12 de septiembre de 2012

Nuet reclama al Gobierno y al PP "respeto democráctico" y que no hagan "oídos sordos a la aspiración nacional" expresada en la Diada

El diputado catalán de Izquierda Unida y portavoz adjunto en el Congreso, Joan Josep Nuet, reclamó hoy al Gobierno del PP y al partido que le sustenta “respeto democrático” y que no hagan “oídos sordos a la aspiración nacional” expresada ayer en la multitudinaria manifestación de la Diada en Barcelona y “tomar buena nota de un grito” que compartieron “sin exclusiones” el resto de fuerzas políticas. Nuet calificó de “histórica” la marcha y destacó en los pasillos de la Cámara Baja el “espíritu cívico, democrático y pacífico” con que se había desarrollado, que estuvo dirigido tanto a reivindicar “una salida social a la crisis económica” como a la “aspiración nacional de todo un pueblo que quiere una relación con el Estado basada en nuevos preceptos”. Para el parlamentario por Barcelona, esta última aspiración debe “canalizarse de forma democrática”, con el objetivo de “no empeorar la relación” entre Cataluña y España. “Desde Izquierda Plural hacemos un llamamiento cívico al diálogo, la comprensión y, por supuesto, que nos pongamos manos a la obra para interpretar positivamente ese clamor popular que ayer se expresó”, señaló. http://www.izquierda-unida.es/node/11140

Por el derecho de Catalunya a decidir su futuro y a la independencia

Escrito por Jaime Pastor, miembro de la Redacción de VIENTO SUR y autor de Los nacionalismos, el Estado español y la izquierda--- La extraordinaria movilización vivida ayer en Barcelona ha confirmado, sin duda alguna, el enorme ascenso del sentimiento independentista que se ha ido extendiendo entre la población catalana, con mayor motivo tras el rechazo del “Nou Estatut” por el Tribunal Constitucional el pasado año y la constatación definitiva de que se han agotado todas las vías de reforma posibles dentro del actual sistema político y del marco establecido en la Constitución de 1978. Ni siquiera la opción federalista aparece ya como una alternativa creíble, mientras que, estimulada por experiencias pasadas y recientes en el corazón de Occidente -como las de Quebec y Escocia-, se refuerza la convicción de que es legítima y posible la apertura de un proceso de libre ejercicio del derecho de autodeterminación por parte de Catalunya y de que, más pronto o más tarde, Madrid y Bruselas tendrán que reconocerlo, como ha hecho Ottawa y ahora lo está haciendo Londres. En esta ocasión no debemos olvidar que ha sido un potente movimiento de desobediencia civil, con una base municipal muy diversa, el verdadero promotor de esta Diada y que organismos como la “Plataforma Prou Retallades” se han unido a ella mostrando así la voluntad de unir a la reivindicación nacional la defensa de derechos sociales fundamentales frente a los gobiernos de CiU y del PP. En esa manifestación han podido confluir, por tanto, muy distintos sectores sociales, generaciones y, sobre todo, corrientes políticas con muy diferentes proyectos de nación, de Estado y de sociedad ante la crisis sistémica en la que nos encontramos: desde el que representa Artur Mas, defensor de un soberanismo compatible con una política neoliberal de recortes sociales, hasta el que apuesta por una República catalana y una salida anticapitalista a la crisis. El primero probablemente se conformaría con un “pacto fiscal” similar al concierto económico vasco, mientras que el segundo apunta lejos, pero parece contar ya con una amplia audiencia entre una nueva generación que aspira a un mayor protagonismo en el diseño del futuro nacional y social de su pueblo. Es ahora cuando se abre una disputa por la hegemonía dentro de ese amplio y plural movimiento -que a su vez debería ser respetuoso con quienes dentro de Catalunya defienden otras opciones- y sería un error dejarse contagiar por la propaganda mediática calificándolo de “insolidario” con los demás pueblos del Estado español. Ante este nuevo escenario no corresponde a la izquierda de ámbito estatal poner condiciones a la demanda del reconocimiento del derecho del pueblo catalán a decidir su futuro, sino todo lo contrario. Nuestra labor tiene que ser combatir a un nacionalismo español cada vez más intransigente que ha cerrado sistemáticamente la puerta incluso a “lecturas abiertas” de la Constitución de 1978 y que hoy, aprovechando la crisis de la deuda y con Esperanza Aguirre tomando la delantera, aspira a una “segunda transición” hacia atrás mediante la recentralización del Estado, convirtiéndolo a su vez en un protectorado de la Troika. Las próximas elecciones vascas y gallegas del 21 de octubre van a poner, con mayor razón, este debate en el centro de la agenda política y la izquierda de ámbito estatal no puede mirar ya otro lado. Porque o se avanza hacia el reconocimiento del derecho a la autodeterminación de los pueblos catalán, vasco y gallego y, con ellos, hacia la reivindicación común de la soberanía de todos los pueblos de la Eurozona frente a la “dictadura de los mercados”, o corremos el riesgo de la confrontación entre pueblos y, sobre todo, del ascenso de los nacionalismos de Estado y, en particular, de un nacionalismo español cada vez más agresivo y neoliberal. Madrid, 12/09/2012 Jaime Pastor es miembro de la Redacción de VIENTO SUR y autor de Los nacionalismos, el Estado español y la izquierda. Los libros de VIENTO SUR y La Oveja Roja, 2012.

