2 de agosto de 2012

El Gobierno se plantea que las vacaciones dejen de ser pagadas

Tal y como informa el diario El Aguijón por fuentes del área económica del Gobierno, Mariano Rajoy tiene sobre su mesa en estudio un paquete de medidas para una devaluación interna de nuestro mercado laboral que tendría por objetivo el ahondar en los recortes y el ahorro. Una de esas medidas, sin duda la que generará más polémica, consiste en que durante 2013 y 2014, las vacaciones anuales de los trabajadores pasen a ser no remuneradas o al menos lo sean sólo durante 7 días. El proyecto no plantea que las vacaciones dejen de disfrutarse, sino que estas pasen a ser no remuneradas, por lo que durante el tiempo de disfrute los trabajadores no percibirán su salario. Las fuentes consultadas por Diario El Aguijón señalan que no queda claro todavía si los trabajadores podrían renunciar a esas vacaciones y trabajar durante ese periodo o posponerlas más allá del periodo de aplicación de la medida, es decir a 2015. Esas mismas fuentes señalan que “la medida se tomaría para reducir los importantes costes laborales que tienen tanto las empresas privadas como la administración por las vacaciones durante un periodo de dos años, y de esa forma permitir que se ganar en competitividad y reactivar la economía y fomentar nuevas contrataciones”. Esas mismas fuentes señalan que no en todos los países las vacaciones son remuneradas como en España, señalando especialmente a Estados Unidos, y que la medida se tomaría con un carácter excepcional durante sólo dos años y como esfuerzo de todos para salir de la crisis. Sin embargo no parece que ese tipo de medidas vayan a ser muy del agrado de los trabajadores y las organizaciones sindicales, que tienen convocadas fuertes movilizaciones e incluso una huelga general de funcionarios para el mes de septiembre. Una nueva vuelta de tuerca, que podría hacer saltar por los aires la paz social.

La indignación no basta.

