12 de octubre de 2012

El orgullo de ser lo único que podemos ser

Arturo del Villar / UCR
Son los estragos que causa el fútbol. A fuerza de repetir, cuando gana la selección española, ese estribillo idiota de “Soy español español español”, los políticos se han creído que ganar un partido es para sentirse orgulloso de ser español. Pero a muchos no nos interesa el fútbol, de modo que estamos libres de ese contagio estúpido, e incluso entre los drogados por ese nuevo opio de los pueblos y rémora del progreso hay quienes no sienten ningún orgullo de ser españoles, y ni siquiera se sienten españoles.


El tema lo ha puesto de actualidad el increíble ministro de Educación, Cultura y Deportes de este absurdo Gobierno marianista, el ínclito José Ignacio Wert, más aficionado a los deportes que a la cultura. El pasado día 10, en la sesión de control al Gobierno celebrada en el Congreso, contestó a la interpelación de un diputado catalán con esta lapidaria frase: “Pues sí, nuestro interés es españolizar a los alumnos catalanes para que se sientan tan orgullosos de ser españoles como de ser catalanes.”

¿Quién puede sentirse orgulloso de pertenecer a un reino instaurado por un militar rebelde y genocida, que tiene como rey a un hombre que ha debido reconocer públicamente sus errores, al que los vasallos le pagamos sus aventuras de caza y de cama, que hace el ridículo tanto en las reuniones internacionales como cuando visita a un diario neoyorquino para explicar la realidad de su reino?

Al parecer, solamente los miembros del Gobierno en bloque. Su presidente, el inefable Mariano Rajoy, de visita en París cuando se perpetraba ese disparate en el Congreso, respondió a un periodista sobre la declaración intempestiva de su ministro: “Yo quiero que todo el mundo se sienta orgulloso de ser a la vez catalán y español.” Y además, que resuelva la cuadratura del círculo, y que dé un cuádruple salto mortal. Por querer, que no quede. Pero la realidad se impone.

Se cuenta una anécdota, dicen que verídica, de Antonio Cánovas del Castillo, el impulsor de la restauración monárquica en la persona de Alfonso XII. Se empezó a estudiar en el Congreso la nueva Constitución para la monarquía implantada por el golpe de Estado de un militar traidor en 1874, y se trataba de definir en su artículo primero quiénes son españoles. Se dice que Cánovas murmuró en voz perfectamente audible: “Son españoles los que no pueden ser otra cosa.” Seguramente es la mayor verdad que dijo nunca, aunque no quedara recogida en la Constitución de 1876.

¿Es que piensan de verdad Rajoy y Wert que si los españoles pudiéramos ser otra cosa, íbamos a seguir siendo los vasallos de este rey? Los que nos manifestamos en la calle no solamente no estamos orgullosos, sino que sentimos vergüenza de ser españoles vasallos de su majestad el rey católico Juan Carlos I El Arrepentido.

Rajoy y Wert se quedaron en el segundo de los Puntos Iniciales del Estado Nacionalsindicalista, que dice este galimatías: “España es una unidad de destino en lo universal.” Los militares rebeldes se sentían muy orgullosos de ser eso, y el rey juró dos veces, para serlo, fidelidad a eso, lo que fuere, causa de orgullo nacionalista.







Aniversario del asesinato del Ché: extraordinaria vigencia de sus ideas

Freddy Pérez / Santa Clara (www.la republica.es)
Podemos afirmar con absoluta confianza, que las ideas del Che mantienen vigencia en nuestro proceso revolucionario, y muy especialmente, en los esfuerzos y el trabajo para actualizar nuestro modelo económico, expresó el Comandante de la Revolución, Ramiro Valdés Menéndez, al intervenir en el acto político cultural celebrado en la plaza que lleva el nombre del Guerrillero Heroico, en ocasión de conmemorarse el aniversario 45 de su caída en combate y el 15 de la llegada de sus restos a ese sitio sagrado de la Patria.


“Si hace 15 años, el compañero Fidel bautizó los restos del Che y sus compañeros como un refuerzo, como un destacamento de combatientes invencibles, que llegaron para luchar junto a nosotros y escribir nuevas páginas de historia y de gloria, hoy podemos darles las gracias por la influencia que ejercen en nosotros, y por seguir acompañándonos en la lucha por la salvaguarda y el avance continuo de las ideas por las cuales el Che combatió y entregó su preciada vida”, destacó el también miembro del Buró Político y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

En otro momento de su intervención, el segundo jefe de la Columna 8 Ciro Redondo, resaltó el inmenso orgullo que sentiría el Che un día como hoy, al ver las históricas jornadas revolucionarias que tuvieron lugar en la hermana República Bolivariana de Venezuela, liderada por Hugo Chávez.

