3 de junio de 2012

Las empresas alemanas se preparan para la salida del euro de Grecia

La posibilidad de que Grecia abandone la eurozona cada vez cobra más verosimilitud en el día a día de las empresas alemanas que manejan ya distintos planes de contingencia, incluyendo preparativos para el doble etiquetado en euros y dracmas o la introducción de cláusulas de garantía en los contratos frente a la introducción de la moneda griega. En concreto, el diario alemán 'Bild' señala que el touroperador alemán TUI ha introducido en sus contratos cláusulas para protegerse contra el potencial impacto negativo de la reintroducción del dracma en el país heleno, uno de los principales destinos turísticos de Europa. Por su parte, la cadena alemana de supermercados Metro está adelantando los preparativos para el doble etiquetado en dracmas y euros para sus establecimientos en Grecia, así como para adaptar sus cajas registradoras. Asimismo, el diario apunta que la operadora Deutsche Telekom habría enviado especialistas al país heleno para prestar apoyo a su filial OTE ante la eventualidad de un cambio en la tarificación desde euros a dracmas. Estos preparativos se extienden al sector financiero alemán, que ha venido reduciendo a marchas forzadas su exposición a la deuda griega, permitiendo a grandes entidades como Commerzbank "haber prácticamente limpiado toda la deuda griega de su balance", mientras que hace tiempo que no concedían préstamos a compañías radicadas en el país heleno. Por contra, el rotativo recuerda que el Banco Central Europeo (BCE) mantiene una elevada exposición a bonos soberanos griegos, que podrían perder su valor en caso de una salida del euro de Grecia, señalando que un equipo de expertos de la entidad estudia esta cuestión, aparte de alternativas sobre cómo llevar a cabo la transición técnica del euro al dracma.http://www.nuevatribuna.es/articulo/mundo/2012-05-25/las-empresas-alemanas-preparan-la-salida-del-euro-de-grecia/2012052512371900218.html

El Nobel Krugman publica ‘¡Acabad ya con esta crisis!’, un ensayo que echa por tierra los dogmas neoliberales