Joxe Iriarte, 'Bikila'--- El parlamento español, como era de esperar, ha respaldado el conjunto de las antisociales medidas anunciadas por Rajoy. La derechona ha sustituido el lema ¡Todo por la patria! (que figura en el frontispicio de los cuarteles de la Guardia Civil) por el de ¡Todo por la deuda! Pagar una deuda, en su mayor parte privada, mediante fondos públicos obtenidos gracias a impuestos (sobre todo indirectos) y recortes en sanidad, enseñanza y ayudas sociales. Una vez más se privatizan ganancias y se socializan pérdidas, solo que esta vez a lo bestia, poniendo en peligro la supervivencia, la salud, y la educación de millones de personas, destruyendo los pilares básicos del llamado Estado de Bienestar (que en el Estado español llegó de forma tardía y harto limitada). Con tal fin se ha decretado una sustancial subida de los impuestos. Pero al igual que recientemente hizo con el IRPF sobre las rentas salariales, la subida pesará y recaerá sobre las clases trabajadoras mediante el incremento del IVA (que aumentará del 18% al 21% en el tipo general y del 8% al 10% en el reducido). Como es sabido, el IVA es un impuesto indirecto que pagan los consumidores finales y tiene una fuerte carga regresiva. Es un impuesto "fácil" que pesa sobre la población -con escasos recursos para oponerse- y no sobre los detentadores de las fuentes de riqueza -ricos también en instrumentos de presión-. Si a las actuales subidas añadimos las habidas en julio de 2010, cuando el tipo general pasó del 16% al 18% y el reducido del 7% al 8%, nos encontramos con que el IVA -tan regresivo en términos sociales- aumentó en dos años un 23,8% en el tipo general y un 30% en el tipo reducido. O sea, cada familia gastará de media 800 euros más que en 2010, lo que significa que para una gran parte de la población casi un sueldo mensual se le irá en aumentos del IVA. Todo ello ha generado una gran indignación y un gran número de protestas y movilizaciones, que hacen predecible un próximo estallido social. Pero no basta indignarse, cabrearse, hay que preguntarse el porqué de estas actuaciones. Cuando los Zapatistas organizaron hace unos años en Chiapas el festival de la Digna Rabia, lo hicieron con la pretensión de esclarecer el porqué de la explotación, la opresión, el saqueo y la humillación que los de "arriba" descargan contra los de "abajo". En relación con lo que nos ocupa las preguntan son: ¿Por qué ha de pagar la ciudadanía las deudas de bancos y empresas? ¿Toda la deuda es legítima? ¿Hay que pagar de golpe toda la legítima? Si hablamos de finanzas, ¿por qué no convertir el negocio financiero privado en una gran banca pública que invierta en actividad productiva y maximice el bienestar social? ¿Por qué no combatir la depresión de la demanda con incrementos generalizados de salarios y pensiones? Si hablamos de paro y producción, ¿por qué no repartir el trabajo y el empleo reduciendo la jornada laboral? ¿Por qué no impulsar inversiones masivas en energías alternativas, sanidad, enseñanza o investigación? Si hablamos de déficit, ¿por qué no combatir y erradicar el fraude fiscal, estimado en un 6% del PIB (es decir, un monto de 70.000 millones de euros, equivalente a lo que el Gobierno quiere ahorrar y recaudar sobre las espaldas de los más débiles)? ¿Por qué aceptar las transacciones con paraísos fiscales? ¿Por qué no incrementar la imposición sobre las ganancias empresariales y acabar con refugios como las SICAV en un país donde el Impuesto de Sociedades tiene un tipo efectivo en torno al 10%, por debajo incluso del tipo nominal de la Irlanda prerescate, situado en el 12,5%? ¿Por qué no restituir el impuesto sobre patrimonio y crear además un impuesto a las grandes fortunas? (El hundimiento de la economía española. Daniel Albarracín, Nacho Álvarez, Manuel Garí y Bibiana Medialdea ). Y es que, como tantas veces hemos dicho, la crisis se dirimirá en el terreno político. Se trata de luchar porque el costo de la crisis lo paguen sus responsables: banqueros, especuladores de todo tipo, sectores que han buscado el dinero rápido agrediendo los ecosistemas y generando un consumismo dilapidador. Igualmente sus colaboradores (gobiernos neoliberales y social liberales). Lo deben pagar a cargo de sus bienes privados y si hace falta con responsabilidad penal. Para responder con contundencia a tamaña ofensiva del capital y sus instituciones, todos los sectores de izquierda anti-sistémica (sindicatos, movimientos sociales, partidos políticos) estamos obligados a unir esfuerzos en la construcción de un frente político y social de carácter subversivo y plural, internacionalista y soberanista, anticapitalista y transversal a escala europea, y que agrupe a movimientos de diferente naturaleza: ecologismo, feminismo, movimiento obrero, de liberación nacional, de defensa de las libertades democráticas básicas, etc. Frente que lógicamente se debe ajustar a las diferentes realidades existentes según se trate de ámbitos nacionales (en nuestro caso Euskal Herria), estatales o continentales. Y que tener en cuenta sus puntos fuertes y sus debilidades. Muchas e importantes han sido las movilizaciones habidas en Europa: las huelgas generales de Grecia, Francia, Italia, en el Estado español y Euskal Herria; las luchas contra cierres de empresa y despidos: luchas duras, radicales (ocupación de plazas y calles, de empresas, secuestro de patrones, marchas como la de los mineros...) y algunas de larga duración que han removido el panorama político social. Sin embargo, en pocos casos han conseguido alcanzar plenamente sus objetivos, en parte por la fortaleza de la patronal y los gobiernos (producto de la arrolladora hegemonía del neoliberalismo en las dos décadas anteriores y cuyos desastrosos efectos tocan a variados ámbitos); pero también, por la nefasta estrategia, nacional e internacional, de las organizaciones sindicales mayoritarias (con honrosas excepciones como la de la llamada mayoría sindical vasca) que han estado orientadas a buscar políticas de consenso y diálogo social, con la patronal. Ya es hora de cambiar de tercio. La ofensiva global del capital es tan bárbara y drástica que no da lugar para negociaciones y componendas entre burocracias políticas, patronales y sindicales. Es hora de la revuelta continua, de la movilización permanente, incluidas las huelgas generales. Y también de la insumisión ciudadana e institucional.http://gorripidea.blogspot.com.es/

