17 de mayo de 2013

Contra las agresiones fascistas y homófobas en Iruña

Naiz
Ante las agresiones homófobas y fascistas que han tenido lugar en Alde Zaharra y otros barrios de Iruñea –los últimos en fiestas de la Txantrea–, un centenar de representantes del movimiento popular ha realizado una comparecencia masiva para expresar su rechazo. Según han detallado, las agresiones se han dado en forma de ataques, golpes y palizas y han provocado la hospitalización de varias personas, lesiones físicas, así como una gran inquietud en los actos y espacios utilizados por el movimiento popular. «Estas conductas no son más que un obstáculo hacia el trabajo que realizamos desde diferentes ámbitos del movimiento popular para la construcción de otra Iruñea y una sociedad basada en otros valores», han destacado. En este sentido, han situado fuera del modelo de ciudad que contruyen y, por ello, han añadido que «no vamos a tolerar estas conducas ni a sus responsables». Además, han llamado a denunciar este tipo de agresiones y con ese fin han habilitado una dirección de correo electrónico: onartezina@gmail.com.

El legado thatcheriano

Amadeu Sanchís I Labiós (Mundo Obrero)
El 4 de mayo de 1979, el Partido Conservador Británico ganaba las elecciones legislativas, pero era algo más que una victoria electoral. Esa fecha suponía en la historia, el inicio de la contraofensiva de la derecha extrema occidental, que escondida tras los escombros de la II Guerra Mundial, había esperado agazapada a que llegara su momento: el momento de su venganza política contra la izquierda, de restituir sus privilegios de clase; el momento de dejar de esconder su colaboración con el fascismo; el momento de aplastar a la clase trabajadora.