El azote de los neoliberales ha vuelto, si es que alguna vez se fue. Tras su columna en New York Times en el que pronosticaba la salida de Grecia del euro y un corralito en España , ahora publica el ensayo ¡Acabad con esta crisis!, un alegato en defensa de las tesis económicas de Keynes y un latigazo a políticos y economistas neoliberales a quienes culpa de la recesión y el estancamiento económico. “La crisis que estamos atravesando es fundamentalmente gratuita: no hace falta que suframos tanto ni destruir la vida de tanta gente”, escribe. A lo largo de la obra, Krugman desmiente uno a uno los dogmas neoliberales y señala la senda de la recuperación. Sus fórmulas, sin embargo, no son novedosas. Ni siquiera son reformuladas. Para Krugman el camino de la recuperación fue descubierto en 1929 con la Gran Depresión, aunque, a su juicio, los actuales economistas de Estado y sus predecesores, desde los años 80, sufren una amnesia selectiva acerca del éxito de las fórmulas keynesianas. Por ello, para el economista más famoso del mundo la recuperación económica pasa por, principalmente, tres acciones. “La forma más directa es que el gobierno gaste donde el sector privado no lo hace”, afirma. El Nobel señala que está “más que demostrado” que los cambios en el gasto gubernamental mueven la producción y el empleo en la misma dirección. “si se gasta más, crecerán tanto el PIB real como el empleo, si se gasta menos, el PIB real y el empleo menguarán”, añade. Continuando con este razonamiento, Krugman señala se deberían haber iniciado proyectos como inversiones en carretera, sistemas hídricos o mejoras en los ferrocarriles, pero sobre todo, aumentar las partidas de gasto social destinadas a las clases más necesitadas. “Si das dinero a gente que lo necesita, lo va a gastar seguro”, asevera. La segunda de las vías pasa por la actuación de la Reserva Federal en Estados Unidos y por el Banco Central Europeo en el viejo continente. La más novedosa de sus aportaciones pasa por la vivienda. El premio Nobel aboga por rebajar las deudas de las familias con los bancos para, de esta manera, puedan consumir más otro tipo de productos. Además, esta rebaja de las hipotecas estaría justificada porque el valor de los inmuebles ha bajado notablemente a lo largo de la presente crisis. Por último, el economista señala otra serie de medidas alternativas, complementarias a las anteriores, que empujarían a la economía a la senda del crecimiento como una apuesta decidida y realista por la economía verde. A este camino se llegaría imponiendo a las empresas medidas de restricción de emisión de gases o partículas nocivas y estableciendo incentivos para las empresas que inviertan en nuevas técnicas menos perjudiciales para el medio ambiente. Las grandes mentiras del neoliberalismo Pero el economista no sólo construye alternativas, también desmonta falacias, mitos y dogmas neoliberales. Por ejemplo: hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. La culpa de esta crisis financiera global es de los gobiernos por empujar a las entidades financieras a dar crédito a las familias. Durante los treinta años de políticas neoliberales, Occidente ha crecido como nunca antes en su historia. La solución a esta crisis pasa por la austeridad. "Para meternos en esta depresión han hecho falta décadas de malas ideas y políticas" Para Krugman toda esta retahíla de frases que tanto han oído los ciudadanos en los últimos años no son más que un puñado de falsedades pronunciadas por políticos y economistas a sabiendas de que están mintiendo en muchos casos. Mienten, porque, admitir que hay otras alternativas que las suyas a la salida de la crisis sería admitir que su movimiento político y económico (el neoliberal) está equivocado. Porque el problema no empezó en el 2008, sino en los 80 con las políticas que iniciaron Ronald Reagan en Estados Unidos y Margaret Thatcher en el Reino Unido, que posteriormente se trasladaron a Europa. “Para meternos en esta depresión han hecho falta décadas de malas directrices políticas y malas ideas (…) porque durante mucho tiempo estuvieron funcionando muy bien para un puñado de gente rica y con muchísima influencia”, escribe. Entre esas políticas está permitir que se fusionen la banca tradicional y la banca de inversión, la eliminación de límites a las tasas de interés, permitir la liberalización total de los productos financieros y así un largo etcétera de medidas tomadas entre los años 80 y la actual que han desembocada en crear una serie de grupos de presión como los bancos que no pueden caer. España y Europa Para Krugman España es el ejemplo arquetípico que refleja la crisis europea. Durante los primeros años de la zona euro, España recibió grandes flujos de dinero, que alimentaron una enorme burbuja inmobiliaria y, además, provocaron un considerable aumento de sueldos y precios en relación con las economías del núcleo de Europa. Por ello, la solución que plantea para España y que Europa busca es ajustar los costes de producción, es decir, bajar los salarios y los precios para volver a ser competitivos frente a terceros países. Este proceso de devaluación interna, tal y como lo está planteando la Unión Europea, provocará “un largo período de tiempo con tasas de desempleo elevadísimas”, argumenta. La causa: no disponer de una moneda propia para devaluar automáticamente la moneda o la emisión de eurobonos que permita que el Banco Central Europeo dé cobertura a los países miembros en casos de emergencia financiera. Por ello, Krugman propugna que Europa ponga “coto a los ataques de pánico”, ofrezca “garantías a los ataques de pánico” y se olvide de su ataque de austeridad máxima al que califica de “austeríaco”. “La economía no es una obra moral. Si has gastado mucho, demasiado, durante un tiempo, la solución no es la rectitud fiscal.”.Público

¿Por qué UPN y PSN no quieren hablar de Can?

