18 de abril de 2013

Navarra: fin de régimen tras años de saqueo








Navarra: fin de régimen tras años de saqueo
Pello Erdoziain · · · · ·
14/04/13





En Navarra se está asistiendo al fin del régimen implantado durante la Transición, el cual tenía como objetivo separar a las cuatro provincias de Euskal Herria peninsular. La actual situación de crisis económica, con el incesante aumento del paro, los recortes sociales, especialmente evidentes en la sanidad pública, la joya del "Reyno", y el saqueo de Caja Navarra, evidencian que ya nada volverá a ser como antes.

La habitual descripción de Navarra como un "cortijo foral", evidencia cuál ha venido siendo el modo de gobernar de los sucesivos gobiernos, desde el Partido Socialista de Navarra (PSN) a Unión del Pueblo Navarro (UPN). Desde que el PSN, con Gabriel Urralburu a la cabeza, ocupó, por primera vez, la presidencia del gobierno navarro, el robo de los recursos públicos ha sido constante. La coartada "que vienen los vascos", que en el imaginario navarrista es como decir: "que vienen los violentos", ha permitido al régimen mantener la fidelidad de un electorado socialmente atrasado e hipnotizado con la idea de una Navarra en peligro de ser fagocitada por sus vecinos del norte.

La abstención del PSN salva a Barcina de la moción de censura


La abstención del PSN salva a Barcina de la moción de censura
No ha habido sorpresas en el Parlamento de Nafarroa y la abstención del partido liderado por Roberto Jiménez ha propiciado que la moción de censura contra la presidenta del Gobierno foral, Yolanda Barcina, no salga adelante.
NAIZ.INFO|IRUÑEA|2013/04/18|IRUZKIN 1
20130418_barcina
La presidenta del Gobierno de Nafarroa, Yolanda Barcina, en el Parlamento. (Jaboga MANTEROLA/ARGAZKI PRESS)
La moción de censura contra Yolanda Barcina ha contado con 18 votos a favor, al sumar a los de Bildu (7) y Aralar-NaBai (6), los de I-E (3) y los parlamentarios no adscritos de Geroa Bai (2), insuficientes para su aprobación.
En contra se han contabilizado 23 votos –UPN (19) y PP (4)–, mientras que los 9 parlamentarios del PSN se han abstenido.
Hasta última hora los portavoces de Bildu y Aralar-NaBai han instado al PSN a modificar su postura y a apoyar esta iniciatiiva, a la vista de que Jiménez se ha sumado a la petición de dimisión de la presidenta del Ejecutivo.
El PSN, como había anunciado, se ha abstenido, lo que ha imposibilitado la aprobación de la moción de censura, la primera iniciativa de estas características que se ha presentado contra un presidente de Nafarroa.

La muerte de Julián Grimau: crimen legal e impunidad política

La muerte de Julián Grimau: crimen legal e impunidad políticaPDFImprimirE-mail
Nuestra Memoria franquismo y represión
Escrito por Francisco Erice   
Miércoles, 17 de Abril de 2013 00:00
manijuliangrimauEl de 1962 no fue, sin duda, un buen año para el franquismo. Por primera vez, una huelga, la iniciada por los mineros asturianos, ponía contra las cuerdas al gobierno, mientras la oposición no comunista se reunía en Alemania a invitación del Movimiento Europeo, encuentro éste que la dictadura, con su florida retórica, calificaría de “contubernio de Munich”.

Las acciones protagonizadas por las fuerzas antifranquistas dejaban, una vez más, al desnudo, la verdadera faz del régimen, su carácter antidemocrático y represivo, precisamente cuando éste se empeñaba en blanquear su imagen para hacer más llevadera a sus aliados occidentales la admisión en el selecto club de la Comunidad europea en construcción. En este contexto, el detallado informe de la Comisión Internacional de Juristas de Ginebra “El imperio de la ley en España” (diciembre de 1962) representaba, poco después, un nuevo y duro varapalo para la política exterior del Caudillo.
La detención en Madrid de Julián Grimau, el 7 u 8 de noviembre (hay dudas en la fecha exacta), era, en cambio, una excelente noticia para un régimen que había tenido pocas alegrías en ese año. Y sobre todo para quienes, fieles al “espíritu del 18 de Julio”, pensaban que se estaban dando demasiadas muestras de debilidad, pese a la dureza con que fue reprimido el rebrote huelguístico del verano o las medidas puestas en práctica contra los asistentes a Munich.
Grimau (Madrid, 1911) había militado en el Partido Republicano Federal y, desde octubre de 1936, era miembro del PCE. Visitaba España clandestinamente desde 1957, centrando sobre todo su actividad en Madrid. Antes, había pasado por el exilio latinoamericano y, desde 1947, fue recuperado por Santiago Carrillo para el trabajo en Francia, encargándose de dirigir el Equipo de pasos al interior. Domingo Malagón, el genial falsificador de documentos de identidad, que trabajo a sus órdenes, recuerda su petición de ser enviado a España para no actuar –decía Grimau- “como el capitán Araña”, embarcando a otros en riesgos que él no asumiera. En noviembre de 1963, tras varios años de tan peligrosa tarea, fue delatado por un camarada que se desfondó ante la Policía y que ni siquiera conocía su verdadero nombre.

