24 de junio de 2012

La Iglesia ya solo oficia el 44% de bodas y el 64% de funerales

Escrito por Antonio M. Yagüe--- El descenso de la religiosidad católica prosigue en España. Algo tan generalizado hace años como casarse por la Iglesia es una opción que en el 2010 solo llevaron a cabo 74.289 parejas, el 44% de los 169.020 matrimonios celebrados en España aquel año. La pérdida de adeptos a las uniones católicas fue de 17.094 (un 18,8%) con respecto al 2009, según se refleja en la memoria anual de actividades de la Iglesia, presentada por la Conferencia Episcopal Española (CEE). En el 2009 «las parejas que optaron por unir sus vidas bajo el sacramento indisoluble del matrimonio ascendieron a 91.386», dice el texto. Además, en contra de lo que normalmente se cree, los funerales de acuerdo con el rito católico también han caído en picado hasta representar el 64%. En el 2010 fallecieron en España 378.667 personas, según datos del INE. La memoria de la Iglesia, que posee casi la mitad de los 17.682 cementerios que hay en España, cifra en 309.458 los receptores de sus exequias. Aunque no hay datos de la evolución que han seguido en España los entierros, las empresas funerarias calculan que el 20% de los funerales son laicos, al menos en las grandes ciudades. El 16% restante se llevan a cabo bajo otros ritos, Otros datos, contextualizados con las estadísticas del INE, muestran que en el 2010 se celebraron 349.820 bautizos, lo que representa el 72% de los nacidos. La práctica sacramental en las primeras comuniones y en las confirmaciones se ha estancado. En el 2010 hubo 280.654 y 100.006, repectivamente. En cualquier caso, las últimas indican que en torno a uno de cada tres españoles confirman la fe en la que fueron bautizados. Sin embargo, el gerente de la CEE, Fernando Giménez Barriocanal, defendió en la presentación del balance que, tomando como base las encuestas del CIS y los datos de las parroquias, 10 millones de españoles asisten cada domingo a misa. «No hay ninguna institución en España que reúna esta cantidad de gente. Ni ningún evento, ni siquiera el fútbol», presumió. Además, explicó, otros cinco millones de españoles toman semanalmente la comunión. AHORROS AL ESTADO / Junto a la ayuda a la salvación espiritual, la Iglesia está desplegando en tiempos de crisis una actividad social y económica, según el gerente del Episcopado, que asiste en sus necesidades básicas a 4,1 millones de personas, con un aumento del gasto del 56% en el 2010. Por otra parte, la labor sociocaritativa y asistencial de los casi 20.000 curas, 60.917 religiosos, 70.000 catequistas y cientos de miles de voluntarios supone, de acuerdo con la memoria, un ahorro al Estado de 1.971 millones de euros. A este habría que añadir otros 4.396 millones de euros que, según sus cuentas, suponen la escolarización de más de 1,4 millones de alumnos en centros educativos católicos concertados. «El papel de la Iglesia es insustituible. La sociedad española no se puede concebir ahora mismo sin su actividad», subrayó Barriocanal. PRIVILEGIOS FISCALES / El gerente de la CEE admitió la percepción social de que la Iglesia goza de privilegios fiscales, como la exención del IBI. A su juicio es falsa y quizá se deba, opinó, a que no se dedica «a denunciar a otras instituciones, sino a hacer cosas y atender a los pobres y necesitados que llaman a las puertas de las parroquias». «Los acuerdos con el Vaticano -añadió Barriocanal- han sido superados con las leyes de mecenazgo y fundaciones.Tenemos el mismo régimen fiscal que la mayoría de los miles de asociaciones no lucrativas». ------------------ Fuente: El Periódico