Saben pero no contestan. Prefieren no hacerlo. Evitan que el Parlamento, edificio donde reside la representación y la voluntad de los navarros, acoja debates de fondo acerca de Caja Navarra y de su gestión, de sus aciertos y errores, de la trayectoria de la última década. De por qué se tomó un rumbo y no otro, si es que existía. UPN y PSN, los dos partidos políticos que más presencia han mantenido en los órganos de gobierno de la entidad, suman fuerzas para que el silencio, o el menor ruido posible, acompañe a la desaparición real de Caja Navarra, diluida ya definitivamente en el seno de CaixaBank, el tercer banco de España y el décimo de la Zona Euro. Esta semana, con el apoyo del Partido Popular, dieron la última prueba de ello. Se trataba, a petición del resto de formaciones políticas, de que Yolanda Barcina y Roberto Jiménez, presidenta y vicepresidente del Gobierno, valorasen ante el Parlamento la gestión de Enrique Goñi, consejero delegado de la caja de Carlos III. "Ya hemos hablado mucho", vinieron a decir Carlos García Adanero y Juan José Lizarbe, portavoces de UPN y PSN respectivamente. "Hay que mirar al futuro", añadieron desde el PP. Tampoco fue admitida una solicitud de comparecencia del propio Enrique Goñi. "Primero tendría que querer él", dijo Juan José Lizarbe. VERSIÓN OFICIAL "La caja es privada" Éste es el peso de los argumentos que manejan UPN y PSN cuando les toca responder en un tema incómodo, espinoso, del que difícilmente podrían salir bien librados. Algunos de sus más notables representantes formaban parte del consejo de administración de Caja Navarra hasta hace bien poco tiempo, por lo que son, bajo cualquier prisma, corresponsables del rumbo de la entidad. Uno de los últimos en salir del consejo es Juan Luis Sánchez de Muniáin, portavoz del Gobierno y hombre de confianza de Barcina, y que hace apenas dos semanas, en una rueda de prensa, llegó a decir que "Caja Navarra es una entidad privada", que toma sus propias decisiones, de las que el Gobierno de Navarra no tiene nada qué decir. Sin formación financiera específica (es especialista en Derecho Administrativo) e histórico concejal en Pamplona, Juan Luis Sánchez de Muniáin es un habitual de los órganos de gobierno de Caja Navarra: entre 2004 y 2010, único periodo del que existen datos públicos, cobró 84.599 euros de la entidad. Su cese como consejero de la entidad figura en el registro mercantil el 24 de abril pasado. INTERESES COMUNES Gobierno y caja como unidad Su caso es uno más, ni siquiera el más significativo, de la estrecha relación entre Caja Navarra y el Gobierno. De hecho, hasta 2004, el consejo de gobierno y el consejo de administración de la entidad eran la misma cosa y ni siquiera se hacían públicas las remuneraciones de los consejeros. Se publicaron en 2005, tras entrar consejeros independientes y en 2011 se dejó de hacerlo. A partir de 2005, comenzó a hablarse de la despolitización de la entidad, si bien el presidente del Gobierno siguió siéndolo de Can hasta el año 2010. De Miguel Sanz fue el empeño por nombrar director de Caja Navarra a finales de 2001 a Enrique Goñi, en una operación que, según Manuel López Merino, último director de Caja Pamplona y primer director adjunto de Can, se preparaba desde 1998. Goñi y Sanz funcionaron como una dupla muy bien avenida. Uno era el presidente de la entidad -su representación en la CECA, por cuyos consejos también cobraba- y el otro el director general con plenos poderes ejecutivos. Procedente de la corporación empresarial de Can y anteriormente de Agrupación Mutua, Goñi pilotó la transformación y crecimiento de una caja extremadamente solvente, pero con el pequeño tamaño y los modos de hacer las cosas propios de una comunidad como Navarra. La caja siguió funcionando como una palanca financiera para el Gobierno y sus grandes obras, al encabezar la financiación del Canal de Navarra y la Autovía del Camino. Participaba en Sodena, que compró el 1% de Iberdrola, articuló los seguros de aquella operación, o más recientemente, puso en marcha con su financiación la fallida operación urbanística de Guendulain. Uno no podía entenderse sin la otra. Y viceversa. Eran los años de gobierno monocolor de UPN o de coalición con la preagónica CDN, a la que sostenía en parte el empuje y carisma de Juan Cruz Alli. Presidente de Caja Navarra en los 90, Alli se ha mantenido en el consejo de la entidad durante todo este tiempo, con presencia incluso en la comisión ejecutiva, una especie de núcleo duro del consejo que seguía más de cerca la labor de los directivos. Entre 2004 y 2010, Allí se ha embolsado más de 221.000 euros. No hay datos públicos posteriores. LOS ÚLTIMOS AÑOS Con el PSN ya estamos todos La salida de los consejeros del Gobierno de Navarra abrió la puerta a instituciones de relevancia, trabajadores, impositores y algunos miembros del parlamento. Allí estaban, por ejemplo, el entonces director de Volkswagen Navarra, José Luis Erro; el empresario José León Taberna y representantes de la patronal y de los sindicatos. ¿Cambiaron en algo los consejos? Fueron más plurales, sin duda, pero ni adquirieron un perfil financiero ni cuestionaron el rumbo de la caja. El ascendiente de Goñi, gestor innovador y comunicador convincente, bastaba para controlar las reuniones, de apenas hora y media y retribuidas con largueza. También el PSN, que tenía cuatro créditos con la entidad en 2010, se hizo su hueco en el consejo de Caja Navarra. Entró Roberto Jiménez, que posteriormente participó en la Junta de Fundadores, un órgano opaco, que engendró una comisión permanente, y que daba cobijo y dinero a los políticos que habían salido del consejo de la Caja. Diseñado por Sanz, no hacía público ni el número de reuniones, ni cuándo se celebraban, ni cúanto pagaba por ellas. Tras el escándalo que supuso su descubrimiento, Barcina, Miranda y Maya reconocieron con vaguedad la cuantía de sus retribuciones (entre 40.000 y 60.000 euros) antes de renunciar a ellas. En la Junta también estaban Ana Pineda (UPN), Alberto Catalán (UPN), Javier Caballero (UPN) y Samuel Caro (PSN). La presencia del PSN en Caja Navarra, en cualquier caso, no era nueva. En su comisión de control encontró asiento Javier Iturbe, que en los años 70 lideraba la ORT (Organización Revolucionaria de los Trabajadores) y que, superada ya la sesentena, cobró entre 2004 y 2010 más de 146.000 euros de Caja Navarra. Roberto Jiménez se ha referido a él en alguna ocasión como su padre político. ¿Y el PPN? ¿Por qué ha cambiado de criterio en las últimas semanas, tras mostrarse especialmente crítico con Can? "Hay que mirar al futuro", dijo su portavoz, Ana Beltrán. El partido, en cualquier caso, parece haber iniciado una aproximación a su antiguo socio UPN, y algunos de sus miembros mantuvieron asiento en el consejo y lazos familiares en la Can durante mucho tiempo. Pero esto último daría para otra larga historia.Noticias de Navarra.