La III República no puede ser una pieza de recambio para seguir manteniendo el estatus






La III República no puede ser una pieza de recambio para seguir manteniendo el estatus

Soltar amarras 


El enemigo de esa inmensa mayoría de afectados, hoy por la política del PP y ayer por la del PSOE, es el proyecto de construcción europea según los patrones del BCE, Bruselas y el FMI.





En Crónica Popular del día 28 de Marzo hay un artículo de Emilio Pizocaro que merecería, por su enjundia y realismo, ser objeto de una discusión monográfica en cualquier colectivo político o sindical que se precie todavía y siquiera nominalmente, de pertenecer a la izquierda. De la misma manera que ya en 1945 el Departamento de Estado de USA hablaba de poner en marcha una operación política para que después de Franco hubiese una Transición hacia una democracia con dos partidos, uno denominado socialista y otro llamado demócrata, los poderes económicos internos y externos, están preparando la salida tras el fin, por implosión, de la Transición o segunda restauración borbónica.

Dos cuestiones me preocupan desde hace mucho tiempo. La una es que todavía, para una gran parte de la izquierda, política, sindical u organizada en una gran variedad de colectivos y frentes de lucha, no se ha caído en la cuenta de que estamos ante una situación de emergencia, de estado de excepción generalizado que afecta a toda la estructura política y civil de la sociedad y que en consecuencia no se pueden mantener los esquemas de análisis y de lucha de hace una década. El régimen construido en la Transición ya es inservible para los poderes que la condujeron a su ámbito de influencia. El Estado construido en estos años carece no solo de legitimidad sino de legalidad porque se malsostiene a base de violarla permanentemente. Invocar desde esta situación al Estado de Derecho es un sarcasmo cuando no una broma de mal gusto. Estamos agarrados a una ficción. Y de la misma manera que Don Pedro de Portugal obligó a la nobleza lusitana a doblar la rodilla ante el cadáver coronado de Inés de Castro, seguimos reverencialmente confiando en que cualquier lance electoral, cambio de Gobierno o simplemente un incremento de votos pueda enderezar esta situación. Seguimos analizando, proyectando y actuando como si el Gobierno del PP fuese un accidente que tiene remedio a través de las urnas. Lo que está ocurriendo es la manifestación postrera de un proceso en el que los poderes oligárquicos del país han medrado en nombre de una quimera aceptada por el imaginario colectivo: el europeísmo según Maastricht. Pero también es la manifestación de que esa idea-mito ha agotado su capacidad de seducción.

Los impulsores de la ILP para la dación retiran su propuesta del Congreso ante la antitud del PP


Los impulsores de la ILP para la dación retiran su propuesta del Congreso ante la antitud del PP

ilpCOMUNICADO DEL GRUPO PROMOTOR DE LA ILP
Conocida la posición del Partido Popular en la ponencia de impulsar en solitario su proyecto de ley, las entidades promotoras de la ILP han decidido retirarla porque no recoge el contenido del texto presentado en el congreso.
Las entidades promotoras de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por la dación en pago retroactiva, la paralización de los desahucios y el alquiler social denuncian la voluntad del Partido Popular de aprovechar la tramitación parlamentaria de la ILP para desvirtuar las propuestas de esta iniciativa ciudadana.
La propuesta de “medidas urgentes para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social” desconoce las legítimas pretensiones de la ILP: dación en pago retroactiva; paralización de los desahucios que afecten a viviendas habituales de deudores hipotecarios y la posibilidad de que las personas afectadas puedan permanecer en sus viviendas en régimen de alquiler social.
La propuesta del PP supone una burla a los intereses de las personas afectadas por procesos de ejecución hipotecaria y a la sociedad en su conjunto. Una vez más, la efectividad del derecho a una vivienda digna consagrado en la Constitución española y en numerosos tratados internacionales de derechos humanos ratificados por el Estado español, queda supeditado a los intereses de las entidades financieras.