5 de octubre de 2013

Fuera, mafia. Hola, Democracia!

Se convoca a la ciudadanía el 5 de octubre en Sol, bajo el lema "Fuera mafia, hola democracia" para denunciar a la mafia política y financiera y exigir un proceso constituyente.
#VolvemosASol
  • La convocatoria pretende denunciar un sistema intrínsecamente corrupto, que favorece en último término solo a una pequeña élite y ahoga todo principio democrático
  • En su manifiesto, se exige como primer paso expulsar a la mafia del poder y se apela a la apertura de un debate para dar inicio a un proceso constituyente basado en una democracia real que respete los derechos humanos. 
El próximo 5 de octubre tendrá lugar una convocatoria de concentración en Sol, que, bajo el lema "Fuera mafia, hola democracia", se dirigirá a continuación hacia la Plaza de España, entre otros puntos. Organizada por diferentes colectivos y asambleas, tiene como fin apuntar a la corrupción política y financiera, y exigir un cambio de sistema construido desde abajo.
 
 El manifiesto denuncia un "régimen de mafias", consecuencia de un sistema "intrínsecamente corrupto" y heredero de una Transición que impuso de hecho el bipartidismo y perpetuó en el poder a las grandes familias financieras, y que ha provocado retrocesos en derechos laborales, igualdad, feminismo, antirracismo o antifascismo, y problemas tan graves como el desempleo, la inmigración, la privatización de los servicios públicos o los desahucios. Para mantener la situación, según el manifiesto publicado por los organizadores, se utiliza la represión policial o el ataque a la independencia de la Justicia. 
 
En ese mismo manifiesto, que afirma que ya no sirven ni el miedo ni el silencio, la convocatoria apuesta por expulsar a "la mafia" del poder como paso previo necesario para iniciar desde abajo un proceso constituyente realmente democrático, con la participación de toda la ciudadanía, que cuente con herramientas verdaderamente eficaces y en el que "se respeten los derechos humanos y se cumplan los objetivos de justicia y economía social".  
 
La acción forma parte de una cadena de muestras de protesta que tendrán lugar durante el otoño, ante la incapacidad de las instituciones para dar respuesta a los problemas actuales. Quiere, además, ser una llamada a la imaginación y la creatividad colectiva, así como una invitación a todas las “mareas” y los movimientos sociales que luchan por la igualdad y la justicia social.