Cayo Lara: " Señor Rajoy, en las escuelas franquistas nos daban leche en polvo mala, no pase usted a la historia de España como el presidente del tupper. Le pido"

"Señor Rajoy, ¿qué efectos tendrá sobre la economía y el empleo el ajuste previsto de 102.000 millones de euros en el bienio 2013-2014 remitido por su Gobierno a Bruselas? No justifica usted que haya presentado en la Comisión Europea el plan más duro de la democracia, sin consulta a los afectados y sus organizaciones, pasando por encima de esta Cámara, con un desprecio a la democracia y a sus instituciones. Los 100.000 millones de euros más de ajuste y recortes nos llevan al abismo y usted lo sabe. El plan recorta derechos y empleo en el sector público, castiga a profesores y estudiantes, sanitarios y pacientes, dependientes, autónomos y pymes, comunidades autónomas y ayuntamientos. El plan nos mantiene en un círculo vicioso infernal, el de los recortes, que sólo crean más recesión, paro y pobreza. El plan castiga a los ciudadanos con el injusto aumento del IVA, deslegitima por ello al Gobierno, va a reducir el consumo, hace más difícil la vida a las familias, incrementa el precio del material escolar, la luz, el agua, gas, teléfono, transporte, cultura; reduce el poder adquisitivo de los salarios. En el segundo trimestre han bajado los salarios un 4% y se ha incrementado el beneficio de las empresas en más de 3,5 puntos. Señor Rajoy, busque los ingresos luchando contra los 90.000 del fraude fiscal, pero no con esa amnistía fiscal fracasada. Haga una reforma fiscal progresiva, tome nota de Hollande, porque este plan, su plan, es el plan del paro, que se suma al desastre de la reforma laboral que solo destruye empleo con más despidos y más baratos. Señor Rajoy, 38.000 parados más en agosto. No nos diga más a los españoles que su objetivo es crecer y crear empleo, porque su plan dice que en 2014 habrá más parados que cuando llegó al Gobierno. Prometió usted un programa y aplica otro; pierde la credibilidad a chorros y su política carece de legitimidad. Convoque ya un referéndum y que el pueblo decida. Señor Rajoy, en las escuelas franquistas nos daban leche en polvo mala, no pase usted a la historia de España como el presidente del tupper. Le pido".http://www.izquierda-unida.es/node/11141

