25 de junio de 2013

Wert quitaría la beca al 40% de universitarios subiendo la nota a 6,5

RECORTES EN EL SISTEMA EDUCATIVO ESTATAL

Wert quitaría la beca al 40% de universitarios subiendo la nota a 6,5

El polémico ministro de Educación español, José Ignacio Wert, recibe hoy a los consejeros autonómicos para convencerles de dejar sin beca a los estudiantes universitarios que no alcancen el 6,5 de nota de acceso. Ocurre solo un año después de haber elevado este tope mínimo del 5 al 5,5, y lo defiende con su habitual estilo provocador: «Se les paga por estudiar y no es una exigencia exagerada». El 40% de los alumnos quedaría sin ayuda si prosperara la amenaza.
p002_f02_65901.jpg

R.S. | DONOSTIA
El pasado jueves, la Conferencia estatal de Rectores Universitarios reclamó al ministro de Educación, José Ignacio Wert, que renuncie a su idea de endurecer drásticamente los requisitos académicos para la concesión de becas, por ser «excluyentes». Pero Wert no solo no ceja, sino que endureció el tono ayer con descalificaciones a los estudiantes y a sus profesores. En su opinión, «en el caso de un estudiante de pocos recursos que se esfuerce y no llegue a ese 6,5 [de nota], la pregunta es si está bien encaminado o tendría que estudiar otra cosa».
La cuestión será abordada hoy en una reunión de la Conferencia General de Política Universitaria. Hace unos días, las autonomías -incluidas algunas del PP y el Gobierno navarro, de UPN- ya transmitieron a Wert su oposición a que para acceder a una beca de Bachillerato se exija un 6 de nota en cuarto de la ESO (este año se pedía un 5,5 y antes un 5). También suscita rechazo general que para beneficiarse de una ayuda universitaria en el curso 2013-14 el Ministerio proponga una nota media de acceso a la Universidad de 6,5 (este año ha sido un 5,5, y antes, un aprobado).

Marca España: impunidad y corrupción

Marca España: impunidad y corrupciónPDFImprimirE-mail
Opinión / Actualidad Política
Escrito por John Maynard   
Martes, 25 de Junio de 2013 06:09
Más de una vez se hemos escuchado esto como un chiste, una hilaridad más de las muchas que se pueden leer en cualquier comentario de cualquier foro: “Blesa sale en libertad, la fiscalía estudia imputar al juez”, marca España; “Aparecen varias escrituras que involucran a la Casa Real en varias compraventas de las que el Ministro de Hacienda no sabe nada”, marca España; “El tesorero del Partido Popular involucrado en una trama corrupta de alto nivel”, marca España.

…………Casi parece ya un acto de normalidad el mofarse del hedor que supura la marca España, por si no fuese suficientemente risible el acto de igualar un país a una marca comercial, nosotros decidimos rizar el rizo y hacer que nuestro país se parezca a Rumasa, en quiebra y corrupto.

…………Y es que últimamente la impresión que trasmite España es la de un país donde, si tienes los contactos adecuados, puedes hacer lo que quieras sin ninguna ley que te lo impida. ¿Evadiste capitales? Sin problemas: Montoro te amnistía. ¿Compraste bancos ruinosos a cambio de comisiones dirigiendo una caja de ahorros? ¡El culpable es el juez! ¿Montaste una trama corrupta para dar concesiones públicas a empresas amigas que te endulzan la mano? ¡La culpa es del juez también! ¿Robaste dinero de los parados? Pero si todo el mundo sabe que la culpa es del bedel… Y podríamos seguir así durante horas y horas.

El Sr. Rajoy es más Rajoy que ayer, pero menos que mañana

El Sr. Rajoy es más Rajoy que ayer, pero menos que mañanaPDFImprimirE-mail
Opinión / Actualidad Política
Escrito por Antonio Álvarez Solís   
Martes, 25 de Junio de 2013 00:00
El alma fallera valenciana actúa permanentemente. Tal maravilla de la jocundidad mediterránea debe lograrla el espíritu del ninot indultado de la cremá. Ese espíritu es el que muy posiblemente invadió al Sr. Rajoy cuando se fue a Peñíscola para presidir la convención regional del PP. Allí, quizá asistido por el terco espíritu del Papa Luna, concibió esta imagen de esperanza acerca de la situación española: «Este año será mejor que el pasado, pero será peor que el que viene». Yo imagino a los asistentes, ya desentendidos del discurso, entregados a buscar al cazador en la imagen trucada del árbol dibujado en la página de los acertijos, como solíamos en mi tiempo.

Y el Sr. Rajoy sentenció: «Los esfuerzos que está haciendo la sociedad española hay que hacerlos de manera intensiva y las recompensas llegan poco a poco». ¿Por qué esa seguridad en que llegarán esas recompensas, como afirma el jefe del Gobierno? Porque hay fe, que según el catecismo del Padre Astete es creer lo que no vemos. Recuerdo a un pegadizo y redicho acompañante de mi padre cuando iba sacando adelante un periódico que le entregaron casi con rigor mortis: «Mire usted, director, es seguro que sus éxitos irán tomando excremento». Ante todo, seguridad. Una de las cosas que más preocupaban a Franco era que los españoles debatiesen dubitativamente los resultados del Régimen en vez de leer los periódicos nacionales. Yo, por ejemplo, tomaba mi yogourt diario con la confianza puesta en la leyenda impresa en los envases: «Este yogourt está elaborado con la mejor leche de nuestros ganaderos». Lamentablemente esa frase tan confianzuda ha desaparecido.