13 de agosto de 2013

El auténtico programa electoral del PP

El auténtico programa electoral del PP

por Rafael Silva Martínez
Martes, 13 de Agosto de 2013 05:54
Compartir redes sociales
Vota este articulo
(0 votos)
  • tamaño fuente reducir tamaño fuente aumentar tamaño fuente 
  •  
El auténtico programa electoral del PP
A la luz de los datos, los indicios y las experiencias que estamos sufriendo desde que el Partido Popular gobierna en España, creo que podemos establecer de una forma más o menos clara cuál es su auténtico programa de gobierno, es decir, las medidas que de verdad nos proponen para nuestro país.
Durante la última campaña electoral de 2011, se esforzaron en difundir unos mensajes de cara a la ciudadanía que para nada constituyen su auténtico ideario, sino que eran una mezcla edulcorada y engañosa entre las medidas que a la gente le gustaba escuchar, más el oportuno disfraz de sus auténticas intenciones.

Ese mensaje caló entre un sector, digamos a caballo entre la ignorancia y el hartazgo de las políticas del compañero de bipartidismo, el PSOE, y todo ello, unido a la injusta Ley Electoral instaurada en nuestro país, nos condujo al panorama actual, donde la mayoría absoluta del PP lastra todas las iniciativas de la oposición, e imponen a sangre y fuego sus recortes, sus Decretos y sus criterios. Iremos entrando brevemente en cada uno de los capítulos de la política nacional, donde a estas alturas, se ponen claramente de manifiesto las intenciones y los propósitos ocultos del PP. En primer lugar, un desprecio absoluto a la democracia y a la participación ciudadana, que se plasma en la eliminación de representantes públicos, en la reducción de su sueldo, en la reforma de las Administraciones Públicas (sobre todo la Administración Local), y en no tener en cuenta las propuestas ciudadanas, y sus manifestaciones en contra de la política dominante.

Una nómina de Bárcenas pone en evidencia la versión contada por Rajoy ante el Congreso

Una nómina de Bárcenas pone en evidencia la versión contada por Rajoy ante el Congreso

nominabarcenasNaiz
Luis Bárcenas siguió percibiendo un salario del PP, después de que este partido llegará a La Moncloa. El diario ‘El Mundo’ ha publicado en la portada del domingo una nómina del extesorero del PP correspondiente a mayo de 2012 cuando las elecciones se celebraron en diciembre del año anterior.
El pasado 1 de agosto, Mariano Rajoy aseguró en el Congreso que «cuando yo llegué a presidente del Gobierno, el señor Bárcenas ya no estaba en el partido».
Sin embargo, el documento publicado por este diario demostraría que el extesorero del PP tenía un contrato laboral «con un salario de 255.600 euros anuales y las correspondientes retenciones».
Bárcenas permanece encarcelado desde el 27 de junio.

El único pacto posible es un proceso constituyente hacia la III República

El único pacto posible es un proceso constituyente hacia la III RepúblicaPDFImprimirE-mail
III República III República
Escrito por Sara Doval Pérez   
Sábado, 10 de Agosto de 2013 07:26
El hecho republicano, no consiste sólo en elegir libremente al jefe de estado cada cuatro años, repúblicas las hay derechonas, como buen ejemplo de ello es el partido conservador en EEUU, o la que solicita nuestra falange abiertamente antimonarquica.Los herederos de esa oligarquía franquista, que no murió si no que se transformaron en demócratas, pueden traer una república para sorpresa de muchos "republicanos" convencidos.

La cuestión es abordar abiertamente y sin complejos la chapuza del 78, una cosntitución obsoleta con unos derechos de cartón que ya no sirve para camuflar la supuesta democracia que nos quisieron vender.
No es democrático que nuestra constitución permita que los poderes economicos de este país, con nombres y apellidos como Botín, o marcas como la TROIKA manden en nuestras vidas sin haberlos elegido nadie, y tengamos que soportar a un PPSOE vendidos a su juego sucio, por tanto será acertado pensar que la soberania del pueblo no está en el congreso sino en la calle, en las casas, en los comercios... en los ciudadanos en definitiva.
Los españoles incautos esperan que la "crisis" termine para que las aguas vuelvan a su cauce, miestras tanto nos meten por goleada un proceso des-constituyente: eliminar derechos de ese mal trecho estado de bienestar.Nosotros, mientras aguantamos en el colchon familiar a que la tormenta escampe, observamos absortos como los monarquicos planean traer a Felipe VI para intentar maquillar un cambio descafeinado del sistema para tranquilizar al pueblo que clama un cambio, pero no este, precisamente. A los hechos me remito: el sistema está dejando filtrar los escandalos del rey para traer a Felipe, que haya caido el "tabu" de hablar de la monarquia no es casualidad. Mientras, Juan Carlos se aferra a su trono, sabe que si abdica a favor de su hijo perdería su inmunidad ( el rey no es responsable de sus actos) y quizá los escandalos que estan por salir le sienten en un banquillo.