9 de junio de 2012

Syriza y la filosofía Janis Joplin

Andy Robinson--- Tachados de “radicales” por la prensa española pese a que el calificativo pierda muchísimo en la traducción del griego al castellano post kale borroka, el partido de la izquierda reivindicativa griega Syriza es, a mi modo de ver, la razón y la esperanza en una zona euro hipnotizada por la filosofía económica prekeynesiana de masoquismo y depresión. Puede ser verdad que su joven líder Alex Tsipras “juegue con fuego” al insistir en que las recetas de austeridad de la Troika deben ser renegociados . Pero Atenas está que arde ya. Y mi barrio , Lavapies, echa chispas también. Si la fracturada élite europea coincide en algo es que con Syriza vale el chantaje más vil. Tsipiras es un “joven peligroso” para nuestra safe european home (The Clash dixit). Si ganan los “radicales”, será “apres moi le deluge” , advierten todos desde Wolfgang Schauble, Mario Draghi, Ollie Rehn hasta Lucas Papadimus, ex tecnócrata primer ministro griego, que advirtió en un discurso pronunciado ante una cena de 500 banqueros en Copenhague el jueves, durante la asamblea del Instituto Internacional Financiero, que cuestionar el programa de ajuste de la troika, “no solo es un error sino es peligroso”. Pero yo prefiero la valoración de Syriza que hace el filosofo marxista lacaniano Slavokj Zizec en el ultimo número de London Review of Books: “La voz de Syriza no es una locura de la extrema izquierda sino de la razón contra la locura de la ideología de mercado”. Zizec aplaude la valentía de Siriza por estar dispuesto a tomar las riendas del poder. “Han expulsado el miedo al poder de la izquierda; tiene la valentía de limpiar la porquería dejada por otros”. Syriza es el principal adversario de “una tecnocracia despolitizada en la que los banqueros y otros expertos tienen permiso para derrumbar la democracia”. No será una tarea fácil. Primero deben ganar las elecciones. Luego deben “demostrar una combinación formidable de principios y pragmatismo, de compromiso democrático y la capacidad para actuar rápidamente y decisivamente cuando sea necesario” escribe. “Y si van a tener alguna posibilidad de prosperar, necesitarán la solidaridad en toda Europa..Mas ideas creativas como la promoción de turismo de solidaridad en el verano”, escribe Zizec. España debería ser el primer pueblo en rechazar el chantaje a Grecia y forjar esta solidaridad. En parte , porque se encuentra en una situación en estos momentos algo parecida a la de Grecia en el 2009 (aunque mucho más a Irlanda en 2010) . Pero también porque , la combinación del Siriza en el palacio de gobierno en Atenas, y España al borde una crisis de solvencia, puede ser el golpe mortal para el status quo de austeridad, “disciplina de mercado”, y subvenciones a la banca que ha caracterizado la desastrosa respuesta europea en esta crisis hasta la fecha. Porque España es demasiado grande para rescatar y Grecia es demasiado destructiva para desacoplarse de la zona euro sin desatar una ola de contagio letal cuya primera victima sería España. Por eso, las presiones freneticas al gobierno de Mariano Rajoy para que acepte un mini-rescate puntual y enfocado a la banca antes del 17 de junio cuando se celebren las elecciones en Grecia. Sin demasiadas condiciones. Por primera vez en esta crisis, los burocratas de Bruselas y los banqueros de Frankfurt parecen estar más ansiosos que los políticos en Atenas y Madrid. Es decir que Grecia y España pueden estar a punto de darse cuenta de la relevancia del famoso aforismo del deudor profesional: “Si debo 1.000 euros al banco, tengo un problema; si debo un millón, el problema lo tiene el banco.” Ese mismo argumento respecto a España lo plantea hasta el New York Times esta semana. Después de tres años de crisis, las potencias del núcleo europeo no han construido un muro de protección para proteger la euro economía en caso de que uno o dos periféricos se vean forzados a salir. Por tanto, de repente, la estrategia de la posguerra de destrucción mutamente asegurada, que