8 de septiembre de 2012

Reflexiones sobre el 25 de septiembre

Publicado en Socialismo21--- ¿Cómo conseguir una democracia real, el fin del sistema de partidos tal y como lo conocemos, nuevas formas de decisión directa y organización de la vida en común? Eso es lo que tenemos que pensar: ¿cómo podemos decidir un nuevo ordenamiento político de forma democrática y construido desde abajo? ¿De qué forma una nueva Constitución puede superar a la antigua y sumar apoyos evitando los ataques del 1% que vive a nuestra costa? ¿Cómo se puede extender este proceso a escala europea, en tanto único nivel en el que es posible una democracia capaz de imponerse a la dictadura financiera? La calma agostera se termina. Después de un final de julio muy convulso, el parón estival parece estar sirviendo para recuperar fuerzas ante un otoño que apunta a una clara escalada en el descrédito de los gobernantes, es decir, un punto de no retorno en el proceso destituyente de lo que llaman democracia y no lo es. Todas las fuerzas serán necesarias. Sin tener en cuenta la contestación espontánea a los nuevos recortes que seguramente el gobierno anuncie a principios de septiembre, lo cierto es que tenemos un mes atravesado por multitud de convocatorias importantes para los intereses de la ciudadanía: la entrega de firmas por la dación en pago y el alquiler social universal; las más que previsibles huelgas que coincidirán con el inicio del curso escolar en diferentes comunidades autónomas; la cumbre social del 15 de septiembre propuesta por los dirigentes de CCOO y UGT de cara a seguir manteniendo su presencia mediática; y la más que probable huelga general para el día 26e (ya en marcha en Euskadi y Galicia). Pero la convocatoria que está generando mayor controversia y seguimiento en redes sociales es la del 25S y su llamamiento a “Ocupar el congreso”. Desde Madrilonia.org queremos aportar nuestra reflexión sobre lo que supone esta cita cuando se abren escenarios posibles para darle un último empujón a Mariano y al bipartidismo. “Lo llaman democracia y no lo es” y “No nos representan” son los gritos que despertaron al 15M y que desde entonces se han venido repitiendo en cada manifestación. En los últimos quince meses hemos vivido las movilizaciones más intensas desde los años setenta. A las grandes concentraciones (15M, 19J, 15O, 12M) le han acompañado las mareas de educación, sanidad y distintos empleados públicos. Por si esto fuera poco, el movimiento se ha extendido; de sus orígenes en el Norte de África ha pasado a Europa a través de Sol y se ha convertido en global gracias a los “Occupy” que surgieron en EEUU. Pero es preciso reconocerlo: aunque es cada vez mayor el número de personas que participa en alguno de los conflictos abiertos, todavía no se ha obtenido ninguna victoria significativa en comparación con la capacidad de movilización y el gran apoyo social hacia los “indignados”. Ni se han detenido los recortes, ni se ha llevado a los tribunales a ninguno de los responsables políticos y económicos de esta gran estafa. Esto se debe a que el problema de la crisis es político, no económico. Los que manejan las instituciones no gobiernan para la gente, sino que obedecen a los intereses financieros al mismo tiempo que tratan de mantenerse como casta privilegiada. Vivimos bajo una dictadura impuesta por las grandes agencias financieras, y ejecutada por dos agresivos gendarmes: el BCE y el gobierno alemán. En la cadena de mando europea, el gobierno español es sólo un mero intermediario: algo así como el gobierno de una comunidad autónoma que obedece