21 de diciembre de 2012

Dignidad

Benito Rabal (Mundo Obrero)
Me contaba mi padre que de joven, cada vez que emprendía un nuevo trabajo, al decírselo a mi abuelo, éste siempre le respondía con la misma frase: ”Muy bien hijo, trabaja en eso, pero hazlo bien”. Hasta que un día, harto ya de la misma cantinela, mi padre le espetó: “¿Qué pasa? ¿Por qué siempre me dices que lo haga bien? ¿Es qué lo hago mal?”. “No” –le respondió mi abuelo– “Te digo que lo hagas bien para que puedas protestar”.

El relleno de la arepa

Alejandro Fierro / Aporrea.org
La oposición venezolana trató de ganar las elecciones regionales de este domingo argumentando que no existe el chavismo sin Chávez. A juzgar por los resultados, el argumento fracasó. La izquierda venció en 20 estados y la derecha en tres. Anteriormente, la proporción era de 15 a ocho.

Los dirigentes opositores intentaron vender la ausencia de Chávez, aún sin saber los resultados de la nueva operación contra el cáncer, como el fin de una época. Afirmaban que era imposible que el proyecto bolivariano continuara sin su máximo líder. Ha sido tan imponente su figura, explicaban, que el oficialismo se desmoronaría ante su falta. La Revolución Bolivariana empieza y termina con su hiperliderazgo. El chavismo sin Chávez sería, según metáfora opositora, como una arepa (torta de maíz) sin relleno.