se planteó en otro post,empieza a ganar adeptos en Atenas, Lisboa, Dublín, y, quizás , Madrid. Syriza s “está utilizando estrategias de la guerra fría; esperemos que se mantenga fría”, dijo Jean Paul Pisani- Ferry en una entrevista que publicaremos en la Vanguardia el domingo.. . El muy inteligente ministro de Finanzas polaco Jacek Rostowksi, que asistió a la misma asamblea del Instituto Internacional de Finanzas en Copenhague el jueves, explicó el dilema para Berlín y Frankfurt: “Conscientes de las posibles consecuencias para el resto de Europa de una moratoria griega, no sería de extrañar si muchos votantes griegos deciden llamar “farol” en la partida con la zona euro”. El farol de la Troika a Syriza: “Si no cumplen con el programa de ajustes, tendrán que salir del euro”. La respuesta desafiante de Syriza: : “Queremos renegociar todas los requisitos de austeridad sádica impuestos a cambio de los créditos de la troika pero no queremos salir del euro; si queréis echarnos,¡ adelante! A ver qué pasa en España e Italia y a ver qué pasa con sus bancos”. Estos votantes griegos entienden lo que sospecha Rostowski que en el sur europeo estamos ya en territorio de Janis Joplin donde freedom is just another word for nothing left to lose . Sin nada que perder y mucho que ganar, rechazarán el chantaje de la elite y votarán a Syriza. Luego la Troika tendrá que decidir si quiere jugarse la unión monetaria forzando a Grecia a salir e renegociar el memorandum . Y la libertad del nada que perder pronto puede estar al alcance de España tambien. La Vanguardia

. Por una refundación de Europa. Manifiesto de apoyo a Syriza

Giorgio Agamben, Alain Badiou, Nancy Fraser, Eleni Varikas, Michael Lowy…---- En la serie de acontecimientos que han arrojado a Grecia al fondo del abismo, cada cual sabe que las responsabilidades de los partidos en el poder desde 1974 son aplastantes. No sólo se beneficiaron de la corrupción y de los privilegios, sino que beneficiaron ampliamente a proveedores y acreedores de Grecia. En estas condiciones podría sorprender que los dirigentes europeos y el FMI, transformados en modelos de virtud y de rigor, se empleen en conducir de nuevo al poder a estos mismos partidos quebrados y desacreditados, denunciando el "peligro rojo" encarnado por SYRIZA y prometiendo cortar suministros básicos si las nuevas elecciones del 17 de junio confirman el rechazo del "Memorándum". Esta injerencia no es sólo contradictoria con las reglas democráticas, sus consecuencias son dramáticas para nuestro porvenir común. Sería esta razón suficiente para que rechazásemos dejar hacer. Pero hay algo más grave aún. Desde hace dos años los dirigentes de la Unión Europea trabajan en desposeer al pueblo griego de su soberanía. Bajo el pretexto de sanear las finanzas públicas y de modernizar la economía, imponen una austeridad que ahoga la actividad, reduce la mayoría de la población a la miseria, desmantela el derecho laboral. Este programa de "enderezamiento" neoliberal se salda con la liquidación del aparato productivo y el paro de masas. Para hacerlo aprobar, ha sido necesario nada menos que un estado de excepción sin parangón en Europa Occidental desde el final de la Segunda Guerra Mundial: el presupuesto del Estado es dictado por la Troika, el Parlamento griego reducido a una cámara de registro, la Constitución ninguneada. La invalidación del principio de la soberanía popular va de la mano con la humillación de todo un país. Ahora bien, si alcanza aquí este extremo, ya no concierne exclusivamente a Grecia. Son todos los pueblos de sus naciones constitutivas a los que la Unión Europea tiene por cifras irrisorias cuando se trata de combinar las intervenciones del FMI y de la BCE a favor del sistema bancario o de imponer gobiernos de tecnócratas no electos. En repetidas ocasiones los griegos han dado a conocer su oposición. Innumerables manifestaciones multitudinarias, 17 jornadas de huelga general en dos años, como las acciones de desobediencia civil o el movimiento de los Indignados de