10 de noviembre de 2013

Las mareas pretenden despedir el año con manifestaciones conjuntas

Eduardo Muriel (lamarea.es)
Noviembre y diciembre serán meses de movilización para las mareas en defensa de los servicios públicos. La que abrirá el camino será la marea verde  del próximo 20 de noviembre, que, junto a los diferentes colectivos en defensa de la Educación pública, saldrá a la calle en una nueva “jornada de lucha”, lo que será un nuevo paso tras la huelga del mes pasado. Ese mismo día, los estudiantes han convocado además un parón de 24 horas.


Pero la Comunidad Educativa no será la única en manifestarse. La coordinadora Mareas Ciudadanas, un espacio en el que coinciden representantes de todas las mareas, se encuentra en plena organización de una movilización unitaria para el próximo 23 de noviembre. Aún no se ha aprobado de manera definitiva, pero se prevé que la hora y el recorrido estén ya fijados para este próximo lunes.

El lado negativo del espacio Mareas Ciudadanas es que no ha logrado crear todavía una unión real y constante a nivel organizativo. Sin embargo, si todo avanza según lo previsto, el 15 de diciembre puede terminar la separación: tendrá lugar por primera vez una manifestación unitaria entre las mareas verde y blanca. Esta última, en defensa de la Sanidad pública, sale a la calle el tercer domingo de cada mes y, a partir de la marcha del 15, es posible que la marea verde se incorpore a esta dinámica. De momento, el acercamiento entre las dos mareas más poderosas no se ha cerrado aún del todo, pero tiene ya varios meses de recorrido, y a éste se ha sumado también la roja, en defensa de la ciencia.

La marea verde, crecida tras la huelga de octubre

La comunidad educativa logró un “éxito” en la huelga de 24 horas -72 en el caso de los estudiantes-. Al menos, así lo valoraron los diferentes colectivos de padres, alumnos y profesores, en la segunda asamblea de la marea verde madrileña en lo que va de curso. “El seguimiento de la huelga fue muy superior a las que se hicieron el curso pasado”, aseguró en su intervención una portavoz del Sindicato de Estudiantes, una perspectiva optimista que fue compartida por la mayoría de los presentes. La representante de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres destacó que incluso en los colegios concertados, el número de alumnos que respaldaron el parón fue muy alto.
En el horizonte, la Plataforma Estatal en Defensa de la Escuela Pública, integrada por los principales sindicatos y asociaciones de padres, prepara marchas conjuntas desde diferentes partes del Estado para confluir en Madrid.
Sin embargo, no todas las voces fueron tan optimistas. El colectivo de profesores Red Verde, por ejemplo, hizo notar que “aún no se ha parado nada ni el Gobierno ha dado marcha atrás en ninguna de sus medidas“. “Si admiramos tanto la huelga indefinida que han hecho en Baleares, ¿por qué no hacemos todos lo mismo?”, interpeló un portavoz. Y fue aún más lejos: “Tenemos que plantear seriamente una huelga de todos los servicios públicos. Paramos nosotros, paran los de Renfe, los de limpieza… vamos cada uno por nuestro lado como pollos sin cabeza y así nos derrotan a todos”, añadió.