28 de noviembre de 2013

La recesión se ha acabado

CRISIS Y RECESIÓNLa recesión se ha acabadoVuelta al modelo de baja cualificación de la mano de obra, baja productividad del trabajo, bajos salarios y condiciones laborales precarizadas...cuya caducidad ya ha sido comprobada antes del inicio de la crisis.
DANIEL LACALLE 25/11/2013

Aumentar letra Reducir letra
La recesión se ha superado en este tercer trimestre, como venía anunciándose desde los datos del trimestre anterior. Así lo ha certificado el Banco de España al establecer que la evolución del PIB, ha sido positiva, con un incremento del 0,1%; la reacción, dentro de la cautela, ha sido, y no podía serlo de otra manera, dispar: todos nos felicitamos de un dato positivo (por mínimo que sea), unos con cautela optimista (el gobierno, las grandes empresas) y otros con cautela a secas dentro de una duda razonable.

Quizás quien más gráficamente ha expresado esta disparidad haya sido Alejandro Bolaños, para quien: “El fin de la recesión más larga de la democracia, que dio por hecho ayer el Banco de España, se ve distinto según el cristal con que se mire. El primer plano revela un avance del PIB casi insignificante, un 0,1 % más en el tercer trimestre que en el segundo, pero suficiente para quebrar la definición estadística de recesión. A poco que la perspectiva se amplía, emergen los perfiles de una crisis brutal, con casi seis millones de parados y una deuda enorme”. [1]


En principio, la posibilidad de entrar en lo que sería una tercera fase de la recesión no está siendo planteada, aunque no pueda ser totalmente descartada (y esperemos que no sea cierta), pero lo que es indudable es que una cosa es iniciar un tímido crecimiento y otra establecer que la crisis ha sido superada, sobre todo con el destrozo causado en el mercado laboral (lo que gobierno y patronal califican pomposamente de reformas estructurales valientes e ineludibles), destrozo visible en el desempleo, la precariedad, el hundimiento de los salarios, el consiguiente hundimiento del consumo y la casi desaparición de los derechos laborales.

Además, la evolución interanual del PIB es de descenso de 1,6%, pero lo más preocupante es en qué se está basando esa mínima recuperación trimestral, el índice de producción industrial ha caído en el último año en un 2% y el consumo eléctrico un 1,5% [2]. Por otro lado, a partir de los datos de la EPA, el número de los asalariados en la industria ha descendido entre el primer trimestre de 2008 y el tercero de 2013 en más de 900 mil personas (un 33%) y el conjunto de actividades mineras, industriales, de distribución de energía y transporte y almacenamiento en 892 mil (un 25%); nuestro modelo productivo está hundido [3] y los intentos de recuperación se hacen en el sector servicios, básicamente en la hostelería. La vuelta al modelo de baja cualificación de la mano de obra, baja productividad del trabajo, bajos salarios y condiciones laborales precarizadas, un modelo sin futuro y cuya caducidad ya ha sido comprobada desde antes del inicio de la crisis, parece ser la única idea de nuestras élites políticas y económicas.

Pero seguimos dentro de la crisis económica

Se está iniciando la recuperación económica, pero conviene señalar dos cuestiones: en primer lugar, esa recuperación no va a ser instantánea. En segundo lugar, si el gran problema es lamagnitud del desempleo, no se prevé a corto plazo la salida de crisis (que necesariamente debería ir acompañada por la recuperación del empleo, y no con cuentagotas), ya que parece que a partir de las medidas que se han tomado o se están diseñando, las tasas de paro pueden estar por encima del 25% hasta el 2020.

De cualquier modo, las dudas sobre la evolución última del mercado laboral parecen bastante generalizadas. Este tipo de dudas ya habían surgido con el análisis de los buenos datos del paro registrado en el INEM, un índice cuyo valor científico es prácticamente nulo, sobre todo comparado con la EPA (a pesar de los esfuerzos de gobierno y CEOE por convencernos de todo lo contrario), pero cuyo valor como referencia a las tendencias de la evolución es innegable. En el INEM, en setiembre y tomando como base el inicio de la crisis en 2008, el paro registrado, más de 4,72 millones, alcanzó un máximo histórico (por encima de 25.500 más que en agosto y por encima de 19 mil más que hace un año), mientras que las afiliaciones a la SS, más de 16,3 millones, alcanzaron el mínimo de ese periodo (con 22.242 afiliados menos que hace un mes y más de 500 mil de descenso desde hace un año), es decir, el alza de la afiliación que se venía produciendo desde enero y el descenso del paro desde febrero/marzo se frenaron; además, la contratación está siendo masivamente precaria. Desde marzo la contratación fija se mueve entre los escasos 10 y 6% de la total. [4]

