26 de junio de 2013

Una Renta Básica para garantizar la existencia material de la población


Una Renta Básica para garantizar la existencia material de la población 


 



Este mes de mayo la UE ha registrado la cifra más alta de desempleo desde 1995. Más de 25 millones de parados, lo que supone una tasa del 12,2%. Y en cuanto al paro juvenil, son ya más de 5,6 millones de parados menores de 25 años. Son por lo tanto frecuentes estos días algunas declaraciones institucionales pidiendo que se necesitan soluciones para el paro juvenil y que se deben aplicar medidas. Normalmente son medidas que rememoran el trabajo esclavo, como las que recomendó al actual gobernador del Banco de España hace pocos días.
Lo que sí sería una medida efectiva y contundente contra la pobreza y en favor de la existencia material de la población es la iniciativa ciudadana europea para conseguir una renta básica garantizada para toda la población, sin condiciones ni test de ingresos. La propuesta de la renta básica (RB) no ha tenido ningún tipo de publicidad en los principales medios de comunicación.
Distintas organizaciones de diversos estados como Alemania, Francia, Austria, Gran Bretaña, Holanda, Bélgica, Italia y el Reino de España iniciaron esta iniciativa ciudadana europea que espera obtener un millón de firmas para que se haga un estudio de viabilidad al respecto por parte de la Comisión Europea.

¿En lontananza se otea la República y el PSOE mueve ficha?

¿En lontananza se otea la República y el PSOE mueve ficha?PDFImprimirE-mail
III República III República
Escrito por Enric Sopena   
Miércoles, 26 de Junio de 2013 00:00
Dicen en la Zarzuela que la crisis es la culpable de los “abucheos” a la Familia Real, cada vez más numerosos. Afirma un portavoz de la Casa del Rey a El Mundo: “Es la reacción de la calle contra el poder, no contra la Monarquía”. Monumental estolidez ésta. La Monarquía es un poder inequívoco. Como es un poder el propio Juan Carlos I, nada menos que Jefe del Estado español.

“La persona del Rey, inviolable”
Y según la Constitución vigente: “La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a su responsabilidad”. De modo que el Rey está por encima de las leyes y de la mismísima Justicia. Literalmente, y de acuerdo con la Carta Magna de 1978, “corresponde al Rey el mando supremo de las Fuerzas Armadas”, aunque de hecho sea el presidente del Gobierno quien tenga a sus órdenes a las Fuerzas Armadas.
37 años largos en el Trono
En fin, que de un Rey, aunque constitucional y parlamentario -como es el monarca actual, que lleva 37 años largos en el Trono- no puede decirse que no es un poder en sí mismo. Negarlo es una afrenta a la ciudadanía, lo diga quien lo diga por muy portavoz que sea.
Los privilegios
Los privilegios de la Corona han sido, y continúan siendo, abundantes. Y escasamente corregidos, a pesar de las presiones que se han hecho desde la opinión pública para que la Monarquía se comporte con una muchísimo mayor transparencia y una mayor también austeridad.

Las luces más brillantes en la noche más oscura

Las luces más brillantes en la noche más oscuraPDFImprimirE-mail
Opinión / Actualidad Política
Escrito por Agustín Moreno   
Miércoles, 26 de Junio de 2013 00:00
Turquía y Brasil, primavera de 2013. Parque Gezi en Estambul, transporte de Sâo Paulo y otras ciudades. Contra la privatización de un espacio público o la subida del transporte. Masas de indignados se empoderan en las calles: cientos de miles en Turquía, más de un millón en Brasil, contra la injusticia y las desigualdades. Participan especialmente los jóvenes y esta puede ser una de las principales consecuencias políticas: que se empiezan a preguntar por sus condiciones de vida, ausencia de trabajo y de expectativas para el siglo XXI. Una nueva forma de intervención que desconcierta al poder político tradicional.

No cuentan con el apoyo de los partidos tradicionales ni de los sindicatos, no tienen medios ni recursos económicos, pero son capaces de ocupar espacios de gran simbolismo y poner en jaque a gobiernos desconcertados. No ceden ante la represión, que tiene que aumentar la violencia para intentar acabar con ellos, generando dinámicas de acción-reacción de difícil final, cuando hay muertos, heridos y detenidos. Utilizan los nuevos medios de comunicación y las redes sociales para llamar a la revuelta y mantenerla activa: han salido de Facebook y han hecho temblara a los palacios. Rechazan la manipulación política y las tentativas violentas de pequeños sectores, a veces con infiltración policial.