a los recortes dictados por el gobierno central. Nuestro principal problema es la ausencia de democracia, y esto tanto a nivel local/estatal como europeo: mientras no recuperemos la capacidad de decisión no habrá posibilidad de impedir los recortes, liquidar la deuda ilegítima y avanzar en derechos. O dicho de otro modo, nuestro problema no es la escasez de dinero o bienes (la riqueza es gigantesca y está en manos de los mercados financieros) sino cómo se manejan los recursos. Señalar al poder político es fundamental. Respecto al 25S, creemos que es una convocatoria no del todo bien planteada: es excesivamente ambiciosa en sus presupuestos sin aportar un plan más o menos creíble para conseguirlo (“Nos mantendremos en el Congreso hasta que el gobierno caiga”); se reconoce en tendencias netamente ideológicas (anarquismo, izquierda, comunismo, incluso reduciendo el 15M a una ideología) y nos ofrece ya un programa acabado como si, sencillamente, alguien lo fuera a poner en práctica. Y sin embargo, pensamos que es una cita necesaria porque declara de forma explícita que el problema es político y persigue escalar el nivel de movilización en este sentido. Señala al gobierno surgido del Parlamento, de hecho, a todo gobierno que surja del actual régimen constitucional. Un régimen que da carta blanca al ejecutivo para hacer lo que le venga en gana, sin tener que preguntar a la población, sin necesidad de que rinda cuentas aunque lo que haga no responda a su programa electoral, llegando a perjudicar seriamente la salud pública, acabando con la igualdad de los ciudadanos ante la ley, dejando a millones de personas sin ingresos o en condiciones laborales lamentables y reduciendo drásticamente las expectativas de toda una generación de jóvenes. Pero, ¿qué puede ocurrir si el 25S «sale bien»? Por paradójico que parezca, el gobierno puede caer. Es tan frágil que cualquier nueva desestabilización puede llegar a tumbarlo. Otro episodio de subida descontrolada de la prima de riesgo, o incluso un nuevo ciclo 15M pero a las puertas del Congreso son quizás suficientes para que engrose la lista de los gobiernos más breves de la historia del país. La cuestión aquí no es que las movilizaciones tengan capacidad para poner otro gobierno. El recambio ya está pensado y seguramente pasará por alguna combinación de un gobierno tecnócrata a lo Monti y/o un gobierno de concentración nacional de PSOE-PP con apoyos condicionados de CIU y PNV. Si esto sucede, los grandes partidos estarán todos del mismo lado frente a la población y habremos acabado con la eficacia política del bipartidismo: ese régimen en el que el descontento con un determinado partido lo capitalizaba automáticamente otro de los grandes partidos, por el mero hecho de no haber estado en el gobierno, evitando una puesta en cuestión global de los grandes acuerdos de Estado. Pero incluso si el gobierno no cae, si se mantiene precariamente como hasta ahora, el 25S puede ganar. Bastará con que durante unos días, una semana, se fije en todo el planeta esta imagen: un parlamento cercado por decenas de miles de personas que exigen la dimisión del gobierno y la democratización del país y de Europa, esto es, el fin de la dictadura. La repercusión política será tan grande que seguramente el escenario político se verá de nuevo transformado. ¿Hay alternativa al 25S? Quizás otro 25S mejor preparado, mucho más incluyente y con objetivos más razonables. Pero cuando ya tenemos una convocatoria y todo un mes para prepararla, resulta mejor aprovecharla, aportando ideas y poniendo encima de la mesa la