Desde Izquierda-Ezkerra pedimos el desmantelamiento del Polígono de Tiro de las Bardenas

El desmantelamiento de este polígono de tiro y bombardeo es una exigencia sustentada en la defensa de la paz frente al militarismo y la guerra, en la necesidad de garantizar la seguridad de la población y en la preservación de los valores ecológicos de un territorio protegido como Parque Natural y Reserva Mundial de la Biosfera. Mientras en Educación, Sanidad, u otros servicios públicos se están aplicando recortes que se traducen en la pérdida de calidad de estos servicios, que constituyen un derecho de la ciudadanía, y no denunciar y pedir que esos recortes, necesarios por la situación de crisis económica que estamos sufriendo se apliquen en los presupuestos dedicados a cubrir gastos militares, en armamento, en operaciones que potencian la violencia o los conflictos. Las personas que hacemos de Izquierda-Ezkerra un proyecto político posible, nos declaramos antimilitaristas y defendemos y defenderemos que los gastos militares se destinen a gastos sociales, a paliar las situaciones de pobreza y de desigualdad social. Por esto, apoyamos el desmantelamiento del polígono de tiro de las Bardenas y para mostrar nuestro rechazo, desde Izquierda-Ezkerra, acompañaremos desde Pamplona a la Asamblea Antipolígono y a todas las personas que acudan, en la XXV Marcha contra el polígono de tiro de las Bardenas. Izquierda-Ezkerra

GLADYS 33 AÑOS DESPUES, SIGUES CON NOSOTROS

Publicado por Eguzki--- Este domingo, 3 de junio, se cumplirán 33 años desde que el guardia civil José Martínez Salas te disparó en la cabeza, Gladys, cuando estabas sentada junto al Ebro, en Tudela. En esta ocasión no vamos a hacer un llamamiento público para reunirnos en el parque de Egia, no al menos formalmente (el calendario está petao de citas a las que merece la pena acudir y hemos decidido que, por este año, no íbamos a añadir otra, por significativa que sea para nosotros y nosotras). Pero sabes de sobra que eso no quiere decir que te olvidemos y que olvidemos cómo te mataron. Por eso, sirva esta carta para ponerte al corriente, como todos los años por estas fechas, de cuál es el panorama. Un año después de la catástrofe de Fukushima, no nos cabe sino reafirmarnos en que tenías razón cuando decidiste acudir aquel 3 de junio de 1979 a Tudela para tomar parte en una jornada internacional en respuesta al “accidente” de la central de Harrisburg, con el objetivo de denunciar que, en contra de la propaganda oficial, la energía nuclear representaba un riesgo cierto para la humanidad. Sí, para la humanidad. No tuvieron suficiente con Chernobil, pero, tras lo de Fukushima, hasta los más recalcitrantes parecen haberle empezado a ver las orejas al lobo. Incluso aquellos de entre nosotros que decían que sin nucleares terminaríamos comiendo berzas, después de ver lo acontecido en Japón, suspiraron aliviados, eso sí, por lo bajinis, de que el movimiento que tú y otros como tú impulsasteis en contra de la nuclearización de Euskal Herria hubiera tenido éxito. Eran, no lo olvidamos, nada menos que cuatro centrales, en Deba, Ispaster, Tudela y Lemoiz. Un año después de nuestra última cita, hemos de informarte de que Japón ha cerrado temporalmente sus 54 centrales. Alemania está encaminada hacia el apagón nuclear y ha anunciado que sus últimos reactores, los más modernos, no pasarán de 2022. Los italianos votaron masivamente en referéndum hace ahora un año en contra de la energía nuclear. En Suiza han renunciado a construir las tres centrales que tenían en proyecto y han decidido cerrar progresivamente las cinco en marcha. Ya ves, Gladys, que en el panorama internacional las posturas pronucleares retroceden de manera manifiesta. ¿Y Garoña? Malas noticias. Por estos lares, siempre a contracorriente. Para mal. El Gobierno del PP avala una prórroga de esta central, muy perligrosa, por vetusta y achacosa, hasta 2019. El PSOE se rasga las vestiduras, como si no hubiera sido él quien, después de haberse comprometido a cerrarla, prorrogó su permiso hasta después de que acabase la legislatura, dejándoselo al PP en bandeja. Así se las ponían a Fernando VII. Ya ves, Gladys. La historia te ha dado la razón. Pero la razón por sí misma no es suficiente. Hay que seguir defendiéndola, hay que seguir empujando. En eso estamos, y, en eso, estás con nosotros.Eguzki