La Nueva Organización Anticapitalista alemana un paso más cerca de ver la luz

Hace algo más de un año comenzó un interesante proceso de discusión entre grupos y personas situadas en el espectro de la izquierda radical alemana. Al calor de experiencias unitarias como el NPA francés o la Antarsya griega, se ha ido generando a lo largo de los últimos meses una dinámica de debate y puesta en común que va por el camino de convertirse en una unificación y refundación de un importante sector de la izquierda revolucionaria alemana. La Nueva Organización Anticapitalista en proceso de preparación-- Aunque el ambiente europeo ponía las condiciones, fue en concreto un grupo crítico interno de Die Linke en un barrio de Berlín el que lanzó la primera piedra. La SIB (Iniciativa Socialista de Berlin) sacó a debate un papel que propueso a organizaciones cercanas. Lo que parecía un pequeño proyecto local, llamó rápidamente la atención de colectivos tanto locales como federales, así como de individuos y activistas de movimientos sociales. Lo que comenzó como un debate en torno a un documento de mínimos titulado "¡Ya era hora!" ha conseguido nuclear un proceso de trabajo común en el que participan ya varias organizaciones con presencia en distintas regiones y numerosos grupos curiosos que se acercan a los debates preparatorios. Die Linke sin perspectiva: gestión apolítica de la miseria--- El punto de partida es un análisis negativo de Die Linke como plataforma que posibilite una politización de un sector de las masas y las encuadre en la lucha social y política, con un enfoque clasista e internacionalista. Desde su fundación Die Linke arrastra un permanente juego de equilibrios entre facciones que generalmente termina en un equilibrismo pactado de reparto de cargos congreso tras congreso y que elimina el debate político de fondo, alejando la organización de las calles y llevándola día tras día más a los despachos. Principalmente dominada en la práctica por el antigio PDS del este alemán, es una partido totalmente orientado al gobierno y se integra en cada gobierno que ha sido posible con el SPD. En el oeste del país, los sectores más frescos vinculados a la extinta WASG o bien han capitulado a la retórica antiliberal del antiguo ministro de economía Lafontaine -integrándose en sus direcciones pactadas con la burocracia del este- o ha arrojado la toalla. De hecho, podemos decir que en el este alemá, Die Linke llega a jugar incluso el papel de un SPD de gobierno o de acompañante de gobierno respetable, según sea el resultado electoral en cada región. La necesidad de una izquierda de combate: una cuenta pendiente--- Así la situación, equiparable Die Linke -con todas las distancias que se quiera- a una IU española gestionaria, un sector de la izquierda alemana lleva desde hace años reflexionando sobre la necesidad de una alternativa política. Un primer intento se realizó al calor de la popularidad de Lucy Radler en Berlín, que con amplios sectores de la extinta WASG se opuso a la fusión con un PDS gestionario para formar Die Linke en la capital alemana. Al no conseguir los resultados electorales esperados, la organización animadora de la extinta WASG Berlin (SAV, vinculado a la internacional CWI), dio un giro de 180 grados para ingresar en Die Linke, lo que dejó a numerosos militantes y sectores combativos huérfanos de un referente político independiente. Años después y, una vez hecha la desastrosa prueba de gobierno en Berlín de Die Linke + SPD (el PSOE alemán), sectores de la izquierda se rearman para ofrecer una alternativa a la izquierda. El balance del gobierno en Berlín no deja lugar a dudas: un aumento espectacular de los precios de vida, especulación inmobiliaria galopante, intento de privatización del agua, apoyo a empresarios que distorsionan las leyes y la falta de un salario mínimo para un aumento de la explotación generalizado y mucho más. La Nueva Organización Anticapitalista alemana va tomando forma--- A lo largo del debate nombrado más arriba se han ido sumando en el empeño numerosas organizaciones: SIB de Berlín, la RSB (sección del Secretariado Unificado de la IV Internacional), SoKo (Cooperación Socialista), InterKomm (Comunistas Internacionales), Scharf Links (Izquierda Incisiva). Igualmente apoya el medio alternativo online TREND, una web referencia de la izquierda alemana. Otras organizaciones como Poder Obrero (por una V internacional), Iniciativa Marxista y el Círculo de trabajo para la supresión del capitalismo (AKKA) están participando como observadores. RIO (de la internacional Fracción Trotskista) y ISL (otra sección del Secretariado Unificado de la IV Internacional, dentro de Die Linke) obervan también sin pretender integrarse en el proceso de creación de estructuras organizativas. Igualmente diversos activistas y pequeños grupos locales o del espectro denomicado "marxista-leninista" se acercan por las actividades organizadas. El pasado fin de semana tuvo lugar un destacable evento: un intenso taller de 3 días en el participaron decenas de activistas de izquierda. Profundos debates sobre la situación nacional e internacional, el papel de izquierda de combate y otros temas relacionaos. Un paso más en poner las base de la unificación de un sector importante de la izquierda radical alemana. Más de 50 cuadros solamente en Berlín en un encuentro de alto nivel de contenidos. Además, el interés suscitado ha llevado a la creación de una página web para dinamizar el intercambio de documentos y convocatorias: http://nao-prozess.de/ Puntos fuertes y débiles de la NAO alemana Aunque el proceso de construcción de un referente anticapitalista amplio todavía está en proceso embrionario, ya se ha generado una dinámica que permite mirar el futuro con optimismo. Por un lado, se ha reactivado el ánimo político en algunos sectores desilusionados con la práctica burocrática cotidiana de Die Linke y que no deseaban pertenecer a uno de los pequeños grupos de la izquierda revolucionaria. Por otro lado, el debate salpicado a algunos sectores de la Autonomía (corriente política que dominó la escena izquierdista radical en las