De la incertidumbre a una nueva etapa en la Revolución Bolivariana

Chávez, desde el punto de vista político, ha dejado de ser un hombre hace ya mucho tiempo. Es, en todo caso, la principal institución del sistema político del proceso bolivariano. Su liderazgo carismático, su rol bonapartista, ha teñido todo el sistema hasta convertirlo en la pieza insustituible que es en la actualidad. …No hay en la Revolución Bolivariana un partido, una dirección colectiva, en la que Chávez sea el primero entre iguales, el dirigente entre dirigentes. No hay ni otro líder ni un grupo de líderes del lado del proceso que aunque sea de manera más débil pueda continuar con un proyecto común. En todos los aspectos “el proyecto” también es Chávez. La distancia entre el Líder y los que le siguen es tan pronunciada que se mide en los ojos con lagrimas y en las plegarias del pueblo chavista frente a la adversidad de la salud presidencial. Los otros, todos, son cuestionados por ese pueblo, en todo caso encabezan grupos de presión que disputan espacios en la burocracia estatal, en un equilibrio inestable que era/es manejado por Chávez… Lo que viene no tiene nombre todavía, ni está escrito, se está gestando y dependerá, en gran medida, de una tensión de fuerzas que más tarde o más temprano chocarán, la velocidad e intensidad de esos choques es impredecible aún. Pero la disputa ya ha comenzado en la penumbra de los pasillos de Palacio, donde transitan los burócratas que aspiran a la sucesión y en los cafetines donde debate e imagina escenarios la oposición. El pacto-- (…) Detrás de la hojarasca de las denuncias de golpe, intervención o agresión interna o internacional que manejan para el gran público voceros del chavismo y de la oposición, se está cocinando un acuerdo. Cómo en todos los momentos críticos del proceso, viejos personajes que de un lado y otro mantienen fluidas, intimas y satisfactorias relaciones con sus amigos de la vereda de enfrente, están diseñando aceleradamente acuerdos para mantener la estabilidad política con la que tanto se han beneficiado…En el país hay un vieja dirigencia en la “izquierda” y la “derecha” tradicionales, experta en Pactos. El de Punto Fijo que marcó cuarenta años de la vida nacional es un ejemplo de ello. Un nuevo “Punto Fijo” es hoy de imposible negociación en público, porque por los espacios que deja toda negociación en curso puede filtrarse con fuerza el único actor no invitado “pal baile”, el pueblo bolivariano. (…) La dinámica de la situación actual tiene dos rumbos Uno. De concretarse el pacto que se está cocinando presenciaremos el intento de mantener con modificaciones parciales, siempre favorables a la burguesía, el rumbo actual, quizás de manera más pronunciada, un rumbo de economía mixta, de fortalecimiento de las relaciones capitalistas, de limitaciones a los derechos democráticos de los luchadores revolucionarios, etcétera. Dos. Si logra intervenir el pueblo bolivariano se desataría una pelea por la recuperación de las claves del proceso bolivariano. Esto significaría un cambio del rumbo actual hacia una perspectiva de radicalización democrática para el pueblo revolucionario, medidas anticapitalistas para resolver las deudas económicas y sociales pendientes del proceso y el fortalecimiento de la participación directa a través de sus organizaciones, del pueblo revolucionario en la gobernabilidad de su propio destino. Nuestra opción es claramente hacia esta segunda opción, sin embargo para que ella tenga posibilidades de éxito, es necesario articular un frente nacional de movimientos sociales y corrientes políticas revolucionarias para advertir, llevar al debate y orientar a la acción al pueblo revolucionario. Esto es posible hacerlo. El proceso está vivo. Así quedo demostrado en las calles de Caracas el Primero de Mayo cuando cuatrocientas mil personas ocuparon las calles… (…)De ser Chávez el candidato la opción para nosotros es clara: apoyamos esa candidatura con la exigencia del cambio de rumbo actual hacia un nuevo rumbo de ruptura con el capitalismo. De no ser Chávez el candidato exigiremos lo mismo que pedimos para las candidaturas para las gobernaciones y alcaldías: amplia participación popular para decidir o refrendar a los candidatos y elaboración de un programa revolucionario de gobierno desde las bases. A pesar de la incertidumbre hay, sin embargo, certezas. La nuestra es que es imprescindible hacer todos los esfuerzos posibles para que el pueblo bolivariano, marginado de las decisiones, vuelva a ser protagonista principal de la construcción de su futuro. Extracto de un texto de Carlos Miranda

Entrevista a Leonardo Padura, el autor de la impresionante novela "El hombre que amaba los perros"

