26 de marzo de 2013

Democracia y escrache

Democracia y escrache


Opinión / Actualidad Política
Escrito por Carlos Paredes   
Martes, 26 de Marzo de 2013 00:00
 





No puedo menos que sorprenderme, casi echarme las manos la cabeza por el escándalo suscitado por nuestros diputados del Partido Popular (al parecer cada vez menos popular) en relación a la campaña llamada "Escrache" llevada a cabo por la PAH (Plataforma de afectados por la hipoteca), que agotadas la vías legales y de protesta, ha decidido llamar directamente a las puertas de aquellos que dicen ser nuestros representantes. Hoy más que nunca, gritaré desde estas líneas un sonoro "No nos representan" igual al que grité aquél 15 de Mayo de 2011 a los señores del PSOE que ostentaban por entonces el poder.
Y es que, si bien los cargos y sueldos que ostentan son de representación popular-me refiero a representación del pueblo, no de su partido- parece que sus hechos acompañan poco o nada a sus declaraciones de intenciones y promesas previas utilizadas para hacerse con el control de dichos cargos. 
¿Cómo pueden el Partido Popular y su aparato mediático acusar de violentos a los miembros de la PAH?
En el país de los más de 500 desahucios diarios es un milagro que aquellos que se ven en la calle con sus familias y una deuda de por vida no se hayan dado al crimen organizado. ¿Cuántas personas han quedado arrinconadas en la cuneta sin nada que perder?
Mientras el señor Pons denuncia a la PAH, hay personas colgándose de una cuerda, o tirándose por la ventana como consecuencia de la legislación que él mismo y sus acólitos de partido no quieren cambiar.
En una falsa democracia como la que vivimos, donde el voto dado es patente de corso y cheque en blanco para quien ocupa el poder, dicen nuestros "representantes" que es delito tocar la puerta de quien te dice representar, pero no lo es utilizar tu dinero para financiar a los mismos bancos que te quitan la casa por impago. Al parecer tampoco lo es apoderarse de tus ahorros (hablo de las preferentes), ni lo son las cláusulas suelo de las hipotecas. El delito, al parecer, es ser pobre y desahuciado, y querer hablar con quienes tienen el poder.


La PAH, ha presentado una ILP con casi el triple de las firmas necesarias ( Un millón cuatrocientas mil). El PP anunció que votaría en contra de aceptar a trámite la misma, (un triste desaire a la soberanía popular) sin embargo, el día de la votación, dos suicidios y la presión pública hicieron in extremis cambiar el sentido del voto.
Aceptada a trámite falta su aprobación. El PP, con mayoría absoluta, tiene la llave.
El PP y su aparato mediático tachan de violenta a la PAH, pero no es la PAH quien manda a los antidisturbios para echar abajo -hacha en mano si fuera necesario- las puertas de los domicilios de sus señorías y sacarlos arrastras junto con sus familias. No son sus señorías del Partido Popular quienes se quitan la vida como consecuencia de una ley que atenta contra el artículo 47 de la constitución española y contra el artículo 25 de los derechos humanos.
La ley que tan reticentemente el PP se niega a cambiar ha dejado a mucha gente sin nada que perder, un caldo de cultivo muy poco deseable para ningún gobernante, y yo, desde estas líneas, creo que mucho hay que agradecer a la PAH por haber sabido canalizar hasta la fecha, de manera tan pacífica, tanta desesperación.
-------------
Fuente: diariocrítico