2 de julio de 2013

TVE atribuye a ETA el 11-M y la muerte de Begoña Urroz

TVE atribuye a ETA el 11-M y la muerte de Begoña Urroz


 La dirección del programa ‘Parlamento’ del Canal 24 Horas de Televisión Española ha tenido que pedir disculpas porque un reportaje emitido este fin de semana atribuía a ETA la autoría de los atentados del 11-M en Madrid y la muerte de la niña Begoña Urroz, fallecida en 1960 a manos del DRIL.

Los responsables del programa ‘Parlamento’ de TVE han pedido disculpas por «la ambigüedad» de lo que ha calificado de «frase desafortunada» sobre ETA y el 11-M, y ha asegurado que no era su intención vincular a la organización armada vasca con aquellos atentados, que dejaron en marzo de 2004 un total de 191 muertos en Madrid.
Sin embargo, las palabras pronunciadas por la voz en off en aquel reportaje no dejan lugar alguno a la ambigüedad a la que alude la dirección del programa.
Este es el extracto que ha dado lugar a la polémica: «Hace ya más de tres años que ETA no comete ningún acto violento, aunque permanecen grabados en nuestra memoria atentados como el de Hipercor o el 11-M».
En el reportaje también se achaca a ETA la muerte de la niña Begoña Urroz, a pesar de que esta tesis ha quedado desmontada en diversas ocasiones. Como publicó GARA en 2010, el atentado de la estación de Amara que en 1960 costó la vida a la niña de 22 meses fue obra del Directorio Revolucionario Ibérico de Liberación (DRIL).
La investigación llevada a cabo por Iñaki Egaña, repleta de datos, revelaba asimismo que la Policía española estaba infiltrada en los comandos que pusieron las bombas.
Un informe policial desclasificado apenas hace unos meses ratificaba esta versión.
Pese a la claridad de las palabras emitidas en el reportaje, la directora de ‘Parlamento’ ha insistido en que «no ha habido intención alguna de atribuir a ETA el atentado del 11-M».
La televisión pública española señala que en el reportaje no se hacía un repaso a la trayectoria de ETA, sino que el objeto de la noticia era «dar cuenta del homenjae que el Congreso ha rendido a las víctimas, a todas las víctimas del terrorismo», lo que completaron con «un balance de los atentados más sangrientos cometidos por ETA y por otras organizaciones, como los terroristas islamistas o el GAL»