13 de septiembre de 2013

El ataque neofascista pone en escena a la plataforma España en Marcha

Bertran Cazorla (lamarea.com)
Su desunión y fragmentación en facciones que mantenían discrepancias bizantinas es uno de los factores que se suelen enumerar para explicar por qué los grupúsculos ultraderechistas españoles no han salido de la irrelevancia en las últimas décadas. Hace unos meses, sin embargo, que algunos de estos grupos más destacados han encontrado la mejor herramienta para superar estas divergencias: un enemigo común. Es el soberanismo catalán. Frente a él, La Falange-FE (uno de los varios grupos que reivindican la herencia del partido fundado por José Antonio Primo de Rivera), Democracia Nacional, Alianza Nacional, Nudo Patriota Español y el Movimiento Patriota Español-Acción Juvenil Española han comenzado a organizar actos conjuntos bajo el paraguas de una nueva plataforma, la España en Marcha.

El Gobierno pierde una demanda contra la colocación de la tricolor en Donostia

Naiz.info
Los hechos se remontan al 14 de abril de 2012. Coincidiendo con el aniversario de la proclamación en 1931 de la República en el Estado español, la Junta de Gobierno local aprobó la colocación en el balcón central de la bandera con las franjas horizontales roja, amarilla y morada. Este tipo de iniciativas son habituales coincidiendo con conmemoraciones de diversa índole. En lo que va de legislatura se ha colocado en esa misma balconada banderas como la de Palestina, la del Sahara o la del Tíbet, entre otras.