17 de marzo de 2013

Constituída la Junta Republicana de Izquierdas en Navarra

 En una sala abarrotada por más de 120 personas, en la Casa de Cultura de Burlada, la Junta Republicana de Izquierdas de Navarra ha celebrado hoy sábado su Asamblea Constituyente. Se trata de una iniciativa auspiciada por la UCNR y también ciudadanos y ciudadanas de diferentes ámbitos que se han sumado a ella a título individual, con la que, según proclama el Manifiesto que redactaron y aprobaron, pretende “aglutinar a una mayoría social y política que sea capaz de tomar el poder y desencadenar un Proceso Constituyente”, como medida de solución a la crisis económica a la que el actual sistema económico y el modelo de Estado que lo sustentan han abocado a la sociedad.


Entre los objetivos que se plantean, figura en primer lugar el de la de la instauración de una “República Federal que garantice el autogobierno y que permita ejercer el derecho de autodeterminación”, sobre las bases de la laicidad, la democracia participativa, la solidaridad, la planificación democrática de la economía, la paridad real y el pacifismo.

Se han presentado sendas Resoluciones, una sobre la situación política de Navarra y otra para trasladar al Parlamento el respaldo a la implantación de una III República, tras lo cual se abrió un turno de debate en torno a los distintos postulados y premisas que tanto el Manifiesto como esas dos Resoluciones contenían, en el que se aportaron mejoras a los documentos.

 A continuación, se procedió a la elección de los miembros de la Junta Republicana de Izquierdas, a la que podían incorporarse todas las personas que lo desearan. Finalmente, formarán parte de la Junta 26 personas. Asimismo, se abordó la propuesta organizativa de intervenir en política a partir de la idea de ir creando en el conjunto de la geografía navarra una red de Juntas Republicanas, buscando la adhesión de ese amplio sector de la ciudadanía que se adhiera a las grandes líneas de este proyecto que ahora comienza.

La nueva organización "se une a la solicitud de dimisión de Barcina formulada por el Parlamento foral". La resolución política incide en la "extrema preocupación" por la situación que se vive en Navarra de "crisis económica, social y política". Advierte de que mientras crecen los índices de empobrecimiento y "se degradan las prestaciones sociales y los servicios públicos", el Gobierno de Navarra se ha permitido "derrochar a manos llenas". Ejemplo de este despilfarro son el pabellón Reyno Arena, el Circuito de Los Arcos, el peaje en la sombra de las autovías, el TAV, el aeropuerto de Noáin, además de "proyectos irracionales como el Museo de los Sanfermines o la Ciudad de la Seguridad, y un largo etcétera de decisiones irresponsables y antisociales".

La Junta Republicana expresa también su inquietud por la actual "degradación institucional", cuya "guinda es el escándalo de las dietas de Caja Navarra, el símbolo más visible de lo que ha sido la política navarra de las últimas décadas, un chiringuito donde ha primado el amiguismo, el clientelismo, el reparto de los recursos colectivos entre unos pocos, el satisfacer intereses particulares o partidistas camuflándolos como intereses generales, en suma, una práctica de corrupción general por mucho que se haya amparado en la legalidad".

Y además de reclamar la "regeneración democrática", se suma a "la solicitud de dimisión de la presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, formulada por la mayoría del Parlamento y por muchos ciudadanos y a la exigencia de convocar elecciones".

Integran esta primera Junta, abierta a la incorporación de quien lo desee, 26 personas. Entre ellas están Tomás Zornoza, Paco Jiménez, Miguel Izu, Laura Pérez, Aitor Lakasta y Javier de Miguel.