26 de junio de 2013

¿En lontananza se otea la República y el PSOE mueve ficha?

¿En lontananza se otea la República y el PSOE mueve ficha?PDFImprimirE-mail
III República III República
Escrito por Enric Sopena   
Miércoles, 26 de Junio de 2013 00:00
Dicen en la Zarzuela que la crisis es la culpable de los “abucheos” a la Familia Real, cada vez más numerosos. Afirma un portavoz de la Casa del Rey a El Mundo: “Es la reacción de la calle contra el poder, no contra la Monarquía”. Monumental estolidez ésta. La Monarquía es un poder inequívoco. Como es un poder el propio Juan Carlos I, nada menos que Jefe del Estado español.

“La persona del Rey, inviolable”
Y según la Constitución vigente: “La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a su responsabilidad”. De modo que el Rey está por encima de las leyes y de la mismísima Justicia. Literalmente, y de acuerdo con la Carta Magna de 1978, “corresponde al Rey el mando supremo de las Fuerzas Armadas”, aunque de hecho sea el presidente del Gobierno quien tenga a sus órdenes a las Fuerzas Armadas.
37 años largos en el Trono
En fin, que de un Rey, aunque constitucional y parlamentario -como es el monarca actual, que lleva 37 años largos en el Trono- no puede decirse que no es un poder en sí mismo. Negarlo es una afrenta a la ciudadanía, lo diga quien lo diga por muy portavoz que sea.
Los privilegios
Los privilegios de la Corona han sido, y continúan siendo, abundantes. Y escasamente corregidos, a pesar de las presiones que se han hecho desde la opinión pública para que la Monarquía se comporte con una muchísimo mayor transparencia y una mayor también austeridad.


Cacería en Botsuana
Cuando el Rey se fue, con la supuesta princesa Corina, a Botsuana, con el fin de protagonizar una caza de elefantes, hacia ya años que la crisis azotaba con especial crueldad a España. Ello, sin embargo, no modificó la voluntad del monarca que tuvo la desgracia de lesionarse. ¿Cuántos españoles y españolas pueden permitirse pecuniariamente semejante espectáculo? La inmensa mayoría, no y otros tampoco, porque esa cacería es una provocación en tiempo de crisis.
Un perillán
¿Cuántos españoles y españolas están en condiciones de contratar a prestigiosos letrados, como Miquel Roca,  para salvar a su hija, casada con un perillán sin escrúpulos que ha acumulado una fortuna a cuenta del dinero público en no pocos casos? ¿Cuántos españoles y españolas pueden ovacionar a quienes viven gracias a los dineros de los contribuyentes? Y, mientras hay seis millones de parados y casi un millón de jóvenes sin trabajo?
Desafección colectiva
La encuesta del CIS subrayaba que la caída en desgracia de la Monarquía había avanzado mucho. La desafección colectiva hacia la Corona no es una anécdota. La opinión pública, en general, no es partidaria de la Monarquía. Tiene razón el PSOE, que ha movido ficha, al sostener que la “Corona debe trabajar mucho para ganarse a la ciudadanía que sufre”. La incorporación del socialismo a la crítica orientada hacia la Monarquía es, por cierto, un dato significativo. ¿En lontananza se otea la República?

Enric Sopena es director de ELPLURAL.COM
---------
Fuente: El Plural