16 de julio de 2013

Rajoy y el PP agotan su legitimidad

Rajoy y el PP agotan su legitimidadPDFImprimirE-mail
Opinión / Actualidad Política
Escrito por Cronica de Aragón   
Martes, 16 de Julio de 2013 00:00
El 15 de octubre de 2009, Mariano Rajoy rompía su habitual silencio monástico para declarar que la trama Gürtel no tenía “nada que ver con la estructura orgánica del Partido Popular” y que todo lo actuado hasta ese momento en sede judicial no era más que una “clara manipulación política por parte del Gobierno [de Rodríguez Zapatero].

El 2 de febrero de 2013, y tras la publicación de las fotocopias de la contabilidad paralela de Bárcenas en el diario El País (documentos que le atribuían al ya presidente del Gobierno sobresueldos de 25.000 euros anuales entre 1997 y 2008), Rajoy volvía a la palestra para afirmar que “no voy a necesitar más que dos palabras: es falso. Nunca, repito, nunca, he recibido ni he repartido dinero negro ni en este partido ni en ninguna parte”.
El 28 de junio de 2013, al ser interrogado en rueda de prensa por el encarcelamiento del ex tesorero del PP Luis Bárcenas, Rajoy respondía con un revelador “ya tal…”, que días después se veía complementado por la publicación en el diario El Mundo de los supuestos mensajes sms entre Rajoy y Bárcenas. La presunta connivencia entre presidente y ex tesorero contrasta en buena medida con el interés del PP por estar presente como acusación particular en el caso “Gürtel–Bárcenas”.


Resulta evidente que Rajoy es uno de esos fundamentalistas neoliberales que se creen tocados por el dios Mercado para desarrollar en la Tierra la misión de desregular, recortar y privatizar todo lo posible. Sin embargo, la credibilidad de Rajoy para seguir al frente del Gobierno se ha agotado a la misma velocidad que se agotaba la legitimidad del Partido Popular como primera fuerza política del Congreso de los Diputados.
Y es que, además de haber engañado miserablemente a los votantes ocultando su verdadero programa de gobierno, los candidatos del PP arrastran la sospecha de que la campaña electoral que realizaron en noviembre de 2011 pudo estar financiada irregularmente, lo que les habría permitido gastar más dinero que sus competidores en vallas publicitarias, anuncios en los medios y confetis en los mítines.
Por ello, Rajoy debe dimitir hoy mismo como presidente del Gobierno para convocar a continuación elecciones generales anticipadas. Lo contrario llevaría a acelerar el estado de putrefacción en el que se encuentra “la Política” ante los ojos de cada vez más personas residentes en este país. Putrefacción de la Política, que dicho sea de paso, resulta siempre agradable tanto para los ideólogos neoliberales como para los fascistas.
.....................