pasadas décadas en Alemania occidental) que ante la falta de perspectivas estratégicas del activismo ciego, se han empezado a plantear en los últimos años la necesidad de un referente político más allá de la mera actividad social. Igualmente cabe destacar la audiencia generada en sectores de activistas de movimientos sociales estudiantiles, feministas, Attac, o de acción local que partipan con interés en las actividades organizadas. Por último se ha generado una dinámica de debate constructivo -aunque denso, al estilo tradicional del marxismo alemán- entre distintas corrientes de la izquierda revolucionaria. Además, ha permitido la participación conjunta en algunas movilizaciones en el último año, como la llamada a las protestas contre el Banco Central Europeo en Francfurt la primavera pasada. También el comité de Solidaridad con el pueblo griego lanzando en Berlín cuanta con presencia destacada de personas vinculadas a este proceso. En lo que respecta a las debilidades del proyecto: no existe una organización de la izquierda radical alemana equivalente a una LCR francesa que pueda servir de esqueleto para montar una potente organización a escala nacional. Por otro lado, algo muy positivo de esta iniciativa es que sí ha permitido conectar la izquierda occidental alemana con sectores del este (Berlín especialmente) que se encontraban aislados en el mapa político alemán. Otro aspecto que resta de fuerza potencial a este proyecto es la falta de tradición de combate de la clase obrera alemana hoy día. Por un lado tenemos unas direcciones sindicales dedicadas al colaboracionalismo de clase más absoluto en las últimas décadas. Sindicatos, dicho sea por otro lado, que tienen la huelga general prohibida por constitución, para quien piense que la Alemania de postguerra es una democracia ejemplar. Por otro, un importante sector de la clase obrera que sigue a Merkel en su neonacionalismo patrioterista o -más minoritario- mira con simpatía a la extrema derecha. Last but not least: la sociedad alemana es una sociedad plenamente americanizada. El estilo de vida norteamericano es metido en la cebeza de los niños desde la escuela y en los medios de comunicación es el dogma indiscutible. El lavado de cabeza pro EEUU y pro OTAN que sufre la juventud alemana no tiene comparación con otros páises europeos de la zona Euro (solamente equivalente en las républicas exsoviéticas). De ahí que el discurso de Merkel (derecha neoliberal y conservadora) tenga tanto calado. En Alemania tanto como en EEUU la estructura social se cimenta sobre tres bases: clasismo, racismo y patriarcado. Aquellos que sueñan con una Alemania social e igualitaria simplemente no conocen la realidad de un país que ha sido desde décadas el bastión del neoliberalismo europeo. Añadir a esto que el anticomumisno visceral ha sido socialmente diseñado en el sistema educativo y mediático desde décadas. Son estos duros factores de la realidad cotidiana con la que tiene que lidiar cualquier proyecto de izquierda alternativa en un país que es centro del imperialismo mundial y no periferia, como el sur europeo o Latinoamérica. De todos modos es cuestión de tiempo que las luchas empiezen a arreciar por el país, como se está viendo con algunos casos todavíaaislados: huelgas en aeropuertos, hospitales y algunos sectores de industria y servicios, debido a la congelación de facto de los salarios desde hace 10 años. En los sectores más precarios son impracticables las huelgas, debido a la gran facilidad de despido y la precariedad extrema de las condiciones de vida. La Nueva Organizació Anticapitalista alemana: una perspectiva de futuro Mientras la economía alemana entra estos días en recesión técnica según los datos macroeconómicos de la OCDE, el sueño de una Alemania con una cultura del trabajo superior a los países de la "siesta" suereños se estrella contra la cruda realidad. Las luchas y conflictos sociales se acercan al centro de la Europa neoliberal y un proyecto político con una estretegia anticapitalista de no colaboración de clases se vuelve de importancia vital. De momento, algunas organizaciones históricamente vinculadas a la izquierda revolucionaria (y de mayor número en militantes) no se han integrado el el proceso, debido a que parecen pensar que fuera de Die Linke hace mucho frío (como ocurría a sectores de la IU española años atrás). El SAV (sección alemana de la CWI), tras su giro de 180 grados hace algunos años, asiste a los debates pero se inclina por construir Die Linke en lo que parece un entrismo un tanto atemporal y mecanicista, pues no existen grandes bases independientes a las que llegar en Die Linke más allá de las reuniones de políticos profesionales. Por su parte Marx21 (desgajada de la IS y vinculada a En Lucha española) no se asoma a los debates. Según el resto de las corrientes de la izquierda revolucionaria alemana, Marx21 continúa su política de integración en el aparato oficial de Die Linke, ya comenzada años atrás, lo que le reporta acceso a cargos públicos y tendencias de profesionalización política. Frente a esta visión, las organizaciones que impulsan la Nueva Organización Anticapitalista alemana comparten la perspectiva de la unidad de la izquierda pero con independencia organizativa respecto de Die Linke. Unidad en la lucha en campañas con toda la izquierda, pero independencia en lo organizativo frente a la pretensión por parte de Die Linke de hacer el abrazo del oso a todo lo que se salga de la política profesional. Conforme la realidad de la crisis capitalista se vaya haciendo notar en el corazón del imperio alemán, parece que los debates de la izquierda radical alemana van a tornarse poco a poco más "reales", alejados de recetas ideológicas de librillo. Tendrán que enfrentar una realidad en la que el discurso capitalistas goza de buena reputación y la extrema derecha se encuentra de momento mejor organizada para catalizar el descontento popular. Tiempos apasionantes y peligrosos se acercan también a Alemania, el bastión del capital europeo.- Fritz -der Spanier-http://www.anticapitalistas.org/La-Nueva-Organizacion--- Berlin 07/09/2012