importancia de que la cita sea pacífica e inclusiva. Si el 15M y las diferentes mareas sociales en defensa de lo público no toman el 25S, seguramente resulte un momento tenso y sin la potencia suficiente. Recordemos el bloqueo al Parlament catalán como momento que provocó una fuerte criminalización por parte de las empresas de comunicación y los partidos políticos que fue desactivada gracias a la respuesta social del 19J. Si el 25S fracasa, tal vez podríamos vernos abocados a una repetición de convocatorias poco ambiciosas y sin demandas claras, o lo que es peor, asistir a la resurrección de Toxo y Méndez como oposición al gobierno y a los recortes. Nosotros tenemos claro que las cúpulas de UGT y CCOO estarían dispuestas a legitimar un gobierno PP-PSOE (el gran pacto de estado del que vienen hablando) siempre que se les tenga en cuenta y para ello necesitan recuperar, mediante las movilizaciones, parte del protagonismo y la legitimidad perdidas en las últimas décadas. Si pensamos en el momento que estamos viviendo, deberíamos reconocer que la fase destituyente prácticamente ha concluido: casi todo el mundo sabe que el gobierno es un pelele de las fuerzas económicas que realmente mandan, la democracia se desvela como una plutocracia (gobierno de los ricos) en la que la gente común tenemos poco que decir y los bienes públicos aparecen como la finca privada de una clase política y una oligarquía económica que los utilizan a su antojo. La deslegitimación del régimen lo sitúa ante una posición de clara fragilidad, pero si no hacemos algo, si no aprovechamos la energía social que ha inundado las calles, no descartemos que se impongan el chantaje de los mercados y la mediocridad de la casta política. Ir lento no asegura continuidad. Ir lejos no depende solo de uno mismo. Una pregunta asoma en el horizonte: ¿qué pasará después de que caiga el gobierno? ¿Cómo conseguir una democracia real, el fin del sistema de partidos tal y como lo conocemos, nuevas formas de decisión directa y organización de la vida en común? Eso es lo que tenemos que pensar: ¿cómo podemos decidir un nuevo ordenamiento político de forma democrática y construido desde abajo? ¿De qué forma una nueva Constitución puede superar a la antigua y sumar apoyos evitando los ataques del 1% que vive a nuestra costa? ¿Cómo se puede extender este proceso a escala europea, en tanto único nivel en el que es posible una democracia capaz de imponerse a la dictadura financiera? La conclusión es clara: el reto actual pasa por lanzar un proceso verdaderamente democrático. Nuestras expectativas son que el 25S sea una demostración de fuerzas que ponga sobre la mesa la necesidad de un proceso deliberativo y vinculante. Dar un paso atrevido que active a miles de cerebros en un proceso constituyente que cuente con la participación del 99%. Y para ello, sólo el 15M, como red de redes, como grupos y como clima social, es capaz de liderar este proceso. Si no empezamos a dar respuestas a cómo ponerlo en marcha, quedaremos o bien a merced de los gestores profesionales de la protesta o bien atrapados en el rechazo impotente a lo existente y por lo tanto, en la criminalización y la represión. Sea como fuere, en la medida en que el 25S, apunta al principal obstáculo político (el actual ordenamiento constitucional), puede ser un buen comienzo si se toma como tal. Los cambios que se produzcan en España pueden trastocar la dictadura de las elites en Europa y abrir una resquicio para conseguir una democracia europea digna del tal nombre. We must go on!Artículo del periódico digital Madrilonia.org