Entrando en la EPA (Gráfico 1), en una rápida panorámica, en este último trimestre, lo más destacable es la disminución de la cifra de parados, en casi 93 mil personas, acompañada de un descenso de la población activa. 33.300 personas han abandonado el mercado de trabajo, y una subida del empleo en 39.400, de las cuales algo más de un tercio lo son de empresarios y autónomos y el resto de trabajadores por cuenta ajena, cifras relacionadas con ese inicio de la recuperación.

Aun obviando los altibajos intermedios: 1) la población activa ha disminuido desde finales de 2008, ya comenzada la crisis, en 336 mil personas, más de 60 mil anuales y más de 5 mil mensuales, pero en los tres últimos trimestres esta pérdida de activos se ha acelerado, casi 195 mil menos en 9 meses, 21,6 mil mensuales, más de 4 veces la media y en el último mes en 33.300, más de 6 veces la media, es decir, el abandono del mercado laboral está siendo muy fuerte en los últimos años, con el retorno de inmigrantes a sus países de origen al no encontrar aquí empleo y la sangría de autóctonos hacia Europa sobre todo, en su gran mayoría jóvenes y una gran parte de ellos muy preparados (la movilidad exterior de la ministra Báñez o los aventureros de su secretaria de estado); 2) la pérdida de puestos de trabajo en esos mismos periodos ha sido de casi 3,035 millones, casi 650 mil anuales, casi 55 mil mensuales casi 1.750 diarias, en los 9meses que van de año se han perdido casi 135mil puestos, casi 15 mil mensuales, es decir, la pérdida se ha atemperado, y en el último trimestre se han creado casi 40 mil, 13 mil mensuales, lo cual rompe la tendencia, no se sabe si momentáneamente por el efecto del verano o no, pero indica que a ese ritmo de recuperación se necesitarían más de 19 años para volver a la situación de empleo de finales de 2008; 3) la cantidad de empleos destruidos de empresarios y autónomos es del 15% del total, aunque la recuperación de estos esté creciendo con algún que otro altibajo desde finales de 2011, ya que no se encuentran empleos de otro tipo; los trabajadores asalariados han perdido un total de casi 2.650 empleos desde finales de 2008 y han crecido en el último trimestre en más de 23 mil; 4) finalmente, los parados, el gran problema de este país; el desempleo se ha incrementado en casi 2,9 millones desde finales de 2008, casi 4 millones desde finales de 2007, puesto que 2008 fue desde sus inicios el año que comenzó la sangría; el número de parados ha estado aumentando en las series interanuales hasta el primer trimestre de este año, y en el último semestre ha caído en casi 300 mil personas, unas 5 mil mensuales, prácticamente la misma cantidad en la que está cayendo la población activa; a este ritmo, la caída de la tasa de paro al nivel de finales de 2007 sería de más de 66 años.

En resumen, se puede certificar el fin de la recesión, si bien por los pelos, pero no sabemos ni el tiempo ni los sufrimientos que nos va a constar salir de la crisis.

Encuesta Población Activa2013TIII-2013TII2013TIII-2012TIV2013TII-2008TIV
Población activa-33.300-194.400-336.000
Población ocupada+39.400-134.300-3.033.800
Empleadores y autónomos+16.200+43.500-396.500
Asalariados+23.200-177.200-2.634.300
Parados-92.800+80.700+2.876.700
Gráfico 1


NOTAS.
1.- A. Bolaños, “La recesión más larga llega a su fin” en “El País” (24-10-2013), pg. 24.

2.- Datos tomados de Angel Laborda, “Indicadores de coyuntura de la economía española” en “El País. Negocios” (27-10-2013) pg.26.

3.- Ver D. Lacalle, “Crisis y desindustrialización en España (2007-2012)”, “Crisis y desindustrialización (2)” y “La inversión en tecnologías de la información, innovación e investigación y desarrollo”, los tres en FIM(ed.) “Indicadores económicos y sociales”, IND-68, IND-73 e IND-75 respectivamente.

4.- Datos tomados de S.A. “Rajoy vende optimismo pese a que el paro sigue batiendo records”, “20 Minutos” (3-10-2013) pg. 4 y Alejandro Bolaños “La destrucción de empleo se frena gracias a contratos más precarios”, “El País” (3-10-2013)