Cae el valor del oro

El valor del oro aumentó más de 600% en la última década, de 250 dólares la onza en 2001 a 1.920 dólares en septiembre de 2011, pero comenzó a caer en 2012, sobretodo en mayo, considerado uno de los peores meses en 30 años para el metal precioso. La tendencia a la baja se debe al retroceso del euro ante el dólar, a la crisis de deuda en la Eurozona, a los problemas de Grecia, y al debilitamiento del sector financiero español. El precio de la onza de oro osciló entre 250 y 400 dólares durante más de una década hasta 1999, pero a partir de 2000 comenzó un proceso de apreciación que se aceleró pronunciadamente en 2005. En 2006 el precio de la onza de oro superó los mil dólares, y en 2011 bordeó los dos mil. La tendencia ascendente del valor del oro en la última década se explica principalmente por la disminución paulatina de la oferta y el significativo aumento de la demanda para joyería y también como moneda de reserva de países en crisis. Es motivo de gran preocupación el valor a largo plazo de casi todas las monedas europeas y del dólar estadounidense. Ante las turbulencias de la economía mundial y las sostenidas crisis, los inversores recurren al oro como valor refugio seguro. La decisión de sustituir reservas en dólares, euros, yenes, libras esterlinas o francos suizos por oro es una medida defensiva y una señal de la pérdida de confianza en las monedas de la zona euro. Además, muchos gobiernos latinoamericanos están comprando más oro para diversificar sus Reservas Internacionales Netas (RIN). En 2011 la demanda de oro alcanzó máximos en más de una década, debido a la creciente demanda de los inversionistas y a las compras de los bancos centrales. Según el Consejo Mundial del Oro, en 2012 China podría superar a India como primer consumidor mundial de oro. La onza de oro podría alcanzar un precio récord de más de dos mil dólares a fines de 2012 o principios del próximo año, pronosticó a mediados de enero de este año la consultora de metales GFMS. Una combinación de factores asegurará que una demanda suficiente de los inversores, y en menor grado de instituciones oficiales, entre al mercado y que alcance niveles más altos, observó la entidad en la segunda actualización de su Sondeo del Oro 2011. Sin embargo, el alza de los valores entre 10 y 15% registrada en lo que va de año es insostenible desde el punto de vista del consumo a corto plazo, precisó J.P. Morgan el 31 de enero de 2012. En Europa los pedidos serán afectados por los elevados niveles de endeudamiento y la debilidad económica en general, y los precios de los metales caerán este año a causa de la debilidad de la demanda global, pronosticó la firma. Febrero: la cotización del oro se aleja de niveles récord A mediados de febrero de 2012 el precio del oro amplió sus pérdidas al venderse a 1.708 dólares la onza, un retroceso de más del 1%. En lo que iba del año, el valor del lingote acumulaba un alza de 10%, pero estaba por debajo del récord de 1.920 dólares la onza registrado el año pasado. Analistas explicaron que la debilidad del euro y la fortaleza del dólar inciden en los valores del oro, ya que todas las materias primas denominadas en dólares estadounidenses son más caras para los tenedores de otras monedas. El 20 de febrero el precio del oro aumentó 0,5% y la onza se cotizó a 1.733 dólares, debido a la subida del euro ante la eventual aprobación de 170 mil millones de dólares de asistencia financiera a Grecia para evitar la cesación de pagos. Los analistas reiteraron que cuando el euro cae y sube el dólar, merman los valores del metal precioso. Al día siguiente, el 21 de febrero, el precio del oro alcanzó su mayor nivel en dos semanas, tras la aprobación del programa de rescate financiero para Grecia. El metal precioso ganó más de 1% y se vendió a 1.753 dólares la onza. El 23 de