Syntagma; tales han sido las señas inequívocas de su rechazo al destino que les han preparado sin consultarles. ¡La única respuesta que han recibido habrá sido la duplicación de la dosis letal y la represión policíal! Es entonces, en un contexto de deslegitimación completa de los gobernantes, que el retorno a las urnas ha aparecido como la única salida para evitar la explosión social. Pero el asunto está claro ahora: los resultados del 6 de mayo no dejan lugar a dudas sobre el rechazo masivo de la política impuesta por la Troika. Y ante la perspectiva de una victoria de SYRIZA en las elecciones del 17 de junio, una campaña de desinformación y de intimidación ha sido activada tanto en el interior del país como a nivel europeo. Está dirigida a descalificar SYRIZA como interlocutor político. Todos los medios son válidos a tal fin, comenzando por su calificación de "extremista" y el paralelismo tan absurdo como indecente con los neo nazis del Amanecer Dorado. Todas las taras le son imputadas: estafa, doble lenguaje, infantilismo reivindicativo. De creer esta propaganda de odio que toma el relevo de la estigmatización racista del pueblo griego, SYRIZA estaría poniendo en peligro las libertades, la economía mundial y la construcción europea. La responsabilidad de los electores griegos y de nuestros dirigentes sería la de cortarle el paso. Esgrimiendo la amenaza de exclusión del euro y otros chantajes, se lleva a cabo una manipulación del voto popular. A través de esta "estrategia del shock" los grupos dominantes se esfuerzan por desviar el voto inminente de acuerdo a sus intereses que pretenden sean también los nuestros. Nosotros, ciudadanos europeos, no podríamos callarnos ante esta tentativa de desposeer de su soberanía a uno de los pueblos de la Unión cuyas elecciones constituyen su último recurso. Debe cesar la campaña de estigmatización de SYRIZA y los chantajes a la exclusión de la eurozona. A los griegos de decidir su suerte, rechazando todo dictado, desechando los venenos económicos administrados por sus "salvadores", comprometiéndose libremente en las cooperaciones indispensables para superar la crisis, con los otros europeos. Lo afirmamos: es hora de que Europa perciba la señal enviada el 6 de mayo pasado por Atenas abandonando una política que arruina la sociedad y pone los pueblos bajo tutela con el fin de salvar a los bancos. Es urgente bloquear la deriva de una construcción política que instituye la omnipotencia de los operadores financieros. Es necesaria una Europa que sea la obra de sus ciudadanos, al servicio de sus intereses. Esta nueva Europa que al igual las fuerzas democráticas que emergen en Grecia, invocamos con nuestros deseos, es la de todos sus pueblos. En cada país son dos las Europas incompatibles que hoy se enfrentan: la de la desposesión de los seres humanos y la que afirma el derecho de todos a una vida digna de este nombre dotándose colectivamente de los medios. Por eso nos batimos junto a los electores y los militantes de SYRIZA: no es por la desaparición de Europa, sino por su refundación. Ya que es el ultraliberalismo que suscita la subida de los nacionalismos y de la extrema derecha. Los verdaderos salvadores de la idea europea son los defensores de una Europa donde la soberanía popular no es abolida sino extendida y compartida. Sí, es en Atenas donde está en juego el futuro de la democracia y de la propia Europa. Por una sorprendente ironía de la historia, los griegos se encuentran en primera línea de nuestro combate común. Escuchémosles, apoyémosles, defendámosles! Viento Sur--- Vicky SKOUMBI (aletheia, Atenas), Etienne BALIBAR, filósofo, Michel VAKALOULIS, filósofo y sociólogo. Y : Giorgio AGAMBEN, Tariq ALI, Elmar ALTVATER, Daniel ALVARO, Alain BADIOU, Jean-Christophe BAILLY, Fethi BENSLAMA, Fernanda BERNARDO, Jacques BIDET, Claude CALAME, Thomas COUTROT, Albano CORDEIRO, Yannick COURTEL, Costas DOUZINAS, Roland ERNE, Roberto ESPOSITO, Nancy FRASER, Elisabeth GAUTHIER, François GEZE, Max GRATADOUR, Jean-Pierre KAHANE, Jean-Marc LEVY-LEBLOND, Michael LOWY, Philippe MANGEOT, Philippe MARLIERE, Ariane MNOUCHKINE, Warren MONTAG, Jean-Luc NANCY, Toni NEGRI, Bertrand OGILVIE, Ernest PIGNON-ERNEST, Mathieu POTTE-BONNEVILLE, Jacques RANCIERE, Judith REVEL, Rossana ROSSANDA, Bernard STIEGLER, Michel SURYA, Bruno TACKELS, André TOSEL, Gilbert TSAÏ, Eleni VARIKAS, Dimitris VERGETIS, Jérôme VIDAL, Heinz WISMANN, Frieder Otto WOLF