"CATALUÑA SERÁ LO QUE LOS CATALANES QUIERAN"

Amadeo Martínez Inglés es coronel, historiador y escritor-- Cataluña será lo que los catalanes quieran y España será, asimismo, lo que los españoles quieran y deseen democráticamente, como pueblos los dos, catalanes y españoles (el primero de ellos inmerso políticamente en el segundo durante siglos, claramente por la fuerza de las armas, en épocas ciertamente nada democráticas ni libres) afortunadamente ahora sí, a comienzos de la segunda década del siglo XXI y dentro del marco supranacional de la Unión Europea, dueños absolutos de sus destinos. Que España, y con ella sus nacionalidades históricas y regiones enmarcadas en el original Estado de las Autonomías, a día de hoy y debido a clamorosos errores de nacimiento e interesados pecados originales, está atravesando uno de los peores momentos de su historia reciente, posiblemente el de mayor gravedad desde la peligrosísima crisis existencial del 98, muy pocos ciudadanos de este país (y bastantes menos en el extranjero) pueden poner en duda. La nación española (sí, sí, la nación de naciones, no hay que tener miedo a las palabras, todavía coleando en la península ibérica, que tuvo sus siglos de gloria y que asombró al mundo muchas veces por su crueldad y sus desvaríos políticos y sociales) se encuentra en la actualidad prácticamente en coma, hundida, arruinada, desorientada, humillada más cada día que pasa por sus propios compañeros de viaje europeos que le facilitaron en su momento (el que a ellos le convenía), sin medida ni control alguno, la cuerda financiera que ahora la asfixia hasta la extenuación. Pero este desastroso estado en el que ahora nos encontramos los españoles y, por ende, sus otrora flamantes Comunidades Autónomas (Estados federados vergonzantes), al que nos han llevado una innumera panda de políticos corruptos y ramplones que durante años se gastaron a manos llenas el dinero de todos en obras improductivas, en misiones imposibles o en su propio beneficio personal y que ha devenido en un presente de desasosiego generalizado, desánimo, pobreza, casi miseria para amplias capa de la ciudadanía española, no puede servir de pretexto, de ninguna de las maneras, a algún antidemócrata de toda la vida (fascista si se quiere ser más explícito, aunque esta palabra huela un poco a rancio y a épocas pretéritas que todos deseamos olvidar), en concreto a algún militar vestido todavía a día de hoy con el perverso uniforme del franquismo más radical, a soltarnos su soflama personal pseudo patriótica, su bilis cuartelera, su trasnochada visión sobre lo que se debe hacer en un desgraciado país en ruina total (también de identidad), como es el español de hoy, para salir del atolladero. Y que no es otra que la consabida y más moderna "leña al mono que es de goma" o la histórica y repelente que la ultraderecha española ya puso en marcha en los años treinta. La llamada por ellos mismos "dialéctica de los puños y las pistolas". Que traducida al pedestre pensamiento y a la parafernalia verbal totalitaria del alto militar que comentamos, y que estos días pasados ha disfrutado de una mezquina gloria en los medios de comunicación asustando al personal (mayormente catalán), se convertiría en algo parecido a lo siguiente: "Españoles, la patria está enferma, adolece de males que muy pronto pueden llevarla a su auténtica desaparición como nación, causados por sus propios políticos y sus propias instituciones (democráticas). Curémosla de inmediato ¿Cómo? Suministrándole una inyección letal a base de obuses de carros de combate de la Acorazada y proyectiles de todo tipo lanzados por los escasos, pero todavía suficientes, soldaditos sudamericanos que sirven en las filas de nuestro glorioso Ejército. Sí, sí, el del julio del 36. No hay otro para un verdadero patriota". Ahora bien, españolito de a pie que me lees. Dejando de lado, por obvio, mi malestar y mi rechazo a las palabras de este coronel de larga lengua, seguramente pocos conocimientos de historia y de ciencias políticas y, quizá, solo quizá, adornado de una pizca de patriotismo "sui géneris", sí quiero afirmar un par de cosillas que creo que vienen a cuento en este caso y son francamente importantes: 1ª.- La situación actual de España es sumamente grave, todos lo sabemos, de auténtica emergencia nacional, y ha sido causada prioritariamente por los políticos en general (especialmente los pertenecientes a los dos grandes partidos que han detentado el poder estos últimos treinta años) y las distintas instituciones de las que nos dotamos (o nos dotaron) a partir del año 1975. Se ha divinizado la transición por parte del poder pero este importante período de nuestra historia reciente, presenta, y presentará mucho más en el porvenir, auténticas sombras y fallos estrepitosos. Pensemos en ello para el futuro. 2ª.- El artículo 8.1 de la Carta Magna española, que señala las misiones de las Fuerzas Armadas, es totalmente confuso y es el culpable de algunas de las intempestivas declaraciones de algunos uniformados a lo largo de los últimos años. Las últimas palabras del mismo "…defender el orden constitucional" deben eliminarse del texto legal de inmediato, por la sencilla razón de que parece dan vela a los militares para actuar si alguien, aunque sea el pueblo soberano, intente democráticamente cambiarlo. Para lo que está en su perfecto derecho. Las FAS solo deben tener como misión constitucional defender las fronteras exteriores del país y la soberanía nacional. No defender un hipotético orden constitucional contra el propio pueblo español que, siendo soberano, es el único que puede cambiarlo. Cuando quiera y cuando pueda democráticamente. (*) Amadeo Martínez Inglés es coronel, historiador y escritor

