21 de agosto de 2013

"Las empresas eléctricas y el Gobierno se han aliado para cargarse las energías renovables"

"Las empresas eléctricas y el Gobierno se han aliado para cargarse las energías renovables"

La cooperativa de energía verde GoiEner acusa al Ejecutivo de aplicar medidas disuasorias para evitar el autocosumo a través de paneles solares.
GoiEner seguirá adelante con sus planes de expansión, a pesar de que deberá ralentizar el ritmo debido al descenso de la rentabilidad y las trabas impuestas por la reforma en el sector eléctrico.
Remiten a la CE los planes de energía sostenible de 3.000 municipios europeos
El Gobierno ha impuesto duras trabas al autoconsumo de nergía por medio de paneles solares.

"Se quieren cargar el sector de las energías renovables, pero nosotros vamos a seguir adelante porque el futuro será renovable o no habrá futuro". Alberto Bezunartea, socio promotor de GoiEner, una cooperativa integrada por casi 500 socios que han sumado sus fuerzas para impulsar un modelo de energía verde en Euskadi, asegura que la reforma del sector eléctrico elaborada por el Gobierno central busca el "fin de las renovables". "El Ejecutivo", añade, "se ha aliado con las grandes empresas eléctricas porque no les interesan las renovables. Es increíble que algo así ocurra en un país con un potencial tan enorme de sol, viento y agua".
El autoconsumo a través de los paneles solares y otras tecnologías dejará de ser rentable para rebajar el coste que pagan los usuarios en la factura de la luz tras la reforma que ha presentado el Gobierno. Las nuevas condiciones para el sector eléctrico contemplan un impuesto —peaje de respaldo— que tendrán que pagar los productores de electricidad para consumo propio. A esto hay que sumar, los sucesivos recortes de los Gobiernos socialista y popular al sector —primero redujeron los años que les garantizaban las primas a los productores, después hubo una limitación horaria en la retribución—, lo que ha llevado al sector de las renovables a una situación límite.


A pesar de todo, GoiEner sigue adelante con sus planes de expansión. Su modelo se basa en la generación de electricidad a partir de fuentes renovables, como el sol (energía solar), el agua (hidráulica) o el viento (eólica). Una iniciativa que desde junio comercializa (comprar) este tipo de energía 100% verde entre sus socios. En la actualidad, la comercialización y generación de electricidad están liberalizadas, pero el transporte (alta tensión en manos de Red Eléctrica Española) y la distribución (media y baja tensión en manos de las grandes compañías) siguen regulados. GoiEner es la primera comercializadora vasca de energía sostenible y una de las pocas que actualmente existe en el país.
Bezunartea recuerda que la cooperativa cuenta ya con cerca de 500 socios y aunque admite que la rentabilidad de los proyectos de generación será más reducida, el camino está trazado. "La reforma impone más avales por cada nuevo socio y unas medidas absolutamente disuasorias para el autoconsumo, pero para nuestra cooperativa no hay marcha atrás. Apostamos por esta energía porque es más razonable, económica, limpia y ecológica. Este año ha habido mucha producción de energías renovables. Eso ha obligado a parar durante algún tiempo a las centrales de ciclo combinado de las grandes eléctricas, lo que no les ha gustado".
Y prueba de que a GoiEner no le va disuadir la reforma es su integración en la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético y su asesoramiento a dos cooperativas verdes que acaban de nacer: Enerplus (Cantabria) y Noxa Energía (Galicia). "Se trata de defender los derechos de los ciudadanos", apostilla Alberto Bezunartea.