27 de noviembre de 2012

Vídeo. Homenaje a los fusilados en La Guerra Civil en Kaseda( Navarra)

Batalla vencida contra el desahucio inhumano de una familia en Burlata

Gara
La historia de la familia Esparza-Martínez ha desatado una enorme oleada de solidaridad en Nafarroa. Ella tiene un trabajo de inclusión social que finaliza el próximo mes y su marido, en paro desde hace seis años, está enfermo de cáncer e intubado. Tienen tres hijos. Ayer, una multitud acudió a defender su causa. El desalojo no se llevó a cabo, pero los solidarios insisten en que es solo un parche momentáneo.

Marino Esparza tenía una cita ineludible ayer. Los agentes judiciales tenían pensado acudir a echarle de su casa, pero la cita de Esparza era en el hospital, para recibir quimioterapia. Le detectaron cáncer de garganta hace más o menos un mes y ahora respira intubado. Su calle amaneció abarrotada con los paraguas de sus vecinos, dispuestos a impedir que el banco le expropiara la casa. Había tantos que el tráfico tuvo que ser cortado. Y el banco no se atrevió a acudir. A la espera de una solución definitiva, la expulsión se ha parado momentáneamente.

La sanidad madrileña arde*

Angeles Maestro / El otro País
Con el pretexto de la crisis el Gobierno del PP ha decidido privatizar todo lo que pueda ser negocio y dejar lo público, degradado al máximo, para la atención de los pacientes no rentables, personas mayores y enfermos crónicos.

La sanidad madrileña arde. Tras la presentación de unos presupuestos para 2.013 en los que la Consejería de Sanidad ha decidido un recorte de 1.000 millones de euros sobre un presupuesto de algo más de 7.000 millones y la cascada de noticias sobre cierres de hospitales, centros de especialidades, de salud mental, privatizaciones generalizadas y el anuncio de despidos masivos, la chispa ha prendido.

25 N: por qué han sido tan importantes las elecciones catalanas

Antoni Domènech · G. Buster · Daniel Raventós · · ·
“El fulgurante crecimiento en unos pocos meses del soberanismo y el independentismo en el otrora ‘oasis catalán’ no puede entenderse sin entender estas dos cosas interrelacionadas: la crisis de la Monarquía de 1978 y la crisis del nacionalismo españolista tradicional, crisis asombrosamente aceleradas por la desintegración a cámara lenta de una Eurozona neciamente diseñada y la pésima gestión del problema por los incompetentes burócratas de la Troika. El independentismo catalán –y muy señaladamente, el independentismo parvenu de CiU— parasita de ambas crisis.”

Sí: eran sólo unas elecciones “regionales” en un país mediano metido en todo tipo de problemas, un Reino de España ubicado en un espacio continental política y económicamente decadente, Europa. Unas elecciones, encima, a las que, tradicionalmente, los propios electores catalanes habían poco menos que vuelto la espalda, castigándolas cada vez más con elevados índices de abstención. Estas del 25 N, sin embargo, cautivaron inopinadamente la atención de la gran prensa española e internacional, desde El País y El Mundo, hasta el Spiegel, el Guardian, el New York Times y el Financial Times. Un analista tan experimentado como el constitucionalista Javier Pérez Royo llegó a hablar de “las elecciones más importantes” desde el comienzo de la Segunda Restauración borbónica. En lo tocante a los propios interesados, los catalanes, nadie esperaba esta vez una abstención elevada, sino todo lo contrario. Y así ha sido: con una participación en torno al 70%, han batido los registros de participación de 1984.