24 de abril de 2013

Mitos absurdos sobre el desempleo




Mitos absurdos sobre el desempleoNunca nos cuentan que se crea empleo cuando mejoran las condiciones y lo destruyen cuando las empeoran.
PASCUAL SERRANO 22/04/2013

Aumentar letra Reducir letra
Las reflexiones y argumentaciones en torno al paro por parte de políticos, prensa e incluso gran parte de la opinión pública, suelen arrastrar algunos tópicos absurdos y faltos de lógica. Por ejemplo, la argumentación de eliminar prestaciones sociales para que los beneficiarios no se acomoden en las ayudas y busquen trabajo. Es uno de los razonamientos esgrimidos el pasado 1 de abril por el gobierno de David Cameron para justificar una de las grandes operaciones de recorte del Estado de bienestar en el Reino Unido que contempla la reducción de ayudas a pisos de protección oficial, la limitación de los subsidios y la redefinición de la incapacidad. El ministro de Trabajo y Pensiones, Lain Duncan Smith, y el de Economía, George Osborne, insistieron en que las medidas son "justas porque incentivan el trabajo en lugar de la dependencia social”. El mismo día que se anunciaban estas decisiones, la oficina de estadística europea Eurostat hacía público el dato de que en la zona euro hay más de 19 millones de personas sin empleo. No hay que incentivar a la gente para que busquen empleos, aunque muchos no lo estén haciendo, una cifra de 19 millones muestra sencillamente que no lo hay. No es que existan millones de europeos que no tengan interés en trabajar. Si se les quitan ayudas vivirán peor pero no van a buscar con más ahínco trabajo, y aunque lo hicieran, seguirían encontrando los mismos puestos que ahora, ninguno.

Otro mito es el de la creación de puestos de trabajo por algunas empresas. Por ejemplo se ha dicho que la llegada de Mercadona a Euskadi crearía 1.000 empleos. Si así fuera es porque los ciudadanos vascos comprarían suficientes productos en esa cadena como para que se necesitara todo ese personal para distribuirlos y atenderles. Como de todos es sabido, los productos de Mercadona son de primera necesidad: alimentación, limpieza y aseo. Es decir, ya los están comprando los vascos sin que haya llegado la cadena valenciana. Y no van a comprar el doble cuando llegue. Esos puestos de trabajo ya existen y se encuentran en comercios que están vendiendo lo que pretende vender Mercadona. Si después los vende Mercadona es porque la población dejará de comprarlos donde lo hacía hasta ahora y se quedarán sin trabajo los que hoy los venden. De modo que lo único que sucederá es que, en el caso de que contraten a todo ese personal, un número similar de empleos se destruirán en otros comercios.

Juan Carlos de Bourbon y la familia virtual




Juan Carlos de Bourbon y la familia virtual
DOLORES DE REDONDO 15/04/2013

Aumentar letra Reducir letra
Nunca he entendido que a los okupas del palacio de La Zarzuela se les denomine familia real, porque en realidad se trata de la familia más virtual de este país. En este país, la familia real es aquella que no llega a fin de mes, la que día a día ve menguar la cesta de la compra, la que apoquina por los servicios esenciales que antes eran públicos o la chantajeada por una hipoteca leonina que debe al banco, que a su vez le saquea para pagar sus deudas. Como mínimo, existen 1.700.000 familias reales con todos sus miembros en paro.

Y mientras, la familia virtual disfruta de las prerrogativas propias de su estirpe, los beneficios que le conceden las leyes y los excesos a costa de los contribuyentes, que encima deben aguantar el sobrenombre de súbditos de Su Majestad.

Sólo Enredo, la famosa serie de televisión de los años setenta que parodiaba las telenovelas, podría estar a la altura del espectáculo grotesco, absurdo y deplorable ofrecido por el monarca y su troupe.

Por un proceso constituyente de todos y para todos

Por un proceso constituyente de todos y para todosPDFImprimirE-mail
Opinión / Actualidad Política
Escrito por Carlos Jiménez Villarejo / Gema Sanz Botey   
Martes, 23 de Abril de 2013 00:00
A muchos nos ha despertado gran interés la noticia de la iniciativa de Arcadi Oliveres y de Teresa Forcades. A lo largo de sus respectivas trayectorias, con su discurso y su activismo ideológico y social han mostrado, junto a miles de ciudadanos, la capacidad para impulsar una ciudadanía participativa capaz de promover un profundo cambio social y político ante el gravísimo deterioro de las instituciones democráticas, su creciente descrédito, y sobre todo las indignas condiciones de vida a que están sometiendo a millones de personas y familias.

No cabe duda de que es urgente crear un nuevo marco político y social que impulse alternativas a un Estado tomado por las oligarquías financieras con la entusiasta colaboración de políticos conservadores, catalanes y españoles. Para este fin, es muy positiva la iniciativa de Oliveres y Forcades. Pero, la apelación a un proceso constituyente es ya una realidad en España, como lo expresan las Mesas de Convergencia Ciudadana impulsadas por personas y organizaciones de la izquierda, que no coinciden necesariamente con los partidos de la izquierda real. Por ello, entendemos que todos estos esfuerzos deben generar alianzas sólidas con las fuerzas democráticas del conjunto del Estado sin división alguna.