Ezker Anitza - IU elige a Jon Hernández candidato por Gipuzkoa

El Consejo político de Ezker Anitza-IU ha aprobado en Bilbao las candidaturas de los tres territorios para las elecciones autonómicas. Un acto que ha contado con la presencia de Cayo Lara, que ha insistido en que Ezker Anitza-IU es la formación política que representa a Izquierda Unida en Euskadi y ha vuelto a “reiterar su apoyo absoluto, sin matices ni fisuras a las candidaturas y al coordinador de Ezker Anitza-IU, Mikel Arana” que encabezará la lista por Bizkaia como candidato a Lehendakari. Las listas que se presentan en los tres territorios están encabezadas por Isabel Salud en Araba, Jon Hernández en Gipuzkoa y Mikel Arana por Bizkaia. Jon Hernández es vecino de Irún, que inició muy joven su actividad en los movimientos sociales, primero en el ámbito de la insumisión al servicio militar y posteriormente en diferentes plataformas sociales de Gipuzkoa; la plataforma contra la guerra, Txingudi Bizirik (anti-incineración del Bidasoa), Plataforma anticapitalista de Gipuzkoa, o la ocupación social de la antigua fábrica de cerillas de Irún. Más recientemente en STOP Desahucios Bidasoa. Casado y padre de dos niñas, ha realizado funciones de formación en Gazte Komunistak y actualmente, es responsable del Movimiento Republicano y Memoria Histórica del PCE-EPK y forma parte del Consejo Político de Ezker Anitza-IU. Isabel Salud, catalana de origen, lleva más de veinte años viviendo en el País Vasco, desde el año 2002 es la Secretaría General del Partido Comunista de Euskadi. Muy vinculada a la lucha de la clase trabajadora, siendo en la actualidad delegada sindical de CCOO y un referente del sindicalismo vasco. Entiende la política como un servicio a la ciudadanía y a los más necesitados y considera que la participación de la gente en lo asuntos públicos es fundamental para vivir mejor y con más justicia. En la actualidad forma parte del Consejo de Euskadi de Ezker Anitza-IU y del Consejo Federal de Izquierda Unida. El actual coordinador de Ezker Anitza-IU, Mikel Arana, ha sido elegido candidato a Lehendakari por Bizkaia. Es natural de Ordizia aunque reside hace dos décadas en Bilbao. Euskaldun, políglota, licenciado en Derecho ha sido parlamentario durante la última legislatura. En los últimos dos años, Arana ha destacado por su liderazgo político, avalado por sus compañeros y compañeras, para hacer posible un proyecto de izquierdas alternativa en Euskadi, Ezker Anitza-IU. Con una dedicación intensa, vive la política como la mejor manera de contribuir a la construcción de un mundo más justo. Hoy el reconocimiento de que Mikel Arana es la persona idónea para ocupar la candidatura a Lehendakari en representación de Ezker Anitza-IU ha sido unánime. El Coordinador General de IU, Cayo Lara ha sido contundente, “el voto a Ezker Anitza-IU en estas elecciones es el voto a un proyecto federal, republicano y nítidamente anticapitalista”. Así mismo el Coordinador General de IU ha hecho un llamamiento a la ciudadanía a una rebelión democrática contra las decisiones políticas que nos han traído a esta situación, que Cayo Lara ha calificado de “crisis sistémica” porque, ha dicho, “tiene secuestrada a la democracia. En este sentido, el Coordinador General ha añadido, “estamos en un estado intervenido aunque no se quiera decir, un poder político al servicio de los poderes financieros que no ha dudado en recortar derechos económicos, sociales pero también civiles”. Tras el Consejo Político, en el que se han elegido las candidaturas por territorios, el candidato a Lehendakari, Mikel Arana se ha referido a las personas que encabezan las listas como candidaturas que combinan los espacios del mundo del trabajo, del asociacionismo y del mundo institucional. Así mismo el coordinador de Ezker Anitza-IU, en relación a los próximos comicios ha insistido en que existen alternativas desde la izquierda, porque los recortes que hoy sufrimos son fruto de decisiones políticas que en su día adoptaron tanto el PSOE el PP y también el PNV, por lo que ha concluido, “no hay que resignarse, hoy la movilización social es más necesaria que nunca”--http://errenteriagorria.blogspot.com.es/2012/09/ezker-anitza-iu-elige-jon-hernandez.html

Ameskoa 1936: "Homenaje a las víctimas silenciadas de 1936"

