27 de febrero de 2013

ACTO DE HOMENAJE A ALFON


LUCHA Y REPRESIÓN (Descubriendo el “caso Alfon”)
Intervienen / Parte Hartuko Dute:
* ELENA ORTEGA
(madre de Alfon)
* ANDRÉS ARANGUREN
(miembro Plataforma por la Libertad de Alfon)
* MAMEN DOMÍNGUEZ
(secretaria política del PCE-Puente de Vallecas)
Viernes, 1 de Marzo / Martxoaren 1a, Ostirala 7 de la tarde / Arratsaldeko 7etan Palacete Jauregia (Burlada / Burlata) Calle Mayor / Nagusia Kalea, 2
Organiza / Antolatzen du:
Asamblea Local Izquierda Unida
Burlada
ALFON ABSOLUCIÓN




DESCUBRIENDO EL “CASO ALFON”
Alfonso Fernández Ortega, Alfon, fue puesto en libertad el miércoles 9 de enero de 2013. El joven vallecano de 21 años fue detenido junto a su novia el pasado 14 de noviembre de 2012 y acusado de portar material explosivo en una bolsa que, como el propio fiscal reconoce, no puede probarse que le perteneciera. Ella quedó en libertad condicional y él internado en el más duro régimen carcelario durante 54 que hoy han llegado a su final.





En torno a las seis de la tarde de aquel miércoles 9 de enero, Alfon pudo reunirse con su familia y amigos, tras haber permanecido casi dos meses en un duro régimen carcelario. Varios centenares personas se reunieron en la puerta del centro penitenciario de Soto del Real para dar la bienvenida al joven vallecano de 21 años.
"Nadie está hoy tan orgulloso de su gente como yo", fueron las primeras palabras de Alfon al quedar libre, con las que quiso agradecer el apoyo que sabe que ha estado recibiendo desde que fue detenido el pasado 14 de noviembre. "He aguantado gracias al apoyo que me habéis dado aquí fuera". Preguntado por si ha sentido o siente miedo, el joven respondió: “¿Miedo? Nunca. Somos unos valientes y vamos a seguir luchando”.
La noticia saltó al medio día a través de un tweet emitido por su hermana: “SUELTAN A MI HERMANO! POR FIN! ALFON LIBERTAD! TE QUIERO HERMANO! Las reacciones no se hicieron esperar. Numerosos usuarios de dicha red social se felicitaban por la buena noticia, tras la lucha emprendida y continuada desde hace 53 días.
Alfon, detenido en la última Huelga General celebrada en España, estaba bajo el régimen FIES, uno de los más duros con los presos, y sobre él se han vertido todo tipo de acusaciones, como la de pertenencia a banda armada. La propia Delegada del Gobierno en Madrid, la mediática Cristina Cifuentes, no dudó en acusarle, también vía Twitter, de portar botes de gasolina y material explosivo, a pesar de que en ningún momento se había encontrado prueba física alguna de que ese material fuera de Alfon, algo que en su momento le recriminó a Cifuentes la propia hermana que hoy anunciaba su recuperada libertad.
A pesar de ello, la jueza que lleva el caso decidió internarle en la prisión de Soto del real, donde ha permanecido hasta este miércoles. Inicialmente por una supuesta “alarma social” que la propia jueza se vio obligada a modificar por otro supuesto, el de riesgo de fuga, a pesar de que Alfonso Fernández cumplía todos los requisitos para que el mismo no le fuera de aplicación, al contar, como exige la Ley, con arraigo social, familiar y laboral. Todos los esfuerzos del abogado del joven vallecano, Erlantz Ibarrondo, para lograr su libertad fueron rechazados. La última vez el pasado 21 de diciembre, cuando en un auto, la magistrada aseguraba que “a pesar a pesar del posible arraigo que pretende la defensa, persiste el evidente riesgo de fuga debido a la gravedad delictiva y a lo elevado de las penas que llevan aparejadas los hechos”. “Se mantienen pues sin variar las circunstancias que en su momento dieron lugar a la adopción de la medida”, continuaba el auto, “estando a la espera en este momento procesal únicamente del informe policial sobre los hechos, por lo que se desestima la petición de libertad formulada por la representación de Alfonso Fernández Ortega y se mantiene la situación de prisión provisional acordada por auto de fecha 16 de noviembre de 2012”.
¿Qué ha cambiado para que la jueza decida ahora modificar su propia decisión? Porque lo cierto es que continúa sin llegar al juzgado el esperado informe policial al que aludía en su auto de 21 de diciembre. El abogado considera que la propia tardanza en elaborar el informe ha podido llevar a la magistrada a considerar que su contenido no sería tan ‘incriminador’ para Alfon como podía esperarse, pues en ese caso no se estaría demorando tanto. Así que, puesto que un auto puede modificarse, en una sucinta notificación, la magistrada decide dejar en libertad a Alfon con la obligación de presentarse los días 8 y 22 de cada mes hasta que el caso se cierre, ya sea con un juicio o con el sobreseimiento.
CONTINÚA EL RÉGIMEN FIES5
En el caso de Alfonso Fernández persisten elementos que podrían considerarse como delirantes. La jueza ha decidido su libertad mientras que desde Instituciones Penitenciarias, dependiente del Gobierno del Partido Popular, no se ha accedido a sacar al joven vallecano del Fichero de Internos de Especial Seguimiento, el conocido como FIES5. Su inclusión en el mismo provocó que Alfon fuera tratado en Soto del Real como si fuera un peligroso delincuente. Es el régimen que se aplica a reclusos que pertenezcan a grupos islamistas, que hayan sido condenados por la Corte Penal Internacional, que hayan ayudado a organizar grupos terroristas, o que haya cometido un delito grave de los que crea alarma social.