Acompañado por Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, vicepresidente del Consejo de Ministros, el Comandante de la Revolución, Guillermo García Frías, y Julio Lima Corzo, primer secretario del Partido en Villa Clara, entre otros dirigentes, Valdés Menéndez rindió tributo al Héroe de la Batalla de Santa Clara y sus compañeros de guerrilla, así como a los combatientes del Frente de Las Villas.

Como parte de la conmemoración, 45 pioneros destacados del territorio recibieron su pañoleta azul de manos de sus padres, mientras un grupo de jóvenes realizaba el tradicional cambio de flores ante los nichos de los caídos y colocaba una ofrenda floral ante la base del monumento al Comandante Ernesto Guevara de la Serna.

En la ceremonia, también participaron familiares del Che y de los héroes caídos junto a él en tierras bolivianas, dirigentes de las organizaciones políticas y de masas, combatientes de diferentes gestas de la Revolución Cubana, miembros del cuerpo diplomático acreditado en Cuba, además de trabajadores, estudiantes y jóvenes destacados de Villa Clara.

Reconocidos artistas del territorio dieron colorido al homenaje, en el que Gerardo Alfonso interpretó su conocida canción Son los sueños todavía, acompañado por los grupos Trovarroco y Abbó Aché.



Navarra dejará de concertar a nuevos alumnos en los centros segregacionistas

Diario Noticias de Navarra 
Navarra dejará de financiar a los centros educativos que únicamente admitan alumnos de un solo sexo o que impartan la enseñanza en grupos separados de niños y niñas. El Parlamento foral aprobó ayer la reforma legal impulsada por Izquierda-Ezkerra, y matizada en parte por una enmienda conjunta pactada con PSN, NaBai y Bildu.


De esta forma, el Gobierno de Navarra deberá dejar de concertar nuevos alumnos con los colegios segregacionistas, aunque se mantendrán las subvenciones públicas hasta que los estudiantes afectados terminen su ciclo de educación obligatoria. Hasta los 12 años si son menores de esa edad, y hasta los 16 si son mayores de 12. Este último matiz fue introducido durante el debate de ayer a instancias del PSN, que inicialmente planteaba que los conciertos se mantuvieran en todos los casos hasta los 16 años.

La reforma afecta a tres centros vinculados al Opus Dei. Dos masculinos, El Redin e Irabia, y otros dos femeninos, Miravalles (asociado con El Redín) e Izaga, este último vinculado a Irabia y todavia en construcción. No obstante, la financiación pactada para este curso no se verá afectada, y quedan abiertas muchas dudas sobre sus consecuencias prácticas para el curso que viene. Fundamentalmente por la postura esgrimida por UPN, que no oculta su voluntad de seguir financiando estos centros convenidos hasta 2015. Un acuerdo que podría servir de argumento para mantener las ayudas al menos hasta esa fecha. Además, y a raiz de la sentencia del Tribunal Supremo que considera que financiar con dinero público estos colegios atenta contra la Ley de Igualdad, el PP trabaja en una nueva reforma que blinde a los centros afectados, unos 70 en el conjunto del Estado.

A partir de ahí se abre una batalla política con múltiples vertientes, que puede acabar incluso con el Parlamento recurriendo al Gobierno foral por entender que no cumple la ley, o con el propio Ejecutivo de UPN acatando gustoso una norma estatal que pasa por encima de la capacidad de autogobierno en materia de Educación.

Debate parlamentario
Es, en cualquier caso, una cuestión que tiene un gran peso político motivada por la vinculación ideológica y religiosa de los centros afectados. Algo que quedó en evidencia durante el debate de ayer, que llevó a UPN y al PPN a denunciar lo que consideran una "ataque a la libertad" impulsado por el "odio" de los impulsores de la reforma legal.

El regioalista Carlos García Adanero, siempre comedido e irónico, sacó a relucir ayer su verbo más duro, en ocasiones indignado, para denunciar lo que lo tildó de "insulto" a miles de familias. "Es una aberración", enfatizó el portavoz regionalista, que consideró que con esta ley solo podrán ir a estos centros "los ricos". "Así solo consiguen fastidiar a 4.000 familias. Les mueve tal odio que no pueden ser felices así. Es una desgracia. Hoy 27 parlamentarios se irán a dormir a pierna suelta y mañana 4.000 se levantarán sin saber cuál es su futuro. Ya lo han conseguido", criticó. Igualmente molesta se mostró la parlamentaria del PPN, Amaya Zarranz, que entiende que "no hay motivos pedagógicos y educativos" que avalen la reforma.

Algo en lo que sí insistieron los defendores de la ley. En especial su promotora, Marisa de Simón (Izquierda-Ezkerra), que subrayó que la modficiación sólo pretende "impulsar el principio de coeducación y que no haya discriminación por razón de sexo en los centros educativos". "La transmisión del valor de igualdad está en los fines de la educación pública y por tanto en la educación concertada", subrayó.