Cientos de personas han participado en el homenaje de este sábado
Manos temblorosas, voces entrecortadas, emoción en los ojos y una medio sonrisa en la cara. Este cúmulo de actitudes respondían al homenaje que Miranda de Arga ha realizado este sábado a los fusilados y represaliados en la Guerra Civil española.
La celebración ha ocupado casi toda la mañana. La primera en hablar ha sido la alcaldesa, María Teresa Iradiel, quien también participaba y lo ha dejado claro en su discurso como nieta de uno de los 28 fusilados de Miranda de Arga. Además, el homenaje también iba dirigido a los otros tres falcesinos que descansan en el cementerio de Miranda.