31 de marzo de 2013

Ofensiva integrista en apoyo a la familia tradicional

Elena Cabrera (eldiario.es)
El Ministerio de Ana Mato lidera y trabaja en un Plan Integral de Apoyo a la Familia, una estrategia interministerial que será presentada este año. La encargada de sacarlo adelante es Salomé Adroher, directora general de Servicios para la Familia e Infancia, dentro del organigrama ministerial. Aún no hay un borrador pero los trabajos están muy avanzados, por lo que se sabrá más de él a finales de abril.


Desde que comenzó a trabajar la Comisión Interministerial, creada a finales de diciembre, sí se ha dejado saber que uno de los objetivos de este plan es "avanzar en la protección social, jurídica y económica de las familias" y que la conciliación y la racionalización de horarios laborales y domésticos serán uno de sus ejes, según se comprometió la ministra con Ignacio Buqueras, presidente de la Comisión para la Racionalización de Horarios Españoles. Esta asociación, de la que forma parte Salomé Adroher, lleva diez años aportando argumentos para equiparar los horarios españoles a los europeos.

Adroher es profesora de Derecho Privado Internacional en la Universidad Pontificia Comillas y experta en migraciones, mediación familiar y protección internacional del menor. Está casada y tiene cuatro hijos. En octubre, Salomé Adroher inauguró el congreso "El matrimonio sí importa, el divorcio no es la solución", organizado por el Foro de la Familia. En las conclusiones de este foro se acordó "defender la bondad social y personal" del matrimonio "estable y serio" con un plan de trabajo para los próximos años que incluye la promoción de "un cambio en las leyes vigentes en materia de disolución del matrimonio y divorcio" para que el ordenamiento jurídico ampare con una ley a los matrimonios que deseen que su unión "no sea disoluble a petición", es decir, un compromiso matrimonial para toda la vida.

Otra acción concreta que se acordó en ese congreso fue la de presentar una Iniciativa Legislativa Popular en el Parlamento para "provocar el cambio legislativo correspondiente" con la que proteger el matrimonio de quienes así lo deseen "frente a las tentaciones divorcistas". Esta ILP iría precedida de una campaña informativa en la que se denunciaría "la discriminación jurídica actual de quienes se quieren casar con carácter estable".

Lo hetero como norma
El Foro de la Familia es una organización conservadora que defiende los valores de la familia tradicional, es decir, fundada por una pareja heterosexual unida en matrimonio. En su planteamiento no encaja la diversidad familiar, las no heteronormativas, como pueden ser los matrimonios entre personas del mismo sexo, otro tipo de uniones colectivas o las monoparentales.

El Foro, al igual que otras entidades del movimiento asociativo tanto conservador como progresista, participa en el Consejo Estatal de Familias -un órgano interministerial dependiente de la Secretaria General de Política Social y Consumo del Ministerio de Sanidad- a través del representante del movimiento asociativo, que actualmente es Julia Pérez Correa, presidenta de Unaf (Unión de Asociaciones Familiares) y también de la Federación de Mujeres Progresistas.

Unaf organiza el Congreso de Familias, un evento antagónico al Foro de la Familia, cuya última edición llevaba por título Érase una vez la diversidad familiar. Fuentes de la Unaf explican que aún no tienen información sobre este Plan de Ayuda a la Familia porque, según les han comunicado, está aún en su fase inicial y hasta que no exista un borrador no entrará en una segunda fase consultiva, donde podrán entrar a valoraciones.

El Gobierno de Mariano Rajoy es defensor de los valores de la familia tradicional, contrario al aborto y al matrimonio homosexual, por lo que las asociaciones feministas y de familias LGTB están expectantes ante las posibles estrategias de apoyo a esta moralidad, como podría ser el mencionado Plan Integral de Apoyo a la Familia.

Las recientes declaraciones del ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, -"existen argumentos racionales que dicen que ese matrimonio [entre personas del mismo sexo] no debe tener la misma protección por parte de los poderes públicos que el matrimonio natural"- abren el argumentario del Gobierno del Partido Popular sobre un 2013 muy centrado en la familia , más en singular que en plural . "Las personas lesbianas, gais, transexuales y bisexuales podemos tener hijos. De hecho, tenemos hijos y estamos formando familias felices" le contestaba Boti García Rodrigo, presidenta de la Federación Estatal de LGTB, a la vez que pedía su dimisión. El Foro de la Familia defendió a Fernández Díaz de estas respuestas, considerándolas "intransigentes" e "inquisitoriales".