El 20% de los alemanes cobra menos de 10 euros por hora trabajada

Aurora Mínguez. Berlín-- Y la tendencia es creciente, según confirma la Oficina Federal de Estadísticas. Uno de cada cinco trabajadores de la rica Alemania cobra menos de diez euros por hora trabajada, en muchos casos apenas cinco euros, y esta modalidad laboral se está enquistando con la proliferación de los minijobs, trabajos a tiempo parcial, empleos secundarios y chapuzas varias que realizan especialmente jubilados que necesitan complementar de alguna manera sus magras pensiones. Es lo que se define aquí oficialmente como “ocupaciones atípicas”, aunque en este grupo de personas con ingresos muy bajos figuran, por ejemplo, los taxistas, los empleados de peluquerías y centros de belleza o cosmética, quienes trabajan en el sector de la restauración o la hostelería y en los servicios de limpieza. El Instituto Alemán de Investigaciones Económicas (DIW) denuncia en un reciente informe que la necesidad y la pobreza de estas personas les lleva a aceptar más horas de las estipuladas, sobre todo cuando tienen contratos a tiempo parcial. En muchos casos, las personas que trabajan en este sector llegan a las 45 y hasta las 50 horas semanales, en un intento por conseguir un salario algo más generoso. Según el DIW, el tiempo medio de trabajo en la República Federal son 42,8 horas semanales. Sólo el 20% no se ve obligado a hacer horas extras, y ésta es la regla, más que la excepción, en el caso de los peor pagados. El único consuelo que pueden tener estos últimos es que las personas con sueldos altos muy a menudo también se ven obligadas a prolongar la jornada. La progresión en este sector de los asalariados pobres, los working poor, está creando un problema añadido para este Estado que se vanagloria de un nivel bajísimo de desempleo. Este colectivo es ya un sector social concreto cuyo futuro vital se define bajo el concepto de Viejos pobres de solemnidad: aquellos que tendrán una jubilación por debajo de los 680 euros, y que plantean un enorme desafío a la Seguridad Social alemana. La ministra de Trabajo, Ursula von der Leyen (CDU), ha puesto ya el grito de alarma sobre este problema que se ve venir a toda velocidad. En vísperas de la campaña electoral para las elecciones de dentro de un año, Der Leyen ha hablado de poner en marcha un sistema de pensiones paralelo al ya existente para hacer frente a las necesidades de estos ancianos pobres, que son hoy los subempleados de un país que pasa por ser -todavía- el motor económico de la Unión Europea y que se precia de no haber introducido el salario mínimo legal “por temor a que destruya puestos de trabajo”.http://www.elconfidencial.com/economia/2012/09/11/el-20-de-los-alemanes-cobra-menos-de-10-euros-por-hora-trabajada-105219/