Islandia crece al ritmo más rápido desde el colapso de su sistema financiero

La economía islandesa se expandió a su ritmo más rápido en los últimos cuatro años, impulsada por las exportaciones, el turismo, y el consumo interno. El presidente de Islandia que se enfrentó al Reino Unido y al sistema financiero mundial. En concreto, el PIB se incrementó un 2,4% intertrimestral en el primer trimestre del año y un 4,5% interanual, lo que suponen las mejores cifras desde el primer trimestre de 2008, justo antes de que implosionara su sistema financiero. "Los datos muestran que la economía está creciendo más rápido si lo comparamos con el entorno internacional", destacó a Reuters el economista jefe de Islandsbanki, Ingolfur Bender. En el cuarto trimestre de 2011, Islandia creció un 1,9% intertrimestral y un 2,7% interanual. La recuperación de la economía de la pequeño isla está ganando momentum más rápido de lo esperado después de convertirse en el máximo exponente de la crisis financiera en Europa, con un sector financiero que llegó a ser 10 veces el tamaño del PIB y que se volatilizó tras el colapso de Lehman Brothers. Islandia saltó a la fama mundial tras no rescatar a su banca y juzgar a algunos banqueros y políticos. Con un programa del FMI consiguió volver a los mercados el año pasado, y su "heterodoxa respuesta" fue alabada por las agencias de calificación. Ahora, las previsiones para este año apuntan a que en 2012 será el país con mejor crecimiento entre las economías occidentales. Las inversiones están mejorando y el turismo está subiendo gracias a la debilidad de la corona islandesa, que también se hundió con la crisis. En mayo, según los datos de Islandsbanki, se batió el récord de llegada de turistas. Más en concreto, los datos muestran que las exportaciones y el consumo interno crecieron un 4,2% interanual entre enero y marzo, mientras que la inversión se incrementó un 9,3%, aunque sigue en niveles bajos en comparación con los niveles precrisis. El economista

Casi la mitad de la población, el 47,3 por ciento, cree que el gesto del Rey pidiendo perdón por la cacería de elefantes es "insuficiente"

Más de la mitad de los españoles, el 54 por ciento, se muestran partidarios de que haya un referéndum para elegir el modelo de Estado, entre una Monarquía parlamentaria o una República, según un sondeo realizado por el servicio de Indices de Opinión Pública de Simple Lógica, partner de Gallup en España. Además, según este estudio, casi la mitad de los ciudadanos creen que el gesto del Rey pidiendo perdón por ir a cazar elefantes a Africa es "insuficiente". Según esta encuesta, a la que ha tenido acceso Europa Press, la proporción de quienes se manifiestan partidarios de la celebración del referéndum se eleva a medida que desciende la edad de los informantes y que se incrementa el nivel de estudios y el estatus social en que se ubican. Sólo a partir de los 55 años, el porcentaje de encuestados que cree necesario un referéndum cae del 50 por ciento. Así, atendiendo a la edad, se observa que mientras entre los más jóvenes, quienes tienen de 18 a 24 años, representan casi tres de cada cuatro (73,1 por ciento) los partidarios de la consulta para elegir entre Monarquía o República, a media que se eleva la edad de los entrevistados ese porcentaje desciende hasta quedar en el 34,5 por ciento entre los mayores de 65 años. En la franja que va de los 25 a los 34 años, es partidario del referéndum el 66,5 por ciento; entre 35 y 44 años, los que querrían tener la posibilidad de votar esta cuestión son el 54 por ciento y de 45 a 54 años, el 57,2 por ciento. Sólo a partir de los 55 este porcentaje baja