2 de mayo de 2013

Las prioridades de Rajoy el 1 de mayo están en Venezuela

Las prioridades de Rajoy el 1 de mayo están en VenezuelaPDFImprimirE-mail
Imperio Latinoamérica
Escrito por Juan Carlos Monedero   
Jueves, 02 de Mayo de 2013 00:00
Primero de mayo. Millones en las calles del Reino de España (cuando la relación entre protesta y parados y entre enfado y sufrimiento sean directamentes proporcionales, otro gallo cantará en esta demediada democracia). Pero el Gobierno de Rajoy vuelve a la carga contra Venezuela, esta vez en boca del verboso Margallo. Dice que quiere ir a mediar en las elecciones en el país caribeño. ¿Pero no quedamos en que ya habían reconocido, como el 100% de la comunidad internacional -salvo los Estados Unidos de Guantánamo-, el resultado electoral?


En Venezuela celebran el Primero de mayo anunciando subidas salariales -que siempre están por encima de la problemática inflación en curso-. En el Reino de España, hablando de otros países.
Una de dos: o el shock del PP por los últimos resultados de empleo -el PP que ganó las elecciones prometiendo solventar el paro- les lleva a crear cortinas de humo cada vez más turbias y rasgadas, o el Ministro de Asuntos Exteriores, acostumbrado a hablar con un ser inmaterial que vive desde antes de los tiempos y creyente fiel, además, de que una paloma preñó a una señora sin desflorarla -luego hacen chistes con el pajarito de Maduro-, va por libre, escucha más al Opus Dei que a la prima de riesgo y hace comentarios contrarios a los que les han exigido algunos de sus jefes (REPSOL, BBVA, Telefónica).


En cualquier caso, otra vez el bochorno de que un jefe de otro Estado -en este caso el Presidente Nicolás Maduro- tenga que afearle a España su comportamiento injerencista. Parece que Rajoy no ha entendido -¿o lo ha entendido perfectamente?- que la oposición venezolana está creando un clima de golpe de Estado que se parece demasiado al Chile de 1973 y a la situación que ya vivieron los venezolanos en 2002.
Este martes, la oposición ha organizado una trifulca en el Parlamento (ha impedido la sesión, han lanzado sillas, ha golpeado a diputados, han lanzado escaleras abajo a una diputada chavista). Eso sí, pese a la evidencia de que han sido ellos los que han empezado el zafarrancho (uno de ellos hasta se puso un casco de moto antes de que comenzara el remolino), los medios de comunicación, otra vez, le echan la culpa al Gobierno de Maduro. Los diputados se niegan a reconocer al Presidente constitucional y el Presidente de la Asamblea no les deja hablar. Les recomiendo, señores y señoras de la oposición, que en vez de repetir las maneras propias del fascismo -qué cansados son ustedes- usen la muletilla “por imperativo legal” mientras no sean capaces de ganar las elecciones y cambiar la Constitución. En España, si no cumples las reglas del juego, tampoco te dejan ser parlamentario.
Aunque lo relevante no es esa exigencia legal. Lo sustancial es que están creando un clima propicio a una situación golpista, que no tiene ninguna posibilidad de triunfar, pero que dificulta la tarea de gobierno. Y es ahí donde, otra vez, el Partido Popular está colaborando. Bien por Rajoy: incumple las promesas electorales, aumenta el paro, reprime a universitarios y desempleados, cierra hospitales y escuelas, degrada los servicios públicos, defiende a los bancos ladrones que le roban a la gente la casa y el alma, recibe sobresueldos en sobres lacrados con mierda y el sello del anillo de oro de Aznar, sostiene a una monarquía bajo sospecha, dispara la tasa de suicidios…pero su corazón está en la defensa de la derecha venezolana y de la amenazada democracia Venezolana.
Llueve en el Reino de España.
------------
Fuente: Comiendo Tierra