28 de mayo de 2013

El atraco de las pensiones

El atraco de las pensionesPDFImprimirE-mail
Opinión / Actualidad Política
Escrito por Arturo González   
Martes, 28 de Mayo de 2013 00:00









Está a punto de perpetrarse el mayor y más grave atentado contra el bienestar de los españoles. Las pensiones van a ser revisadas a la baja por el Gobierno, siguiendo órdenes de Bruselas-Merkel, y para ello se escudará en el informe del Comité de expertos nombrados ad hoc, en su mayoría coincidentes ideológicamente con las más duras tesis neoliberales, ya saben ustedes qué significa.

Los ocho millones y medio de pensionistas actuales sufrirán estos cambios desde el uno de enero del próximo año, y la argucia que empleará el Gobierno para la rebaja será que no se revalorizarán automáticamente según el índice del coste de la vida, sino que se aumentarán o disminuirán en función de la situación económica del país. Imaginen. (Nota para los trolls de la acérrima derecha: estamos hablando de este Gobierno, que es el que tiene la responsabilidad ahora, no contesten por favor que el anterior de Zapatero también las congeló)
Aun siendo los pensionistas los ciudadanos más indefensos frente a los atropellos del poder, y como si el dinero fuese un generoso regalo que se les hace mensualmente y no de ellos como fruto y depósito de lo que han cotizado a lo largo de sus vidas, el Gobierno cometerá la villanía de incumplir la última de sus promesas incumplidas, y disfrazada de ajuste técnico a los nuevos sistemas de medición, en un alarde más de prostitución del lenguaje. A un pensionista que cobre 900 euros, el hecho de que cada año la minusvaloren un dos o tres por ciento le supone una merma notable en su lucha por la vida, amén del copago de medicamentos y otras minucias. Lo sorprendente será que, no obstante, los pensionistas, pero en una muy inquietante parte les seguirán votando. Cosas de la edad. Lo de las pensiones creíamos que constituía la barrera del sonido del voto, pero no es así. Hasta los viejecitos y demás pensionistas encontrarán razones para no desertar. Pobres pero tercos y asustadizos. Los rojos son mucho peores.


Esto en cuanto a los pensionistas actuales. Para los futuros, o sea muchísimos de ustedes, también preparan la delicia de que sus pensiones se calcularán, aparte de la obligación de cotizar muchos más años, en atención a la esperanza de vida y no de lo que hayan cotizado, abriendo la vía para que se reduzcan entre un 6% y un 12%, que no está mal como castigo. También se habla de que se tendrá en cuenta el patrimonio del pensionista, a más patrimonio, por poco que sea, menos pensión. De modo que no ahorren, por favor, los que puedan, claro.
Las pensiones se han convertido en el juguete sádico del Gobierno, en el instrumento de tortura preferido para el final de la vida. Debe de ser que los pensionistas también han vivido por encima de sus posibilidades. Resulta preocupante que este atraco no conmociones a quienes aún ven lejana su condición de pensionistas, como si a ellos no les fuera a llegar. Una irresponsabilidad social colectiva en la que debería ser la verdadera causa para rebelarse contra el Gobierno, contra los empresarios, contra los sindicatos, y contra Europa. Las pensiones son el tiro de gracia que le van a dar a los españoles. Por gastones. No hay derecho a que se enriquezcan y lleven una vida de molicie con unas cantidades tan desorbitadas como las pensiones españolas, cuya media de es 884,97 euros. Las de los políticos siguen siendo máximas (2.548) por tiempos de cotización mínimas. ¡Ele, la demagogia!
---------------
Fuente: Público