Homenaje a las víctimas silenciadas de 1936 --- Cuatro ayuntamientos de Ameskoa (Ameskoabarrena, Aranaratxe, Eulate y Larraona) han aprobado un manifiesto que reconoce y trata de reparar la memoria de los vecinos del valle asesinados a raíz del golpe militar fascista y genocida de 1936, a los que se homenajeará el 22 de septiembre. Los seis vecinos de Améscoa fusilados fueron Balbino Bados García (Ameskoako San Martin 1907-Urbasa 1936), Balbino García de Albizu Usarbarrena (Eulate 1877-Urbasa 1936), Domingo Bados García (Ameskoako San Martin 1903-Altsasua 1936), Félix Goya Urbieta (Oiartzun 1885-¿Oiartzun 1936?), Julián Ortiz de Lazcano González (Kontrasta 1894-Urbasa 1936). Para conocer el programa ir al enlace siguiente.----http://www.amescoa.com/descargas/Programa%2022S.pdf

Carta de apoyo a Carne Cruda de Lucio Urtubia

Si tuviesen vergüenza, la tendrían, pero no la tienen ni tampoco tienen ovarios. Ni el gobierno de Rajoy ni ninguno de los que gobiernan. Mis amigos de Carne Cruda, siento el cierre de vuestro programa, no por los 1.400 euros de salario, sino porque hacíais un trabajo que es tan necesario como el pan. Os lo dice vuestro amigo, el albañil que os lo pronosticó hace tan sólo unas semanas. Vosotros sois creadores, lo habéis demostrado, ellos no, y uno es lo que es por lo que hace. Con muy poco habéis hecho mucho, sin embargo ellos con mucho ni hacen ni son nada. Vuestra libertad y mi anarquía son el verdadero camino. El camino del honor, del amor, del querernos. Cuando se quiere, se lucha y se pierde el respeto a lo que no lo merece, como me dicen mis amigos tupamaros cuando hablan del placer de estafar a los bancos. Cuando era niño mi riqueza fue mi pobreza, no tuve que hacer ningún esfuerzo para perder el respeto a todo aquello que no lo merecía: a la iglesia, a la propiedad y al estado. La experiencia que poseo hoy en día me ha mostrado que hay formas de vivir e ideas que son muy queridas y deseadas en cualquier lugar del mundo. Dichas ideas son muy bien acogidas allí donde voy: universidades, locales sociales o sindicales, cines, teatros, casas ocupadas, gaztetxes, radios, periódicos... Esas ideas de todos y para todos son las que el mundo reclama, son el sendero que puede sacarnos de las imbecilidades y de las creencias, son el respeto a uno mismo y el irrespeto a lo inmerecido. Mis amigos de Carne Cruda, tenéis mi puerta abierta. Venid cuando queráis, en casa siempre tengo pan, vino y mis convicciones, las cuales no han cambiado porque en realidad no son mías, sino que son para todos porque son de todos. Es lo que pide el mundo, es lo que vivo constantemente. ¡Empujemos un poco cada uno y este edificios de mentiras caerá y podremos hacer otro! ¡Hagamos todos lo que sabemos, pero hagamos! Todos podemos y debemos hacer. Cada uno sabe lo que no puede ni debe hacer para no caer en las garras de eso que llamamos justicia, pero cuyo verdadero nombre es injusticia. No lo olvidemos, ni olvidemos tampoco que nosotros también somos culpables de lo que está sucediendo, en Francia, en España o donde sea, pues elegimos a ciertas personas sabiendo como son y como van a terminar. Lo sabemos de sobra: el poder corrompe. Por ello, no hagamos lo que no debemos hacer. ¡Dejemos de hacer y de fabricar seres corruptos! Como ya os dije cuando me invitasteis a vuestro programa, espero que el compañerismo y la solidaridad sigan estando presentes en este momento difícil, pues no hay pueblo ni ser humano que pueda avanzar sin ellos. Un pueblo sin solidaridad no es un pueblo. Como no me canso ni me cansaré de repetir: somos lo que somos por lo que hacemos. ¡Hagamos pues, ahora más que nunca! Lucio Urtubia París, 5 de septiembre de 2012 Fuente: http://www.rojoynegro.info/articulo/ideas/carta-apoyo-carne-cruda-lucio-uturbi

Terrorismo ultraderechista en La Transición.