febrero la onza de oro se cotizó en Londres a 1.782 dólares, su mayor nivel en tres meses, gracias a la apreciación del euro y al aumento del precio del petróleo. Los expertos explicaron que el incremento de los valores del petróleo incide negativamente en la mayoría de las materias primas, pero impulsa al oro al realzar sus atractivos como refugio seguro. Marzo: el oro cede En la tercera semana de marzo el oro tendía a perder posiciones en los mercados como consecuencia de la fortaleza del dólar y los menores riesgos de crisis en la Eurozona. De enero al 20 de marzo de 2012 la cotización del oro acumulaba un incremento de 14%, y la onza se cotizaba a 1.649,24 dólares en el mercado de Londres. El 22 de marzo el precio del oro retrocedió a su menor valor desde mediados de enero, al disminuir su atractivo como refugio anticrisis. La onza se cotizó a 1.635 dólares y perdió 0,8% de valor. Cinco días después, la onza se cotizaba a 1.690 dólares, luego de que la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) decidió mantener bajas las tasas de interés. El 27 de marzo los futuros del oro estadounidense para abril ganaron 7,70 dólares y se cotizaron a 1.693,30 dólares la onza. El 29 marzo el precio registró retrocesos por tercera ocasión consecutiva en la semana y la onza se cotizó a 1.656 dólares. Solo en marzo el precio del lingote cayó cerca de 3%. Casi un mes después, el 27 de abril, el precio del oro trepó a su mayor nivel en dos semanas, y se cotizó a 1.665 dólares la onza. Los analistas recordaron que aunque el precio del oro escaló en 2011, esa tendencia se había revertido en los últimos meses. Mayo: el oro cuesta abajo El 9 de mayo el precio de la onza de oro cayó por debajo de 1.600 dólares, y perdió casi todas las ganancias del año al tocar un mínimo de cuatro meses. Se resquebrajaba su seguridad como refugio anticrisis dada la incertidumbre política y económica de Grecia. El oro al contado cedió 1%, a 1.589 dólares la onza, mientras que el lingote anotó 1.579 dólares, su menor precio desde el 3 de enero. Los futuros de oro estadounidenses para junio cerraron con una baja de 10,30 dólares, a 1.594 dólares la onza. Los dividendos del oro totalizaron 14% a fines de febrero en 2011, pero en lo que iba de 2012 subieron menos del 2%. A la inestabilidad griega se sumaron los temores por el sector bancario español, lo que llevó a los inversores a vender el lingote. Según los analistas del mercado, la turbulencia en Europa impulsa a los inversores a desarmar sus posiciones a largo plazo en el oro, tras el optimismo desatado por un acuerdo entre la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional y Grecia que involucra un paquete de rescate de 130 mil millones de dólares. El 11 de mayo los renovados temores por la crisis de la deuda europea depreciaron aún más el metal precioso, cuyo precio descendió hasta 1.573 dólares la onza, el nivel más bajo desde principios de enero. Solo en mayo el precio había descendido cerca de 7%, su peor desempeño mensual desde diciembre de 2011 cuando registró un retroceso de 11%. El oro, uno de los refugios anticrisis más socorridos, cerró el mes con el peor desempeño en 30 años. Hasta el 31 de mayo el precio de la onza de oro acumuló una caída superior al 6% y se cotizó a 1.556 dólares. Expertos pronosticaron que el precio podría caer incluso por bajo de los 1.500 dólares la onza en las próximas semanas. Los problemas del sistema bancario español, el aumento del costo de financiamiento italiano y la posible salida de Grecia de la Eurozona incrementaron la desconfianza en el euro y reforzaron al dólar, lo cual acentuó la sensibilidad del metal precioso. * Servicio de Noticias Ambientales del Fobomade, con reportes de Masiel Fernández Bolaños, periodista de la Redacción de Economía de Prensa Latina, y datos de http://www.bbc.co.uk/