28 de mayo de 2013

Cayo Lara y Jean-Luc Mélenchon defienden un "impulso definitivo" para el "frente común realmente de izquierdas"

Cayo Lara y Jean-Luc Mélenchon defienden un "impulso definitivo" para el "frente común realmente de izquierdas"



El líder de la izquierda alternativa francesa, que intervino en el acto ‘Unido/as contra la troika!’ invitado por Izquierda Unida, señala que “Rajoy y Hollande sólo saben que hay que pagar la deuda, pero con los métodos de la socialdemocracia o de la derecha no hay salida. Vamos hacia un fracaso”



España | Tercera Información | 28-05-2013 | 







El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, y el copresidente del Parti de Gauche francés, Jean-Luc Mélenchon, han coincidido esta tarde en la necesidad de dar un “impulso definitivo” a la construcción de un “frente común europeo realmente de izquierdas” con el que “enfrentarse a la locura” de la política económica en la Unión Europea (UE).
Ambos dirigentes de la izquierda alternativa española y francesa ofrecieron hoy una rueda de prensa seguida de un multitudinario acto público bajo el lema ‘Unido/as contra la troika!’ en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. La invitación a Mélenchon a este encuentro forma parte de las actividades que IU tiene programadas para los próximos días en lo que ha denominado Semana Europea, entre las que se incluyen reuniones y otro acto público el viernes con el líder de la formación griega Syriza, Alexis Tsipras.
Lara señaló que “queremos construir un camino juntos para acabar con esta locura”, mientras que Mélenchon ratificó que “debemos construir una fuerza alternativa, no sólo un partido, sino un movimiento social, porque habrá que reconstruir Europa”. Ante este panorama, indicaron que formaciones como Izquierda Unida o el Partì de Gauche “sí saben lo que no quieren”.
Para frenar las políticas neoliberales ambos señalaron que ese frente de izquierdas debe alcanzar su máxima visibilidad en las elecciones europeas de 2014, teniendo claro el objetivo de “reunir todo el voto de aquellos ciudadanos que se sienten defraudados” con las políticas que se aplican en toda la UE.
El líder de la izquierda transformadora gala ha advertido, al tiempo, de que el actual momento de cambios políticos y económicos es “peligroso”, entre otras razones por el “resurgir de fuerzas antidemocráticas” y de ultraderecha en Europa.



Lara y Mélenchon se mostraron muy críticos con las políticas del Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y el Gobierno alemán de Angela Merkel, del que lamentaron que “ningún otro ejecutivo europeo se atreve a plantarle cara”.
El dirigente francés valoró que “no es posible hacer cambios profundos” en la política “sin que se implique la gente”. Si esto no se produce advirtió que el resultado será que “mañana sea peor que ayer. Eso es algo que nos enseña la historia”. Criticó también que todos los Estados, incluidos el francés y el español, prioricen el pago de una deuda soberana “que es impagable” y que obliga a ejecutar unas políticas de recortes que “son un retraso para la civilización. Mejor la inflación que la muerte”.
Sobre esta cuestión, enlazó las actuaciones que llevan a cabo los presidentes de Gobierno de España y Francia, de los que lamentó que “Rajoy y Hollande sólo saben que hay que pagar la deuda, pero con los métodos de la socialdemocracia o de la derecha no hay salida. Vamos hacia un fracaso”.
De nuevo coincidió con Cayo Lara en advertir que la Unión Europea “está amordazada” por los poderes financieros, algo a lo que debe hacerse frente urgentemente porque el “enemigo más poderoso” de los europeos “es la resignación y la falta de confianza en la política”.
Así, Mélenchon exigió movilizar al “pueblo progresista europeo que todavía existe”, razón por la que hizo un llamamiento especial a los militantes de los partidos socialdemócratas de toda Europa, a los que dijo: “Socialista, por favor, rompe las filas. Ayuda a quienes tienen coraje”.
Lara, por su parte, dijo que la salida de la crisis “es por la izquierda o no habrá una salida social” a la actual situación económica. Advirtió también de que el “voto de los ciudadanos no es de nadie” y confió que “cuando los ciudadanos ven quebradas las promesas electorales que les hicieron, entonces sepan moverse como nadie y busquen un cambio”.
Por su parte, el responsable de Política Internacional y eurodiputado de IU, Willy Meyer, que hizo de introductor de las explicaciones de sus compañeros durante la rueda de prensa, señaló que IU se está coordinando con otras fuerzas europeas para “dar la batalla frente al azote neoliberal”.
“Estas políticas –detalló- son las que se ceban con los trabajadores de la Unión Europea, especialmente en el sur de Europa. Creemos que es posible salir de la crisis sin castigar a la clase trabajadora”, en un escenario sin precedentes de recortes de las conquistas sociales alcanzadas tras largos años de esfuerzo.
(En la foto, Cayo Lara y Jean-Luc Mélenchon)