7 de julio de 2013

¡Si es que escriben como rojos!

Dolores de Redondo
¡Qué insensatos son los comunistas! Andan jugando con Mundo Obrero y después se quejan, cuando saben de sobra que estas cosas las carga el diablo (rojo, claro). Desde su fundación en 1930, miles de personas, camaradas y no camaradas, han entregado sus vidas o han sufrido tortura y cárcel por editar, distribuir o poseer Mundo Obrero.