11 de enero de 2013

El Gobierno multa a los indignados para 'concienciarles'

Público

El Gobierno ha justificado las multas económicas de hasta 300 euros que impone a participantes en las últimas manifestaciones de indignados en que sirven para "concienciar" a los sancionados en el respeto a las normas.
El Ejecutivo agrega que las sanciones son también un acicate para que los multados pasen a colaborar con las Fuerzas de Seguridad del Estado.
Así lo refleja el Ejecutivo en una respuesta parlamentaria al diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares, que preguntó por las sanciones administrativas que se generalizaban contra los manifestantes que protestan contra los políticos y otros estamentos.

La empresa de la que es consejero Juan José Güemes se queda con la gestión de los análisis clínicos que él mismo privatizó

Kaos en la red

El exconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid forma parte desde agosto del consejo de administración de la empresa sanitaria Unilabs, integrada en el grupo Capio. Unilabs acaba de comprar el 55% de la Unión Temporal de Empresas a la que el propio Güemes, siendo Consejero de Sanidad, adjudicó.
Unilabs acaba de comprar el 55% de la Unión Temporal de Empresas a la que el propio Güemes, siendo Consejero de Sanidad, adjudicó el servicio público de análisis en seis hospitales madrileños. Son los seis centros cuya gestión sanitaria quiere privatizar próximamente la Comunidad de Madrid.

Vacunas de Cuba y Brasil salvan miles de vidas en África, pero los medios solo hablan de las de Bill Gates

Rebelion

La “cooperación triangular Sur-Sur-Sur” consiste en que entidades de dos países del llamado Tercer Mundo se unen para ayudar a un sector de población necesitada de un tercer país también del Sur. Un ejemplo de ello es el apoyo para la vacunación contra la meningitis de millones de personas en varios países de África que, desde hace años, llevan a cabo Cuba y Brasil.
Esta iniciativa de Cuba y Brasil, aunque sin duda sorprendente –y relevante, por tanto, desde el punto de vista informativo- ha sido ignorada por la gran prensa de los países ricos, a excepción de algunas revistas especializadas.