La organización revolucionaria argentina Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) se entrevistó con Leonardo Padura, el autor de la impresionante novela "El hombre que amaba los perros", novela cuya trama trata la vida y muerte de León Trotsky. La novela comienza en el exilio del revolucionario ruso, pero en paralelo desarrolla también la del asesino de esté, el español Ramón Mercader, hasta que las dos se cruzan mortalmente. Los perros, la relación de Trotsky y de Mercader con los mismos, son el hilo conductor de la novela. Padura ha conseguido, no sin un duro debate en el seno de la asociación de autores cubanos, editarlo en Cuba. Hay un interés creciente por la figura del revolucionario ruso en la isla como lo demuestra también el éxito que tienen las presentaciones de libros de Trotsky en las ferias del libro de La Habana. Padura contesta a algunas preguntas al MST y nosotros recomendamos la lectura de una de las mejores novelas históricas de estos años. http://www.mst.org.ar El 13 de julio visitamos en La Habana, a Leonardo Padura, el autor de la novela sobre el asesinato de Trotsky “El hombre que amaba los perros”. A continuación reproducimos extractos de una extensa entrevista ¿Qué es lo que te motivó a escribir esta novela? Mira, yo creo que muchas veces cuando te impiden el conocimiento, el acceso a la información, eso de alguna manera va creando una curiosidad, una expectativa, una necesidad. Trotsky fue durante muchos años, y todavía lo sigue siendo en Cuba, un personaje desconocido. La Primera vez que estuve en México, fue en Octubre del año 1989 y le pedí a un amigo que me llevara a la casa de Trotsky…, estaba bastante abandonada…, pero allí había algo en la atmosfera que a mí me conmovió profundamente. El hecho de que este hombre que había dirigido a la gente durante la Revolución de Octubre, que había dirigido un ejército, que había firmado la paz con Alemania hubiera terminado en un lugar tan apartado y que hasta allí hubiera llegado Stalin para matarlo fue algo que me conmovió. Y creo que ahí está el origen de esta novela. Y sobre todo me enteré… que Ramón Mercader, el asesino de Trotsky, había vivido en Cuba durante 4 años y había muerto en Cuba en 1978. ¿Cómo fue la investigación? En total trabaje cinco años en el libro…, hay varios elementos en la investigación. Por ejemplo la Guerra Civil Española. Existe toda una bibliografía sobre la Guerra Civil Española a partir de la apertura de los archivos de Moscú, cuando se sabe realmente muchas de las actuaciones de los agentes soviéticos en la Guerra Civil Española que no existían antes de los años 90 y que cambiaron la visión de la Guerra Civil Española… Aparecieron algunas biografías sobre Trotsky, que no cambiaban demasiado la percepción que existía en las viejas y buenas biografías de Trotsky , sobre todo la de Deustcher, que me parece que sigue siendo insuperable. Estaba un libro escrito por su hermano Luis Mercader y un periodista, sobre Ramón, que es un libro bastante intencionado… Tuve que ir profundizando en cada uno de estos elementos o procesos históricos o momentos específicos: que paso en los proceso de Moscú, como había sido el proceso de colectivización en la Unión Soviética. La famosa operación que montó la NKVD para asesinar a Trotsky en México fue dirigida directamente por Stalin. Había una línea de mando que partía de Stalin y llegaba por supuesto al personaje histórico real que aparece en la novela como Eitingon, o Kotov, o Tom…Y toda esa línea de mando subía y bajaba información y cuando llegaba a Stalin, periódicamente Stalin la quemaba. ¿Qué opinión te has ido formando sobre los personajes? Yo creo que en la historia de lo que se monta alrededor del asesinato de Trotsky estamos viendo las consecuencias… Es un proceso que tiene que ver con el acceso de Stalin al poder y la creación de una forma de gobierno e incluso de una sociedad en la que ya desde el principio, desde el año 1929, se empezaron a pervertir los principios del socialismo teórico, del socialismo que los Bolcheviques habían propugnado… Trotsky deja una obra filosófica, periodística e incluso una correspondencia personal, que revelan un conocimiento y un enjuiciamiento de los que estaba ocurriendo en la Unión Soviética y de lo que ocurría con el ideario, la filosofía socialista que me resultan indispensables tenerlos en cuenta para entender que fue lo que ocurrió en esos momentos y sobre todo, lo más curioso, lo que ocurrió después. Hace unos análisis de las relaciones entre Moscú y los Partidos Comunistas europeos, específicamente el Partido Comunista Alemán en el momento del ascenso de Hitler al poder. Creo que nadie tuvo la percepción de hasta qué punto la política stalinista había sido culpable prácticamente directo del ascenso del fascismo. Trotsky dejó una mirada sobre el fenómeno que estaba ocurriendo en aquel momento en el movimiento revolucionario internacional que de alguna manera nos explica porque se produce después el desastre del Socialismo Real en Europa del Este y la desaparición de la Unión Soviética. Por lo tanto creo que Trotsky es un personaje fundamental en cualquier estudio y en cualquier praxis social que se quiera tener en cuenta en estos momentos. ¿Hay quienes dicen: Padura escribió una novela sobre Trotsky y Stalin para hablar de Cuba? Esta es una novela que parte de Cuba y llega a Cuba. Hay un personaje cubano, que realmente es el hombre que recibe la historia y la entrega al lector, pero no es protagonista de la historia. Es de alguna manera una víctima de la historia, una persona a quien la historia le cae encima, no solamente la historia que esta narrando, sino la historia con mayúscula y al final le cae el techo de la casa que es un techo de carácter simbólico, aunque es también en el caso cubano, un techo real, un techo posible que le cae encima. Y yo trate de entender desde la perspectiva de mi generación, que se educó ya dentro del proceso revolucionario, que participó del trabajo revolucionario, que estuvo en la guerra de Angola, que vivió después los años terribles del llamado Periodo especial, que fue una crisis profundísima que todavía estamos viviendo en Cuba. http://anticapitalistas.org/Trotsky-es-un-personaje Entrevistaron: Gustavo Giménez y Silvia Molina

