos meses sus referencias directamente hitlerianas en favor de una clase de nacionalsocialismo al griego, prometió que la «resistencia nacional» seguirá combatiendo a los partidos que apoyan el rescate internacional a Grecia «dentro y fuera del Parlamento». «Temednos, que ya llegamos», proclamó. De ser un partido casi clandestino ha pasado a convertirse en la sexta fuerza política con 21 de los 300 parlamentarios, suficientes para contar con grupo parlamentario propio. Amanecer Dorado, cuyo símbolo recuerda a la cruz gamada, ha ganando terreno a costa de la crisis y sus militantes no dudan en exponer públicamente sus ideas xenófobas calificando a los inmigrantes de «escoria humana». Fundado en 1993 por el exoficial del Ejército griego Nikolaos Mijaloliakos, el partido mantiene vínculos con otros movimientos neonazis europeos y, según denuncias de la prensa y políticos griegos, con elementos de la Junta Militar depuesta en 1974 y de la actual Policía. Fuente: http://www.gara.net/paperezkoa/2012...

Grecia: La coalición Syriza, compuesta por troskistas, maoístas, anarquistas y otras asociaciones de izquierda, hace temblar a Europa

foto. Alexis Tsipras, líder de Syriza.---- Este domingo (6.5.2012) tuvieron lugar comicios parlamentarios en Grecia. El auge de la Coalición de Izquierda (Syriza), que está en contra de los programas de ahorro estatal, genera tensión dentro y fuera del país. Europa entera observa las elecciones parlamentarias que tienen lugar en Grecia este domingo (6.5.2012) como si de una buena película de suspense se tratara: nadie sabe realmente cómo van a terminar. Los primeros sondeos a boca de urna indicaban que el partido conservador Nueva Democracia obtuvo más del 20 por ciento de los votos y el Pasok, más de un 15 por ciento, mientras la Coalición de Izquierda (Syriza) le pisaba los talones a los socialistas helenos con el apoyo de un 14 por ciento del electorado. Aún cuando esos porcentajes cambien, la cercanía de la alianza de extrema izquierda es inquietante. Nueva Democracia y el Pasok pasaron el 6 de mayo cruzando los dedos para que los griegos les permitan obtener una mayoría –por pequeña que sea– en el Parlamento. Y es que, de no ser así, se teme que la Coalición de Izquierda imponga una renegociación del paquete de austeridad que los partidos dominantes aprobaron. La campaña de los izquierdistas se basó en hacer oposición a los términos que condicionan el rescate internacional recibido por Atenas. Los ojos puestos sobre Syriza Urna en Atenas El hecho de que los fascistas del grupo Amanecer Dorado hayan obtenido vario puestos en el Paramento griego también preocupa a los analistas políticos; pero, de momento, la atención la han acaparado Syriza y su presidente, Alexis Tsipras, de 39 años. Bajo su mando conviven troskistas, maoístas, anarquistas y otras asociaciones izquierdistas. Se cree que entre sus acólitos figuran también numerosos desencantados con el partido socialista Pasok. Los primeros pronósticos de la jornada electoral apuntan a que Syriza puede convertirse en el principal partido de oposición. Con un 15 por ciento de los votos, la coalición izquierdista puede trastocar la tradicional alternancia en el Gobierno del Nueva Democracia y el Pasok. Fueron estos dos partidos los que impulsaron los drásticos recortes del gasto público, necesarios para que Grecia recibiera ayuda financiera internacional y evitara caer en suspensión de pagos. Está por verse si Nueva Democracia y el Pasok reunirían juntos la mayoría necesaria para mandar. El presidente de Syriza, Alexis Tsipras, está en contra la “barbarie de los programas de ahorro”. Este partido está a favor de seguir en la Unión Europea y en la Eurozona, pero cuestiona los compromisos de ahorro con los acreedores internacionales. A juicio de sus líderes, Atenas debe declararse en contra del pago de la deuda. Syriza ha dejado saber que, de llegar al poder, anulará la deuda de forma unilateral. El empeoramiento dramático del nivel de vida en Grecia y los drásticos programas de recortes han propiciado la popularidad de Tsipras y la Coalición de Izquierda. Autor: Evan Romero-Castillo Editor: José Ospina Valencia--http://www.dw.de/dw/article/0,,15932807,00.html