Se ríen borbónicamente de nosotros

Escrito por Arturo del Villar / UCR-- Vive toda la familia gratis total en España, viaja constantemente con gastos pagados a realizar sus cacerías de todo tipo, domina con real absolutismo el reino, y lo demuestra realizando chanchullos económicos variados, la Justicia está completamente ciega cuando se trata de ellos, les costeamos las casas, los sirvientes, los elegantes trajes que lucen, los automóviles y las motocicletas de gran cilindrada, los yates, los rifles de caza, las amantes, los caprichos, y todo lo demás que se les ocurre desear, en un reino con seis millones de parados, un déficit público estratosférico, unas autonomías endeudadas hasta el infinito, una sanidad pública desahuciada, una banca quebrada, una enseñanza pública tercermundista, un comercio arruinado, unas industrias en suspensión de pagos, un descrédito internacional humillante, unas calles repletas de mendigos, una emigración permanente, y una desesperación resignada, porque no queda un resquicio para esperar que se solucionen los problemas generalizados que nos asfixian económica, social y políticamente a los vasallos, con las únicas excepciones de los clérigos y los jugadores de fútbol, que siguen amontonando los millones.. Pues ellos se ríen, y hacen muy bien. A ellos no les afecta la situación catastrófica del reino, viven más allá del bien y del mal, comen opíparamente todos los días, no necesitan hacer cola en las oficinas del paro, ni deambular por las oficinas de empleo, ni sentarse en una esquina a pedir limosna. Son los amos del reino porque sí, porque lo decidió un exgeneral rebelde y genocida después de organizar una guerra que causó la muerte de un millón de españoles, el exilio de medio millón, y el encarcelamiento de los que no pudieron escapar. La monarquía borbónica ha resultado nefasta para los españoles. Comenzó en 1700 con una guerra llamada de sucesión que duró trece años y dejó esquilmado al país, además de hacerle perder muchas de sus posesiones y el carácter de gran potencia mundial. Continuó en el siglo XIX con las guerras civiles provocadas por las dos ramas que se disputaban el trono. Impulsó guerras coloniales para defender los intereses de las empresas dominadas por el rey de turno. Carece de legitimidad histórica, puesto que la Gloriosa Revolución de 1868 expulsó a la dinastía, restaurada después en 1874 por el golpe de Estado de un militar traidor contra la legítima I República, llamada por eso monarquía de Sagunto, y en 1975 por la decisión de otro militar traidor y genocida sublevado contra la legítima II República, que instauró la monarquía del 18 de julio. Es imposible calcular el número de militares y civiles muertos por real orden borbónica. El pueblo español les ha demostrado reiteradamente su desprecio, pero ellos se ríen tranquilamente de la opinión de sus vasallos. A la actual familia denominada real, aunque es la más irreal de todas, se le ha prohibido la entrada en varias localidades y universidades. Cuando alguno de sus miembros aparece en público es pitado estentóreamente, sin que los aplausos de los mendigos pagados por la policía secreta para jalearlos sean capaces de taparlos. Pero ellos se ríen de todo y de todos. Y hacen muy bien, mientras puedan hacerlo. Hasta que un día se unan todos los partidos y grupos republicanos en el gran partido único que gane las elecciones, y la Niña Bonita deje de ser la Bella Durmiente de un sueño compartido por los republicanos atomizados.

