20 de agosto de 2013

IU-ICV propone que el autoconsumo permita recuperar gratis durante 12 meses excesos vertidos a la red

IU-ICV propone que el autoconsumo permita recuperar gratis durante 12 meses excesos vertidos a la red

La Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) ha registrado, para su debate en el Pleno del Congreso, una proposición no de ley en la que pide al Gobierno que impulse el autoconsumo energético
 | 19 Agosto 2013 - 17:15 h.
La Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) ha registrado, para su debate en el Pleno del Congreso, una proposición no de ley en la que pide al Gobierno que impulse el autoconsumo energético con balance neto mediante una regulación que permita recuperar el exceso de producción vertida en la red sin tener que pagar nada por ella durante doce meses, y que no haya peajes por la energía autoconsumida.
La iniciativa de la diputada Laia Ortiz, que recoge Europa Press, parte de la premisa de que promocionar el autoconsumo permitiría, además de reducir las emisiones contaminantes y mejorar la balanza comercial al reducir la dependencia energética, la creación de unos 5.700 puestos de trabajo directos en cinco años con un volumen de instalación de 400 MW anuales, según los cálculos de la Plataforma para el Impulso de la Generación Distribuida y el Autoconsumo Energético.
Además, el Estado obtendría unos retornos por la actividad económica generada --recaudación de impuestos y ahorro por desempleo-- de 300 millones de euros, "evitándose además, el desembolso de más de 130 millones en importaciones energéticas", añade la diputada catalana.

Guerra, terror y escarmiento: homenaje a una obra clandestina de Miguel Sánchez-Ostiz

Guerra, terror y escarmiento: homenaje a una obra clandestina de Miguel Sánchez-Ostiz

POR IGNACIO AYESTARÁN ÚRIZ - Lunes, 8 de Julio de 2013 - Actualizado a las 14:03h
(33 votos)
 ¡comenta!
  • Mail
  •  
  • Meneame
  •  
  • Tuenti
  •  
  •  
  •  
Pensar las mentiras, los secretos, las trampas y las verdades clandestinas es una de las tareas de un intelectual. Uno de estos deberes es escribir, recordar y explicar cómo en este rincón de Europa un 18 de julio de 1936 empezó una historia que no fue una guerra civil, ni un simple golpe de Estado, sino una guerra de exterminio, un sistema totalitario que se propuso el fin de toda una época y el inicio de un silencio sepulcral. Miguel Sánchez-Ostiz lo ha hecho en su último libro, titulado El Escarmiento y publicado por una editorial pequeña pero llena de fuerza como Pamiela.
A pesar de tener un narrador principal, tenemos ante los ojos una obra coral, principalmente por el testimonio directo de muchas de las víctimas y de sus descendientes. Es un libro vivo y directo, una llamada entre la novela, el ensayo, la historia y la biografía, que denuncia y supura dolor, un libro de batalla pero con una calidad magistral a lo largo de sus quinientas páginas.
Sirvan las siguientes líneas como homenaje a este escritor proscrito de los círculos del poder y de las timbas de los premios oficiales y también como reflexión sobre una época y de lo que somos, nosotros, hijos e hijas de una democracia amnésica, construida e hipotecada sobre las fosas y las simas de la brutalidad. Para ello, he organizado este artículo en cuatro secciones:
1) Exterminio y escarmiento;
2) La sonrisa de Franco y la burla con los escarmentados;
3) La literatura clandestina y la Cultura de la Transición; y
4) Biopolítica del escarmiento y democracia.

El 10% de bajada en los salarios

El 10% de bajada en los salariosPDFImprimirE-mail
Opinión / Actualidad Economía
Escrito por Juan Fco. Martín Seco   
Domingo, 18 de Agosto de 2013 00:00
Tras los enormes errores cometidos en América Latina y el sudeste asiático, el Fondo Monetario Internacional (FMI) agonizaba; pero, mira por dónde, la crisis económica vino a reanimarlo y a otorgarle un protagonismo que creía definitivamente perdido. Cambio tan brusco ha provocado, a su vez que su comportamiento sea irregular y espasmódico. En ocasiones, no parece el FMI de siempre, cuando reconoce que en los países del sur de Europa, y más concretamente en los casos de Grecia y Portugal, se ha extralimitado con la política de recortes, generando efectos contrarios a los perseguidos, o cuando exhorta a Alemania a una política más expansiva.