4 de marzo de 2013

ENTREVISTA A HASIER ARRAIZ."Es posible crear un contrapoder relacionando la calle y las instituciones"



IÑAKI IRIONDO
Es difícil definirse a uno mismo y más si la pregunta se plantea a bocajarro al inicio de la entrevista. Hasier Arraiz se presenta como "un militante de la izquierda abertzale, bastante desconocido en el ámbito público pero...", pero reconocible de puertas para adentro. Lleva militando "más de media vida en diferentes estructuras políticas" y lo que le llevó a dar el paso es "probablemente la misma razón que en cualquier parte del mundo impulsa a cualquier persona a militar en una organización revolucionaria".
El hecho de que sea la persona más joven al frente de un partido, ¿tiene una lectura política?En la izquierda abertzale estamos intentando hacer un relevo generacional. Ha habido personas reconocibles en los últimos tiempos pero la ilegalización ha supuesto un paréntesis que ha hecho que personas que estaban trabajando internamente sean casi desconocidas a día de hoy. En el Congreso, ese relevo se ha hecho visible. Es un relevo parcial pero no es gente que venga de la nada, sino que ha estado trabajando en los diez últimos años.
También hay dirigentes muy identificables, que pueden llevar a que se diga que Sortu es lo mismo que Batasuna...

Nuevo mapa político en Bolivia




PABLO STEFANONI
El MAS, en el poder en La Paz desde 2006, reconfiguró Bolivia con profundas transformaciones socioculturales. Gracias a un manejo cuidadoso de la macroeconomía, altos índices de crecimiento, un nivel de reservas récord y mejoras en los índices de pobreza y desigualdad logró desarticular la oposición liberal-conservadora.
"Primero dijeron ‘este indio no dura más de seis meses’; ahora dicen ‘este indio se quiere quedar 50 años en el poder’”. Evo Morales suele resumir así la situación política boliviana, la visión que parte de las viejas elites tienen sobre él y las transformaciones en las relaciones de fuerza políticas operadas en los últimos siete años, desde que fuera elegido con un 54% de los votos y asumiera el 22 de enero de 2006 como el primer presidente indígena de Bolivia.

España, Catalunya y el fundamentalismo constitucional



JAIME PASTOR
El reciente rechazo en el Parlamento español a la Resolución en la que "se insta al Gobierno a iniciar un diálogo con el Govern de la Generalitat en aras a posibilitar la celebración de una consulta a los ciudadanos y ciudadanas de Catalunya para decidir su futuro", ha puesto de relieve una vez más la falta de voluntad política de los dos grandes partidos del régimen para responder democráticamente al reto planteado por una amplia mayoría de la sociedad catalana. Ni siquiera la actitud favorable a esa propuesta de los diputados y diputadas del PSC (salvo, como se sabe, Carme Chacón) ha hecho dudar a la dirección del PSOE de su cerrazón, sino que le ha conducido más si cabe a reafirmar su "E" de español y a amenazar a sus socios catalanes con la ruptura.