30 de julio de 2013

Las derechas, los del 135 y el rey, no están de vacaciones

Las derechas, los del 135 y el rey, no están de vacaciones

Carlos Martinez

Politólogo y activista social. Construyendo la Izquierda Socialismo 21
El PP pensaba utilizar agosto para darle un nuevo recorte a las pensiones, los ayuntamientos democráticos y algún trabajillo más. Pero la crisis política, es muy grave y los escándalos de corrupción, están le dando algún susto. A pesar de ello, Rajoy tratará de salir como pueda del altísimo grado de latrocinio detectado en su partido. Pero el presidente derechista, a pesar de todo cree controlar los tiempos. No le hacía falta a pesar de todo, la faena de despiste hecha por Griñan, pues también los ERE fraudulentos de Andalucía son munición de defensa. La “espantá” de Griñan es igualmente otro favor gratis al PP, quitándole a la nonata moción de censura de Rubalcaba protagonismo.
La “espantá” de Griñan es igualmente otro favor gratis al PP. © María Gámez Gámez
La “espantá” de Griñan es igualmente otro favor gratis al PP. ©María Gámez Gámez
El PP vive un entramado corrupto financiado por los grandes empresarios del ladrillo fundamentalmente y los socioliberales han metido mano en dineros para parados y paradas, así como para pensiones y para pre-jubilados. En ambos casos, corrupción, se mire por donde se mire. Pero lo del PP también es engaño y amaño de procesos electorales. Burlando la ley electoral y con cantidades ingentes de dinero negro, el PP ha convencido y vencido. Ahora esto le estalla en la cara, pero de Rajoy.
Los poderes fácticos, cada vez más poderosos
La democracia española, es muy débil, de pésima calidad y con una gran parte de sus instituciones corrompidas ya sea por dinero, ya sea incumpliendo una Constitución des legitimada y que no respetan ni sus defensores, comenzando por el rey -el jefe del Estado- que tiene más poder, mando y ejerce gobierno del que normativamente debiera. Por eso, al ser débil esta democracia corrupta del régimen del 78 y sufrir la soberanía popular una gran merma, los poderes fácticos reales son cada vez más poderosos. Y,así, los banqueros, los plutócratas, las oligarquías económicas y el rey ejercen una tutela sobre los dos partidos del turno monárquico, más los nacionalistas de derechas y la UPyD, obligándoles y controlando todas sus decisiones.


En estos momentos precisamente Pedro J. y su grupo de presión por un lado, más “El País” y su grupo empresarial por otro, juegan una partida de ajedrez con el objetivo de fortalecer la monarquía y buscar su salida a la crisis capitalista y de Estado. En esas operaciones, la sombra del Palacio, se proyecta. Ya se han encendido todas las alarmas y antes de que la izquierda alternativa y la protesta social tomen más fuerza hay que tomar posiciones. Si Rajoy es un incapaz y lo es, se sustituye y punto. Al final es el régimen y los partidos dinásticos a través de su ligazón con grandes conglomerados empresariales, los que están jugando y en su terreno, con las cartas marcadas.
IU, aún subiendo en la intención de voto, es consciente de su debilidad y, por tanto, a ella le corresponde ser inteligente pues es la fuerza de la izquierda, sin lugar a dudas, mejor situada. Pero, desde 2010 han ido surgiendo otras resistencias y movilizaciones, desde las Masa de Convergencia al 15M, la red DRY, el Frente Cívico, Socialismo21 y los sectores socialistas antineoliberales y muy críticos con las cúpulas socioliberales y que comienzan a organizarse por su parte, hasta la PAH, ATTAC, o los movimientos sociales alternativos de paradas y parados o de jóvenes indignados, acabando en la Convocatoria Ciudadana. Y esa masa crítica, si se une, sí puede tener fuerza, capacidad de movilización, militantes y activistas junto con personas muy preparadas, inteligentes y expertas en diversos temas. Pero a esa marea critica, intelectualmente muy capaz, IU ni la puede ignorar, ni tampoco utilizar. No estamos en tiempos de cooptaciones, ni de fichajes, sino de convergencia.
Frente a los cálculos electorales hay que construir el Frente de la Victoria de las clases populares sobre las oligarquías políticas y económicas.

No podemos esperar a las elecciones europeas
No podemos esperar a las elecciones europeas. Las derechas y los partidos del turno monárquico saben de sobra que las podemos ganar; por tanto tratarán de evitar que esto suceda. Además, ellos controlan los tiempos. Y como perciban el más mínimo resquicio para seguir gobernando, aunque sea en gran coalición dinástica, pues nos podemos encontrar con un adelanto electoral, ya que gracias a “El Mundo” ha estallado definitivamente el escándalo Bárcenas, que no a la oposición real, social y alternativa. Todo está controlado por los poderosos y su posible desenlace también.
Por tanto, hemos de seguir en las plazas y exigir la dimisión del gobierno corrupto y de todas y todos los corruptos. Pero, al mismo tiempo, reunirnos, vernos, hablar y confeccionar un programa. Y ,por cierto, en las calles y las acciones estamos ya, que no en los despachos, ni en la moqueta, la mayoría de nosotras y nosotros.
Pero también hay que pensar y decir que si este frente amplio y por el gobierno del poder popular, fuera ninguneado por cálculos, por cierto en ocasiones inflados en sus expectativas reales, pues habrá que hacerlo y construirlo de todas formas. Tampoco es tan complicado. Pero lo primero es buscar la convergencia antineoliberal y alcanzar la coalición imprescindible de los y las de abajo, ya. El frente de las izquierdas transformadoras y si alguien personalmente prefiere exportar el “modelo andaluz”, pues que lo diga públicamente ya.
Hemos de jugar con lealtad y las cartas boca arriba al objeto de entendernos, organizarnos y dejar de sufrir paro, despidos, empobrecimiento, recortes sociales y democráticos y el desprecio de las clases poderosas.
ETIQUETAS: