6 de julio de 2013

¿Qué celebran? Sigue la destrucción y precarización del empleo

Alejandro Inurrieta (lamarea.es)
El paro registrado en junio de 2013 por el Servicio Público de Empleo (SEPE, antiguo INEM) muestra una fotografía cada vez más desoladora del mercado laboral en España. Hasta las voces más entregadas al Gobierno no han tenido más remedio que replegar la alegría y algarada que se desencadenaron en mayo. Afirmar que “es el mejor mes de junio desde que existe el registro”, como han hecho algunos, no resiste un análisis riguroso, puesto que los sucesivos cambios metodológicos invalidan la comparación hacia atrás. Es muy importante desgranar las cifras con rigor estadístico, utilizando series homogéneas, datos adecuados y la periodicidad estandarizada. Como ya ha señalado EL MONO POLÍTICO, la Encuesta de Población Activa (EPA), que realiza el Instituto Nacional de Estadística, es mucho más fiable como indicador del mercado laboral y es comparable con el resto de países europeos. Habrá, pues, que esperar a la próxima EPA para medir con rigor la situación laboral en España.