14 de mayo de 2013

9 de mayo: la huelga general de la enseñanza por la retirada de la “ley Wert”





9 de mayo: la huelga general de la enseñanza por la retirada de la “ley Wert”

Hay una campaña contra la educación pública que comprende recortes, una contrarreforma legal, una serie de medidas complementarias y la nueva reforma universitaria. Las razones de fondo obedecen a motivos ideológicos y a la búsqueda de nuevos nichos de negocio. Sobre casi todo ello ya hemos hablado, pero los problemas siguen ahí y ante la continuidad de las agresiones se han convocado movilizaciones para los primeros días de mayo.
1. La lógica de la que parte el Gobierno es que hemos estudiado por encima de nuestras posibilidades, que para un mercado de trabajo precario no hay por qué invertir demasiado, que basta con formar a una élite en la “excelencia”. De ahí que el objetivo del gobierno del PP es reducir la inversión educativa del 4.6% al 3,7% del PIB, muy lejos del deseable 7% que dedican los países de nuestro entorno con mejores resultados. Ello producirá el consiguiente impacto en la calidad del sistema educativo (despido de profesorado, aumento de la ratio, recorte de la atención a la diversidad, de becas y de comedores, endurecimiento de las condiciones de trabajo, etc.); impacto solo aminorado por el esfuerzo del profesorado y  las familias comprometidas con la escuela pública.
2. El anteproyecto de ley de educación (LOMCE) es clasista, privatizador, confesional, antidemocrático y desahucia a una parte importante del alumnado al segregarlo de forma temprana hacía vías muertas. Lo más reciente ha sido el varapalo que ha recibido del Consejo de Estado. Esta institución es un cementerio de elefantes de la clase política y no el soviet de Petrogrado. Que una institución tan conservadora haya dictaminado contra la LOMCE indica que solo el ministro Wert está a la derecha del sentido común.
El Consejo dice que no entiende que la ley no vaya acompañada de una memoria económica que asegure su financiación; critica la pérdida de participación de la comunidad educativa; pide que Educación para la Ciudadanía sea obligatoria, como en otros países europeos; que no se debe discriminar al alumnado que curse religión, sin que puedan asistir a las clases alternativas que imparten valores éticos y sociales; no ve las subvenciones a centros que segreguen por sexo sin justificación y pide medidas académicas a favor de la igualdad; las comunidades bilingües son las que deben garantizar una proporción razonable de su lengua y el castellano; los exámenes externos, en su caso, tienen que realizarlos funcionarios públicos y no empresas privadas o profesores contratados.
Por último, reclama un gran pacto social que dé estabilidad al sistema educativo. Este punto es el más importante, porque un anteproyecto que no tiene ningún tipo de consenso de la comunidad educativa y sólo es defendido por el ministro de Educación más desprestigiado de la democracia, nace inevitablemente muerto

PROTESTA EN LA CAPITAL NAVARRA #RodeaElCapital: El pueblo rodea la Seguridad Social


PROTESTA EN LA CAPITAL NAVARRA

#RodeaElCapital: El pueblo rodea la Seguridad Social

Decenas de personas han rodeado este martes el edificio de la Seguridad Social de Pamplona en forma de protesta
NOTICIASDENAVARRA.COM - Martes, 14 de Mayo de 2013 - Actualizado a las 18:05h
¡vota!
 ¡comenta!
  • Mail
  •  
  • Meneame
  •  
  • Tuenti
  •  
  •  
  •  
#RodeaElCapital: El pueblo rodea la Seguridad SocialReproducir img
Decenas de personas han rodeado este martes el edificio de la Seguridad Social de Pamplona en forma de protesta.
(Youtube)
  • Reproducir

PAMPLONA. Decenas de personas han rodeado este martes el edificio de la Seguridad Social de Pamplona en forma de protesta.
Los organizadores, en una nota remitida a los medios, han destacado que "el PSOE retrasó la edad de jubilación a los 67 años con el apoyo de Patronal, UGT y CCOO. El PP da una nueva vuelta de tuerca: no revalorización de las pensiones, obstáculos a la jubilación anticipada, nuevo sistema para calcular las pensiones a la baja... La solución pasa por un sistema público de pensiones propio que garantice a hombres y mujeres una pensión digna".

LA LUCHA POR LA MEMORIA HISTÓRICA Des-Memoria y alienación







LA LUCHA POR LA MEMORIA HISTÓRICA

Des-Memoria y alienación

MANUEL ANXO FORTES TORRES
Miércoles 8 de mayo de 2013
Guardar este artículo en PDF Versión para imprimir de este documento
1. Historia y memoria colectiva
La percepción del tiempo es la base de nuestra identidad personal/1. Por eso, la historia viene siendo la memoria colectiva, la evocación de un pasado, del pasado de aquellos que “aparecen” en la historia (del pueblo que “aparece” en la historia). De modo que la percepción del tiempo histórico de una comunidad viene siendo la base de su identidad social, identidad como comunidad. Por eso, desde el siglo XIX, la historia fue parte esencial de la educación nacional en los nacientes estados-nación europeos/2. Se trata de construir nuestra identidad nacional construyendo nuestro pasado.
La memoria, pues, está en las raíces de nuestra identidad y se estructura simultáneamente a nivel individual y colectivo/3. Se puede decir que los historiadores son los grandes administradores de nuestra memoria colectiva/4. La cuestión es, por tanto, como se administra esa memoria.
Ahora bien, que la función inicial fuese la de “asegurar el orden” y la “pertenencia al grupo”, y, por tanto, la “identificación con el poder”, como representante que es de la sociedad, no quiere decir que no quepa una función crítica, una función de desvelamiento de esos mitos construidos y de buscar un conocimiento de los procesos de integración social y de los intereses subyacentes y de los verdaderos sujetos históricos actuantes. O sea, la alternativa a la memoria “domesticada” no es el olvido; es la recuperación-reconstrucción de una nueva memoria. Rechazar la memoria, además de imposible -siempre hay, por lo menos alguna- es abandonar la lucha en ese campo; es ceder la reconstrucción de nuestro pasado a los que ya nos estuvieron contando “sus historias” (haciendo “nuestra” “su memoria”). Rechazar la memoria sería como defender el analfabetismo, por estar en la conciencia de que la formación y el aprendizaje están orientados a la integración en la producción y a dotarnos de los recursos para cumplir las funciones que la economía requiere. También en la educación, como en la historia, la lucha está por la deslegitimación de toda comprensión funcional de las mismas: la única manera de disfrutar de la Historia es dejarla en libertad. El historiador tiene que estar en condiciones de dejar en libertad a la cosa de forma absoluta: pues sólo faltaría que estuviéramos pagando a un historiador para que nos explicara lo que a la casa Real o al BBVA o a Iberdrola les interesa que sea la revolución francesa o la crisis del 29, o .../5.