La tragedia de Yolanda González simboliza el sufrimiento de toda una generación de jóvenes que lucharon por la libertad y el fin de la dictadura. Yolanda González nació en Bilbao el 18 de enero de 1961. Hija de una familia obrera, militó brevemente en la Liga Comunista Revolucionaria. En octubre de 1979 participó en la fundación del Partido Socialista de los Trabajadores. Se trasladó a Madrid, buscando un porvenir. Se matriculó en el Centro Profesional de Vallecas y consiguió trabajo como empleada de hogar. Delegada de la Coordinadora Estudiantil de Madrid, adquirió en seguida el reconocimiento de sus compañeros de lucha política, que apreciaron su capacidad de liderazgo. Secuestrada por Emilio Hellín e Ignacio Abad, aparece con tres disparos en la cabeza en una cuneta cerca de San Martín de Valdeiglesias. Los asesinos pertenecen a Fuerza Nueva. Ambos son detenidos quince días más tarde. Hellín declara que la orden ha partido de Martínez Lorca, ex guardia civil, jefe de seguridad de Fuerza Nueva y estrecho colaborador de Blas Piñar. El atentado es reivindicado por el "Grupo 41" del Batallón Vasco Español, una de las hidras del terrorismo de Estado. Algo más tarde, se descubre la implicación de Juan José Hellín, hermano de Emilio y miembro de la Guardia Civil, y del policía nacional Juan Rodas Crespo. Emilio Hellín relata que antes de matar a Yolanda, le dijo al oído: “Aquí se acabó el paseo, roja de mierda”, no sin haberla torturado previamente por el camino. Después de golpearla salvajemente, la obligó a bajar del coche y le disparó dos tiros en la cabeza. Ignacio Abad le propinó un tercer tiro de gracia. Yolanda acababa de cumplir 19 años. El entonces diputado Juan Barranco declaró: "Este asunto se achaca en su superficie a elementos de la extrema derecha, pero va más allá y se relaciona con instituciones del Estado". Siempre se sospechó que detrás del crimen se encontraba la Brigada Especial Operativa, dirigida por el comisario Manuel Ballesteros, un brutal torturador de la dictadura franquista rescatado por el ministro socialista del Interior, José Barrionuevo, para colaborar en la guerra sucia contra los independentistas vascos.http://www.facebook.com/photo.php?fbid=422975527738173&set=a.151945521507843.22047.151852171517178&type=1&theater

Aznar: "El Estado del bienestar es insostenible"

El exjefe del Gobierno de España y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar, al que Rupert Murdoch le subió el sueldo esta semana, dijo hoy que "el futuro de la Unión Europea pasa por mayor flexibilidad y disciplina", en la 38 edición del Foro Ambrosetti, que se celebra en Cernobbio (Italia). El expresidente (1996-2004) insistió además en la necesidad de "crear un Fondo de Garantía de Depósitos que garantice las mismas condiciones en todos los países miembros, porque si el euro vale diferente en cada uno de ellos no es sostenible". Durante su intervención, Aznar aludió al anuncio hecho ayer por el Banco Central Europeo (BCE) de poner en marcha un programa de compra ilimitada de deuda en el mercado secundario. "La decisión es buena, pero no es una cuestión de palabras sino de hechos", subrayó según señala un comunicado enviado por FAES. Aznar también aseguró que "España es un país solvente, puede tener problemas de liquidez, pero es solvente". "España necesita modernizar el país, más flexibilidad y más disciplina", afirmó, a lo que -según FAES- añadió que "los dos grandes problemas de España ahora mismo son el modelo de Estado, que no funciona y hay que reformar, y el estado de bienestar, que es insostenible". En su intervención en la mesa The Economic Outlook, el expresidente del Gobierno también ha apuntado que "el futuro no está solo en el eje Pacífico sino también en el Atlántico, cuyos cuatro pilares son Norteamérica, América del Sur, parte de África y Europa". En esta edición del Foro Ambrosetti, celebrado anualmente en la localidad italiana de Cernobbio, intervienen, entre otros, los presidentes de la República de Italia, Giorgio Napolitano; y de Israel, Shimon Peres; el primer ministro italiano, Mario Monti y el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. También participarán el expresidente del BCE, Jean-Claude Trichet; los vicepresidentes de la Comisión Europea, Olli Rehn y Antonio Tajani, y los senadores estadounidenses John McCain y Joe Lieberman.Publico