5 de agosto. Aniversario de las 13 Rosas

Escrito por Ramón Pedregal / UCR Cementerio de la Almudena. 11 horas. Puerta de O’Donnell. Este cinco de agosto se cumplen 73 años del fusilamiento de las conocidas como las 13 Rosas, jóvenes, la mayoría de la JSU, que fueron condenadas por los tribunales franquistas como responsables indirectas de las muertes en atentado de general Isaac Gabaldón y dos personas más, el 29 de julio de 1939. El expediente 30.426 agrupaba, además las causas, idénticas, de dos mujeres más, Antonia Torres y Julia Vellisca, y los de 53 varones, acusados también de cometer actos delictivos contra en orden social y jurídico de la nueva España por haber pertenecido a la JSU, al PCE o a la UGT durante la República. Todos murieron esa misma madrugada fusilados en las tapias del cementerio del este de Madrid. El Consejo de guerra, celebrado escasamente 48 horas antes, los condenó a la pena máxima por rebelión militar; no tuvieron tiempo de solicitar clemencia (inimaginable entonces la revisión de la sentencia). De las 13 mujeres, siete de ellas eras menores de edad. Antonia Torres también fue condenada, pero su sentencia se cumplió en febrero de 1940, fusilada en las mismas tapias que sus compañeros. Julia Vellisca tuvo mejor suerte; pasó seis años en la cárcel y le fue conmutada la pena. Este años, en que el aniversario coincide con la involución social, laboral y política que hemos vivido en los últimos treinta, vuelve a aparecer aquella mano negra del franquismo que, sin complejos, desea olvidar a los protagonistas de la historia democrática de nuestro país y niega todo derecho a las víctimas de la dictadura y a sus familiares. Reconocer a aquellos valerosos jóvenes que, como los miembros de la JSU , defendieron los ideales democráticos que representaba el estado republicano en aquellos momentos, frente al fascismo y la barbarie a la que obedecían los generales golpistas que provocaron una guerra en España, es un deber para la higiene democrática de nuestro país. El acto de este año, que se hará, como siempre, en el resto de tapia que se conversa y que sirviera de paredón de ejecución, es más unitario celebrado hasta el día de hoy, y a él asistirán, además de familiares y amigos, representantes de las Juventudes Socialistas y Comunistas, del PCE, de las Fundación Trece Rosas, de Izquierda Unida, así como de organizaciones memorialistas, como el Foro por la Memoria, La Comuna, La sevillana Carril Ancho o la Fundación Domingo Malagón.