de la mitad. Así, entre 55 y 64 años, es el 48 por ciento y a partir de 65 años, querrían un referéndum el 34,5 por ciento. Algo similar ocurre atendiendo al nivel de estudios, ya que mientras entre los que tienen estudios primarios o inferiores representan un 47,5 por ciento los partidarios del referéndum, entre los que tienen estudios universitarios ese porcentaje se eleva hasta situarse en el 63,6 por ciento. Atendiendo a la clase social de los entrevistados, hay que señalar que mientras entre los de clase baja o media-baja el porcentaje de los partidarios de que se elija el modelo de estado representan un 43,8 por ciento, entre los de clase alta o media-alta ese porcentaje se sitúa en el 63,6 por ciento. Las diferencias son también claras atendiendo a la orientación política de los informantes, los que menos reclaman la consulta son los votantes populares, mientras que el porcentaje va aumentando hacia la izquierda. Así mientras entre quienes declaran haber votado al PP en las últimas Elecciones Generales representan el 35,3 por ciento los partidarios del referéndum, entre los del PSOE suponen un 51,6 por ciento los que sostienen esa misma opinión y entre los IU el 84,8 por ciento. INDEFINICION SOBRE LA ABDICACION EN EL PRINCIPE En la encuesta también se pregunta a los ciudadanos si son o no partidarios de la abdicación del Rey Juan Carlos a favor del Príncipe Felipe y los resultados obtenidos ponen de manifiesto un elevado nivel de "indefinición" en el posicionamiento de la población a propósito de la abdicación. Algo menos de la mitad de los entrevistados se muestran indiferentes ante el tema de la abdicación del Rey a favor del heredero. Representan el 46,6 por ciento quienes se declaran ni a favor ni en contra de tal posibilidad. Entre los que sí toman partido el porcentaje de los que está a favor de la abdicación (30,5 por ciento) supera claramente al de los que se pronuncian en contra (18,3 por ciento). También en este punto se observan diferencias reseñables de opinión en función de las principales características sociodemográficas de los informantes. La proporción de quienes se muestran más bien indiferentes, pues no se declaran ni a favor ni en contra de la abdicación, es superior entre los menores de 45 años (52,8 por ciento), los que tienen estudios universitarios (50,8 por ciento) y los de clase media (53,2 por ciento). En cambio, el porcentaje de los que se declaran a favor de la abdicación es superior entre las mujeres (32,7 por ciento), los que tienen de 55 a 64 años (36,1 por ciento), los que tienen estudios primarios o inferiores (35,4 por ciento)y los de clase baja o media-baja (39,3 por ciento). La proporción de quienes se muestran en contra de la abdicación varía especialmente con la edad, pasando del 11,6 por ciento entre los que tienen de 25 a 34 años al 28,1 por ciento entre los que tienen más de 65. Los encuestados también han sido preguntados por el viaje del Rey a Africa y su posterior petición de disculpas, tras conocerse la cacería de elefantes en la que participaba por un accidente en el que se rompió la cadera. Las opiniones a propósito de la suficiencia del gesto de la petición de perdón están muy repartidas, aunque es ligeramente superior la proporción de quienes consideran que ha sido insuficiente, ya que estos son el 47,3 por ciento del total. Mientras que un 43,1 por ciento son los que creen que sí ha sido suficiente. También son muy similares las proporciones de quienes consideran positivo o muy positivo el acto de petición de perdón del Rey (38,3 por ciento) y el de quienes opinan que no es positivo ni negativo (38,1 por ciento), mientras que representan uno de cada cinco (20,2 por ciento) los que lo valoran como negativo o muy negativo. En general la valoración es más desfavorable entre los jóvenes, quienes tienen estudios universitarios y los de clase media-alta o alta y menos negativa entre los entrevistados de más edad, los que tienen menor nivel de estudios y los de clase media-baja o baja. ----------- Fuente: Europa Press