Ninguno de los casos era de aplicación, porque hablan de delitos cometidos, y Alfon aún no ha sido juzgado. A estos presos se les graba todas las llamadas telefónicas y las comunicaciones con las visitas que reciba, se les fotocopia toda la correspondencia entrante y saliente, se les observa y anota diariamente por parte de los funcionarios del módulo todas las actividades que realizan (compañeros, paseos, lecturas, destino, etc.), se les controla la comunicaciones con sus abogados, se les restringe, se les cambia continuamente de celda. Asimismo pueden ser trasladados de centro penitenciario sin tener en cuenta la vinculación familiar a una ciudad determinada, tienen dificultad para realizar trabajos y se les aplica intencionadamente demoras para lograr permisos de salida. En caso de ser condenados no se les aplica la Libertad Condicional a las dos terceras partes de la condena como correspondería por su buen comportamiento y la ausencia de expedientes, sino a las tres cuartas partes. También se les practican continuos cacheos y registro de sus celdas. En el caso de Alfon, sorprendentemente, y sin qué tampoco se sepa atendiendo a qué criterio, también le había sido prohibido disponer de los libros sobre temas políticos a cuya lectura es aficionado.
El auto firmado el mismo miércoles 9 de enero por la jueza modifica la situación de Alfonso Fernández, que recupera la libertad mientras que permanece incluido en el FIES5. Terminaban 54 días de “aberración jurídica”, como definió Elantz Ibarrondo su internamiento. Ahora habrá que esperar a que se celebre un juicio, si así lo considerara necesario la jueza una vez que reciba el retrasado informe policial.
Han sido casi dos meses de enorme movilización social en las calles y en las redes sociales, a pesar del silencio sobre el caso que han mantenido los grandes medios de comunicación. Alfon ya ha podido abrazar por fin a su familia y a sus amigos, que le esperaban en la puerta de Soto del Real, donde varios centenares de personas permanecían pendientes de su salida.
Pero la lucha continúa, aseguran en las redes sociales los múltiples movimientos que han estado siguiendo el caso desde la detención del joven vallecano y su novia.Todavía hay cargos contra decenas de detenidos en las últimas movilizaciones contra el Gobierno del PP y multas indiscriminadas propuestas por la Delegación del Gobierno de Madrid y las de otras provincias, por el mero hecho de participar en actos de repulsa ciudadana a las decisiones del Ejecutivo de Mariano Rajoy. Punto y seguido, pues.

ALFON ABSOLUCIÓN