4 de abril de 2013

“Si en Corea del Norte mostramos debilidad, EEUU iniciaría un ataque al estilo de Libia”


“Si en Corea del Norte mostramos debilidad, EEUU iniciaría un ataque al estilo de Libia”

coreaAlejandro Cao de Benós, delegado especial de Corea del Norte en España.


Cada vez que la situación en la península de Corea entra en crisis, los medios europeos y americanos suelen llamar a la puerta de Alejandro Cao de Benós, el único representante occidental de Corea del Norte, natural de Tarragona. Funcionario del país asiático en calidad de delegado especial en el extranjero, Cao de Benós viaja hoy a Pyongyang, donde pretende permanecer hasta finales de abril, “siempre que no empiece la guerra, en cuyo caso me quedaré allí si así me lo ordenan”, asegura.
Estos días, los ojos de medio mundo se han posado sobre el país comunista tras su decisión de declarar el estado de guerra y de amenazar a EEUU y sus vecinos del sur con comenzar una “guerra total” en el caso de que estos disparen o avancen sobre territorio norcoreano. “Sin Corea del Norte no existirá el mundo”, advierte.
¿Cual es la situación ahora mismo en la península de Corea? ¿Es probable que estalle un enfrentamiento inminente?
La situación es muy crítica porque los Estados Unidos han movilizado submarinos nucleares y portaaviones, que están realizando maniobras de fuego real en la frontera. Por lo tanto, puede estallar el conflicto en cualquier momento, ya que el Ejército Popular está a la espera y tenemos la experiencia de cuál es la política imperialista de los Estados Unidos.

“La Justicia es heredera del franquismo”

“La Justicia es heredera del franquismo”PDFImprimirE-mail
Opinión / Actualidad Política
Escrito por Flor Ragucci   
Jueves, 04 de Abril de 2013 00:00
Josep Antoni Rodríguez Sáez, portavoz de la Asociación Jueces para la Democracia de Barcelona.
El magistrado señala que en España funciona un proceso de justicia diseñado en el siglo XIX que permite la estrategia dilatoria al infinito, lo que explica por qué no se avanza en el juzgamiento de los casos de corrupción del PP.
Cada día un nuevo imputado, cada día nuevos indicios que prueban más conexiones dentro de la gran telaraña de corrupción que atrapa a buena parte del gobierno español.

Hace ya más de cuatro años que se abrió la megacausa Gürtel y, del centenar de implicados, el único condenado fue el juez que la investigaba, Baltasar Garzón. ¿Qué pasa con la Justicia española? Según el magistrado y portavoz de la Asociación de Jueces para la Democracia, Josep Antoni Rodríguez Sáez, la ineficiencia del sistema judicial en este país se debe, en gran medida, a que todavía se utiliza el modelo del siglo XIX que regía durante el franquismo.
Y es verdad que, al entrar en el Juzgado de lo Penal 21 de Barcelona para dialogar con el juez Rodríguez Sáez, el mismísimo Kafka es quien parece llevarnos de la mano. Porque pese a que el diseño hipermoderno de las instalaciones judiciales y su pomposo nombre (“La ciudad de la justicia”) pretenden ocultarlo, el sistema obsoleto de la Justicia española se deja ver en cada pasillo, con pilas y pilas de carpetas acumulando casos sin resolver.
–Hace ya más de cuatro años que el juez Garzón inició la investigación del caso de corrupción Gürtel. ¿Por qué se alarga tanto el proceso?
–Hay varias razones. Por un lado, tenemos un proceso diseñado en el siglo XIX que todavía permite recurrirlo todo, con lo cual una de las partes puede mantener hasta el infinito una estrategia dilatoria y que le salga bien. Por otro lado, la administración de justicia ahora mismo sufre un gran colapso: entran más asuntos para resolver que la capacidad que tenemos de absorberlos. Es un embudo que existe desde hace quince años porque en este país no se invierte en Justicia. Esta es la única administración en España que no se ha modernizado desde la llegada de la democracia. Ya lo ves: miles de carpetas por todas partes, nada está informatizado, ¡no usamos ni el correo electrónico!

Mutuas y bajas laborales: Mirando al futuro


Mutuas y bajas laborales: Mirando al futuro

viernes, 22 de marzo de 2013

Grupo de Salud de Izquierda-Ezkerra

Recientemente se ha publicado en diversos medios de comunicación, un artículo de opinión sobre el proyecto de Real Decreto para el control de las bajas laborales de menos de un año de duración. Partimos de la base de que estamos de acuerdo con la mayor parte de los comentarios realizados por las tres personas firmantes del documento, como no puede ser de otra manera, en la medida en que no podemos aceptar una norma que atenta contra los derechos de los trabajadores y trabajadoras en relación al cuidado de la salud y que apunta a la privatización de servicios sanitarios, y en la medida en que estos comentarios son coincidentes con lo expresado por asociaciones sanitarias muy diversas, organizaciones sociales, sindicatos, grupos políticos y distintas personas y entidades.

Podría parecer que la norma está enfocada a solucionar situaciones absurdas como que, ante un politraumatismo severo o un proceso oncológico en tratamiento, la persona afectada o sus familiares tuvieran que ir al Centro de Salud cada semana para recoger un parte de confirmación. Pero, con la excusa de disminuir la burocracia en la tramitación de los partes de confirmación de bajas y de minorar molestias a profesionales sanitarios y a trabajadores enfermos, se abre una vía muy peligrosa hacia otros aspectos que poco o nada tienen que ver con la gestión de la incapacidad temporal con criterios clínicos. Tratar de disminuir la actual carga burocrática de los profesionales de atención primaria, estaría muy bien, más la posible intromisión de otros profesionales en la atención a sus pacientes, estaría muy mal pues haría desaparecer o ningunearía a quienes realmente están prestando una atención sanitaria cercana, imparcial, integral e integrada.