Una marea independentista colapsa Barcelona

Las calles de Barcelona han sido escenario a lo largo de todo el día de la visibilización independentista más multitudinaria de la historia de Catalunya. Cientos de miles de personas han colapsado el centro de la ciudad, convocados por la Assemblea Nacional de Catalunya, bajo el lema "Llibertat. Catalunya, nou estat d'Europa". La organización ha dado una cifra estimada de dos millones de personas que han acudido a Barcelona en la mayor manifestación que ha visto la ciudad. La Guardia Urbana ha rebajado la cifra a un millón y medio de asistentes. Horas antes de la manifestación el centro de Barcelona ya estaba lleno de gente de todas las edades luciendo banderas, la mayoría "estelades" independentistas, camisetas, pancartas y en algunos casos, con las caras pintadas con las cuatro barras. Antes de las seis ya confluían en el Paseo de Gracia y las calles aledañas y llenaban Vía Laietana, por donde debía bajar la manifestación. Como era previsible, y a pesar de las declaraciones de entre otros, Josep Antoni Duran i Lleida o Pere Navarro, la reivindicación mayoritaria ha sido reclamar la independencia de Catalunya. "Si hemos venido a Barcelona", decía un manifestante de Granollers, "es para conseguir que Catalunya sea un nuevo estado europeo". El presidente de la Generalitat, Artur Mas, que no ha acudido a la marcha, abría en su discurso institucional la posibilidad del camino a la independencia catalana si no se llegaba a un acuerdo por el pacto fiscal, pero los miles y miles de manifestantes han dejado claro que su único anhelo es que Catalunya sea independiente. De la cabecera de la marcha, donde se situaban los representantes de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), se han separado la presidenta de la ANC, Carme Forcadell o Josep María Vila d'Abadal, alcalde de Vic, para acudir al Parlament y reunirse con su presidenta Núria de Gispert. La manifestación se ha convertido entonces en concentración ante la imposibilidad de avanzar por las calles del centro, totalmente desbordadas de gente. Entre los asistentes, el cantautor Lluis Llach ha pronosticado que este 11 de septiembre "es el inicio de una nueva era". Y así parece indicarlo la riada de gente que llegada de todos los puntos de Catalunya ha desbordado las previsiones más optimistas respecto a la participación en esta diada reivindicativa. Desde dos horas antes de la convocatoria oficial los gritos de "Independencia", el canto del himno catalán "Els Segadors" o de la canción del propio Lluis Llach "L'estaca", han llenado el aire de la capital catalana mientras se hacía evidente que la manifestación iba a tener difícil avanzar. Las pancartas y lemas eran explícitos. "Freedom for Catalonia", "Catalunya, nou estat", "Ni França, ni Espanya, Països Catalans" o "No al pacte fiscal, sí a la independència" han sido lucidos, coreados y extendidos por el Eixample y el centro de la ciudad condal por personas de todas las edades. El grito casi unánime de los ciudadanos que han asistido ha quitado el protagonismo a los políticos que han estado presentes, entre ellos, el ex-presidente Pujol, el alcalde de Barcelona, Xavier Trías, y la mayoría de los consellers del gobierno catalán y la mayoría de los cargos ejecutivos de CiU. También han estado los principales cargos públicos de Esquerra Republicana de Catalunya y Solidaritat per la Independència. Por parte del PSC, que no convocaba y que se ha colocado detrás de una pancarta que decía "Catalunya és estat i som Europa", han acudido Ernest Maragall, la ex-consellera Marina Geli y el alcalde de Lleida, Ángel Ros. Ros ha explicado que su presencia es "por patriotismo" para reclamar "mayor autogobierno para Catalunya y preservar el estado del bienestar". La Esquerra Independentista se manifiesta por separado Una hora antes de la convocatoria de l'Assemblea Nacional de Catalunya, la esquerra independentista, de la que forman parte Endavant, CUP, MDT, Arrán y otras organizaciones, convocaba su propia manifestación bajo el lema "Ni pacto fiscal, ni pacto social. Independència, socialisme, Països Catalans". A la convocatoria han acudido varios miles de personas que han coreado lemas contra el gobierno catalán, los recortes sociales y la "Europa del capital", además de reclamar la independencia de los Països Catalans con lemas como "Sense Valencia no hi ha independència".Público