27 de mayo de 2013

CCOO denuncia que los mayores de 61 años dejarán de cobrar el subsidio


CCOO denuncia que los mayores de 61 años dejarán de cobrar el subsidio

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) ha emitido una nota en la que denuncia que, según las instrucciones del gobierno, quienes soliciten el subsidio para mayores de 55 años, se les comunicará que deberán jubilarse de forma anticipada a los 61 años.
Según la circular enviada a través del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), desde hoy las personas mayores de 55 que pidan el subsidio únicamente podrán cobrarlo hasta los 61 años, momento en el que deberán jubilarse.
El comunicado de la SEPE afirma de forma literal que “tal como ya adelantamos (…) se están elaborando (…) unas nuevas instrucciones que modificarán las provisionales dictadas el 1 de octubre de 2012 para la aplicación del RD Ley 20/2012, de 13 de julio, respecto a la duración del subsidio para mayores de 55 años, cuya percepción sabéis que debe extenderse como máximo hasta que el trabajador pueda acceder a la pensión contributiva de jubilación, en cualquiera de sus modalidades.??(…) no se pueda determinar por el SEPE la primera edad de jubilación, en los derechos que se reconozcan a partir del día de hoy, se pondrá como fecha final del derecho aquella en la que el trabajador cumpla la edad de 61 años”.


Para CCOO, “la aplicación de esta medida significa que se puede perder sobre la futura pensión de jubilación una cantidad que varía entre el 18 % y el 22 %”. En este sentido aseguran que esta nueva medida “se suma al recorte que ya se había producido con la modificación de la base de cotización incluida en el subsidio”.
A juicio del sindicato “existen muchos demandantes a quienes no se les podrá aplicar la jubilación voluntaria anticipada. Por ello, resulta arbitrario establecer con carácter general la finalización del subsidio a los 61 años”.
Además, con el RD Ley 5/2013 se pasa a tener en cuenta las rentas de la unidad familiar. Este cambio elimina el carácter personal de este subsidio y tiene como consecuencia que en una pareja en la que uno de los miembros cobre 968 euros y el otro esté en situación de desempleo, no podrá acceder al subsidio para mayores de 55 años y por tanto también perderá las cotizaciones para la posterior pensión de jubilación.
“Con estas medidas se castiga a las familias de rentas más bajas y se dejan desprotegidas a miles de personas que han perdido su empleo a lo largo de la crisis, justo en la última etapa de su vida profesional y cuando más difícil resulta encontrar un puesto de trabajo”, concluyen en el comunicado.